ENTREVISTAS Elvira Geurts presidenta de la asociación de artesanía Amata: “Hemos creado un pueblo artesano virtual como alternativa a las ferias”

Elvira Geurts presidenta de la asociación de artesanía Amata: “Hemos creado un pueblo artesano virtual como alternativa a las ferias”

La presidenta de la Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata), Elvira Geurts
La presidenta de la Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata), Elvira Geurts

La Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata) ha creado un pueblo artesano virtual (www.puebloartesano.es) ante la cancelación de todas las ferias de artesanía y mercados temáticos a causa de la pandemia de coronavirus. La presidenta, Elvira Geurts, señaló que en estos momentos los ayuntamientos “no se atreven” a organizar estos eventos aunque están en disposición de ofrecer las mismas medidas de seguridad que en los mercadillos ambulantes.

Esta iniciativa pretende ser un punto de encuentro entre el público que busca auténtica artesanía y aquellos que la producen. Por eso, no solo hay tiendas online, sino también talleres abiertos al público y espacios para dar clases virtuales y organizar exposiciones u otros eventos.

-¿Cómo ha afectado la pandemia a la artesanía?

-La mayoría de artesanos con los que trabajamos dependen de sus ventas en las ferias para sobrevivir. Pero desde que empezó la pandemia en marzo solo hemos hecho una feria en la localidad madrileña de El Molar cuando habitualmente organizamos unas 20. Salió fenomenal, cumplimos con todas las medidas y el público nos comentó que se sintió seguro. Aunque el número de visitantes descendió un 70% respecto al año pasado, las ventas solo cayeron un 9%. Eso significa que hay un público muy interesado en la artesanía, que agradece la celebración de estas ferias. 

-¿Qué situación están atravesando los artesanos?

-Ya hay muchos artesanos que se han buscado un trabajo porque no tienen ingresos desde marzo. Hay pocas ayudas porque casi todos son autónomos. La situación es muy, muy difícil.

-¿Qué problema presenta organizar estas ferias ahora?

-Los ayuntamientos tienen mucho miedo de montar cualquier tipo de evento. Sin embargo, montan mercadillos semanales en los que las medidas de seguridad son iguales o incluso menos estrictas que las nuestras. Ahora íbamos a celebrar una en Alicante pero se ha cancelado por la subida de los contagios.

-Y ustedes trabajan únicamente con los ayuntamientos…

-Los ayuntamientos nos contratan y nosotros ofrecemos un paquete completo, tanto para ellos como para nosotros, que incluye una buena publicidad. Remitimos notas de prensa a los medios, instalamos la cartelería y las difundimos en las redes sociales porque es importante que el público que busca artesanía se entere de nuestras actividades y venga para que se mantengan.

-¿Qué les diferencia?

-El problema está en que hay muchos organizadores de ferias, sobre todo de mercados temáticos, que ofrecen la organización gratuita a los ayuntamientos. Pero si el ayuntamiento no paga, es el artesano quien debe hacerlo y no todos pueden permitírselo. Por eso, se da entrada a cualquier persona que pueda pagar. Como consecuencia, los artesanos de verdad que pagan por estar se encuentran a veces al lado de puestos en los que se ofrece mercancía comprada en China…

-En la provincia de Teruel han organizado varias...

-Aunque nuestra sede está en la localidad alicantina de Alcalalí, nos movemos por toda España, allí donde los ayuntamientos quieren una feria de artesanía auténtica. Hemos hecho en Albarracín, Estercuel, Albentosa o Calamocha, aunque la más establecida es la de Monreal del Campo (Artemon), que este año tampoco se ha hecho. 

-Este Pueblo Artesano Virtual, ¿es una alternativa a las ferias presenciales?

-Desde Amata, que cuenta con unos 150 asociados y un millar de colaboradores, hablamos de la posibilidad de crear un pueblo artesano de verdad en Alcalá de Júcar (Albacete), donde pudieran montar sus talleres y abrirlos al público. Con la llegada de la pandemia, pensamos en hacerlo virtual. Durante este tiempo, nos comunicamos por internet con los artesanos solicitando ideas y la creación de una tienda online fue la petición mayoritaria. Pero hay muchas páginas en internet que ofrecen artesanía, aunque no son los propios artesanos los que venden en ellas. Nos parece una buena idea, pero no queremos que sea una tienda más, queremos ofrecer algo diferente. 

-¿Qué podemos encontrar en el pueblo?

-Los artesanos querían compartir sus conocimientos y su amor por la artesanía con el público y, sobre todo, dar la garantía de que todo lo que venden esté hecho con sus propias manos. En el Pueblo Artesano Virtual, los artesanos abren sus talleres al público, para que se vea con cuanta habilidad, paciencia y cariño hacen sus piezas. No sólo hay tiendas online, sino también espacios para dar clases virtuales y tutoriales y para organizar exposiciones u otros eventos especiales relacionados con nuestra artesanía de autor.

-¿Cuál es el próximo paso?

-Tenemos muchas limitaciones económicas y técnicas, pero el pueblo está en constante crecimiento. Ahora hay 40 talleres y algunos conectan con la tienda del artesano. A partir del 1 de enero, queremos reunirlas a todas para que con un solo carrito se puedan adquirir productos de varias. Los que estén buscando un regalo especial, pueden contactar con nosotros y buscaremos quien se lo haga.

La presidenta de la Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata), Elvira Geurts
La presidenta de la Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata), Elvira Geurts
La presidenta de la Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata), Elvira Geurts
La presidenta de la Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata), Elvira Geurts
La presidenta de la Asociación para la Mejora de la Artesanía Tradicional y Actual (Amata), Elvira Geurts