BAJO ARAGÓN Alcañiz licita un estudio para decidir por qué modelo de gestión del agua opta

Alcañiz licita un estudio para decidir por qué modelo de gestión del agua opta

Alcañiz toma el agua desde el embalse de Calanda, de donde se deriva el agua de abastecimiento a ocho localidades del Bajo Aragón
Alcañiz toma el agua desde el embalse de Calanda, de donde se deriva el agua de abastecimiento a ocho localidades del Bajo Aragón

El Ayuntamiento de Alcañiz ha licitado la redacción de un estudio comparativo sobre las diferentes fórmulas de gestión del agua en la ciudad: de forma directa, a través de una empresa mixta participada por el consistorio o gestión externalizada. El contrato ha salido a licitación por un importe de 14.900 euros (impuestos no incluidos), que se financiarán con cargo a la partida del presupuesto de 2021.

El equipo de gobierno PSOE-Cs-Ganar quiere tener disponible el estudio “a finales del verano”. Con el diagnóstico final en la mano y la comparativa de los tres sistemas “podremos sacar conclusiones y decidirnos por alguna de las tres”, enfatizó el teniente de alcalde del Ayuntamiento, Javier Baigorri. A partir de ahí, “nuestra intención es que el nuevo modelo de gestión del agua esté acordado a finales de año”. No obstante, sea cual sea la opción elegida, su puesta en funcionamiento todavía tardará unos meses más en realizarse. Y es que si se elige la gestión directa habrá que realizar una reestructuración de la plantilla municipal y la creación de un nuevo servicio. Si la opción es la creación de una empresa mixta o la externalización con una especializada, se tendrá que publicar un pliego de condiciones e iniciar un procedimiento de licitación.

El pliego para encargar el estudio responde a la búsqueda de una solución definitiva al modelo de gestión del agua en la ciudad, que se encuentra en situación de excepcionalidad desde que el 25 de mayo de 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) declarara nula la prórroga del contrato firmado en 2012 con la empresa Aquagest (ahora Aquara), que se había prolongado durante 29 años más. 

Según fuentes municipales, desde que se dictó la sentencia, el Ayuntamiento ha realizado "acciones" para ejecutarla y para establecer un nuevo modelo de gestión, aunque han pasado ya cuatro años desde entonces. Una de esas "medidas" consistió en encargar un estudio sobre el estado de las infraestructuras locales, de la red hidráulica y de saneamiento, y otra ha sido la redacción de este pliego, que llega al ecuador del mandato de gobierno iniciado en 2019.

Precisamente fue la denuncia que presentó ante los tribunales de justicia Izquierda Unida (que ahora concurre bajo las siglas de Ganar) la que puso contra las cuerdas el contrato con la actual Aquara en 2012. La operación denunciada por IU había supuesto para el Ayuntamiento la inyección de 2,6 millones de euros por parte de la empresa, una financiación encubierta que ahora el Ayuntamiento tiene que devolver.

El estudio

El Ayuntamiento pondrá a disposición de la empresa que resulte la ganadora del contrato un Plan Director de Infraestructuras que redactó para analizar el estado de la red hidráulica y de saneamiento, un reglamento de funcionamiento interno del servicio y un inventario de las infraestructuras disponibles.

Según el pliego, el objetivo es analizar cuál de los tres modelos sería el más adecuado para Alcañiz, hacer un diagnóstico del estado del servicio y realizar un dimensionamiento del personal asignado tanto en dedicación plena como parcial. En caso de que la opción elegida fuera la gestión directa, este dimensionamiento servirá como base para la modificación de la RPT municipal, mientras que si se optara por modalidades de gestión mixta y de concesión, la empresa contratista tendrá que hacer una valoración tanto a la plantilla mínima de la empresa mixta o concesión como de la estructura de la concesión para el control del servicio. 

Tarifas

Por otra parte, también se exigirá a la contratista un estudio del marco tarifario y su evolución para garantizar el equilibrio financiero, así como un estudio de viabilidad comparativo de las tres opciones de gestión. En este sentido, se calculará la viabilidad de una empresa mixta o de una concesión de servicios con una duración de 10 años. Igualmente, la concesionaria también deberá realizar un análisis de las inversiones necesarias y, si las opciones más adecuadas son la creación de una empresa mixta o la gestión externa, la contratista tendrá que elaborar los pliegos de licitación.

Oferta económica

De las propuestas presentadas, la Mesa de Contratación valorará con hasta 60 puntos aquella oferta que sea más económica y puntuará con hasta 30 puntos la propuesta técnica, en la que se incluirá el plan de trabajo y el mayor contenido y amplitud de la documentación técnica, económica y jurídica. Igualmente, se concederán otros 10 puntos si se proponen mejoras sin coste para la administración que estén relacionadas con el contrato. 

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcañiz, Javier Baigorri, comentó que “la ley de contratos nos exige hacer un estudio comparativo de modelos de gestión antes de decidirnos por uno de ellos. La prórroga con Aquara se había declarado nula a través de una sentencia del TSJA, porque el pliego de licitación de la época anterior -durante la alcaldía de Carlos Abril- no preveía que el contrato pudiera continuar”, comentó. En este sentido, “con ese precedente, lo que tenemos que hacer es un estudio comparativo de los tres modelos posibles, que son: gestión directa, externalizada o por medio de empresa mixta”. Así las cosas,  añadió el teniente de alcalde, “lo que hemos hecho es sacar un pliego para contratar una empresa que sea la que lo redacte”.

Según el responsable municipal, el equipo de gobierno ha considerado “preferible” realizar el encargo a “una empresa especializada en lugar de que sean los servicios técnicos municipales” los que lleven a cabo el estudio definitivo. No en vano, “la idea es analizar la situación, el dimensionamiento del servicio con todos los modelos posibles, el estudio del marco tarifario y un estudio de viabilidad de las posibilidades de gestión disponibles”.

La deuda, pendiente de pago

Otra cuestión aparte es la deuda con la empresa Aquara que tiene contraída el Ayuntamiento de Alcañiz, toda vez que la sentencia del TSJA anula el contrato de 29 años que se tenía que haber firmado y, por ende, el Ayuntamiento ha de retornar lo que la empresa había adelantado. “Estamos procediendo a solventar esa cuestión, y estamos negociando con la empresa, analizando el cuadro de financiación para ver cuál es la situación”, añadió el concejal.

Alcañiz toma el agua desde el embalse de Calanda, de donde se deriva el agua de abastecimiento a ocho localidades del Bajo Aragón
Alcañiz toma el agua desde el embalse de Calanda, de donde se deriva el agua de abastecimiento a ocho localidades del Bajo Aragón
Alcañiz toma el agua desde el embalse de Calanda, de donde se deriva el agua de abastecimiento a ocho localidades del Bajo Aragón
Alcañiz toma el agua desde el embalse de Calanda, de donde se deriva el agua de abastecimiento a ocho localidades del Bajo Aragón
Alcañiz toma el agua desde el embalse de Calanda, de donde se deriva el agua de abastecimiento a ocho localidades del Bajo Aragón