TERUEL El 77% de los 403 turolenses fallecidos por la pandemia tenían 80 o más años

El 77% de los 403 turolenses fallecidos por la pandemia tenían 80 o más años

Atención a un paciente en la UCI del Obispo Polanco de Teruel. Antonio García
Atención a un paciente en la UCI del Obispo Polanco de Teruel. Antonio García

La provincia de Teruel ha superado la barrera de los 400 muertos por covid-19, con un total de 403, nueve de ellos se han notificado en la última semana, según la última actualización hecha por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón con los datos hasta este miércoles, 24 de febrero. Se trata de los mismos decesos que la semana anterior.

El 77% de los turolenses fallecidos por la pandemia tenían 80 o más años. Entre los 80 y los 89 años han muerto 181 personas y los de 90 a más años han sido 128. Además, otros 56 tenían entre 70 y 79 años (14%); fallecieron 28 personas de edades comprendidas entre los 60 y 69 años, ocho tenían entre 50 y 59 años  y dos, entre 40 y 49 años. Menores de 40 no ha habido ningún deceso por el momento en la provincia. 

En Aragón, se han registrado desde el inicio de la pandemia 3.286 fallecimientos por covid, 50 de ellos en la última semana, con una mediana de edad de 86 años. Por provincias, se han notificado 2.402 decesos en Zaragoza (34 en la última semana), 457 en Huesca (cuatro más que el miércoles anterior) y 403 en Teruel.

Aragón, que acumula desde el inicio de la pandemia un total de 107.198 casos confirmados (13.030 en la provincia de Teruel), 1.457 de ellos en la última semana. Por provincias, 72,6% de los casos residen en Zaragoza, 15% en Huesca y 12% en Teruel. La mediana de edad es 45 años.

Asimismo, 97.710 aragoneses han recibido ya el alta epidemiológica.

Reducción de la incidencia

Aragón sigue manteniendo una tendencia descendente en los contagios de covid-19, con una incidencia acumulada de 99 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días este miércoles, una cifra sensiblemente inferior (un 26% menos) a la tasa de 135 casos que se registraba el mismo día de la pasada semana. En el caso de la provincia de Teruel el descenso ha sido del 44% ya que se ha pasado de 218 casos por 100.000, el 17 de febrero, a 122 este miércoles. 

La provincia de Huesca tiene una tasa de 70 casos por 100.000 habitantes a 7 días (72, la semana anterior) y la de Zaragoza, de 100 (135 el miércoles anterior).

En cuanto a las capitales, Zaragoza tiene 108 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días; Teruel tiene una tasa de 165 casos; y Huesca presenta una incidencia de 66 casos.

Estos datos consolidan el descenso en la curva epidémica de esta cuarta oleada para la Comunidad aragonesa.

Otros indicadores experimentan también una tendencia descendente que indican un retroceso en la evolución de la pandemia. El índice de reproducción básico a los 7 días (el número promedio de casos que cada sujeto infectado puede llegar a infectar en una semana) se sitúa en 0,73. Asimismo, la positividad global de pruebas diagnósticas es del 9%.

Respecto al seguimiento de los contactos a diez días, los datos siguen reflejando el incremento de los casos registrados en las últimas semanas. De este modo, en estos momentos se está realizando seguimiento a un total e 4.229, frente a las 6.445 personas de la pasada semana. Como referencia, en el pico de la tercera oleada, el pasado mes de noviembre, se llegó a seguir a 24.297 personas.

La cifra de ingresos en los centros hospitalarios aragoneses también desciende en los últimos días, de modo que en estos momentos la ocupación de camas en planta por enfermos covid es del 9% del total de capacidad (12% la semana anterior) y de un 34,6% de las camas de cuidados intensivos (38% la semana anterior).

Atención a un paciente en la UCI del Obispo Polanco de Teruel. Antonio García
Atención a un paciente en la UCI del Obispo Polanco de Teruel. Antonio García
Atención a un paciente en la UCI del Obispo Polanco de Teruel. Antonio García
Atención a un paciente en la UCI del Obispo Polanco de Teruel. Antonio García
Atención a un paciente en la UCI del Obispo Polanco de Teruel. Antonio García