Valencianos

Os echamos de menos. No os podéis imaginar cuánto. Cuando esto pase, que será más pronto que tarde, deberíamos marcar un día para celebrar todos los años un reencuentro con los vecinos.

El confinamiento perimetral de la Comunidad solo nos permite recibir turistas de Zaragoza y de Huesca. Y vienen, y muchos han descubierto Teruel gracias a que tienen los movimientos limitados, pero nada que ver con lo que pasará cuando nos abran totalmente.

Los grandes atractivos turísticos de la provincia, especialmente de la capital y su zona de influencia, siguen cerrados a cal y canto porque no compensa abrirlos para el flujo turístico actual.

En las estaciones de esquí ni se plantearon tener actividad si no se abría el confinamiento territorial.

Muchos restaurantes limitan sus aperturas y lo mismo pasa con hoteles de la provincia, a los que todavía no les salen los números.

Siempre hemos sido conscientes de que la Comunidad Valenciana, especialmente la gente de Castellón y de Valencia, han sido nuestro principal  sustento para el turismo en buena parte de la provincia, pero esa realidad ha quedado más patente que nunca desde que apareció la covid.

Es verdad que cada día -hasta que llegó el virus- crecían los turistas de Madrid, o de Cataluña o de otras comunidades, aunque nunca con el apabullante número de nuestros vecinos.

Y lo mismo pasa en los pueblos. Cientos de segundas residencias, también especialmente en la parte sur de la provincia, tienen la llave echada porque los valencianos no pueden venir. Vinieron en verano, volvieron a llenar las calles y cuentan los días que faltan para regresar.

¿Y nosotros? Pues igual. Con ganas de que nos permitan viajar y volver a convertir la playa del Puerto Sagunto en la playa de Teruel o ir a Jávea, a Benicassim o a Alcocéber.

Porque nosotros echamos mucho de menos a los vecinos, pero seguro que ellos a nosotros también. 

Porque siempre hemos sido vecinos y, con nuestras cosas, siempre hemos tenido una excelente relación.

Valencianos y valencianas: os echamos de menos y solo queremos volver a veros por aquí. Ojalá que sea a partir de mayo.