aragóndigital.es
Síguenos en...
Martes, 23 de abril de 2019
COMARCAS

21/1/2019

Mas Blanco cuenta con el primer Museo de las Masías y de la Memoria Rural

Recartografías recuerda además el centenario de la sociedad de socorro La Humanitaria
Redacción
imprimir
Momento de la inauguración del Museo de las Masías y la Memoria Rural de Mas Blanco por la antigua masovera, Felisa Bertolí, que emigró con 16 años
Momento de la inauguración del Museo de las Masías y la Memoria Rural de Mas Blanco por la antigua masovera, Felisa Bertolí, que emigró con 16 años

La Asociación Cultural Recartografías inauguró este sábado el Museo de las Masías y la Memoria Rural de Mas Blanco, en San Agustín.  el primero dedicado a las masías. El museo se ubica en la antigua casa de la maestra de Mas Blanco. Además conmemoró el primer centenario de la sociedad de socorro, La Humanitaria, que crearon los masoveros de Mas Blanco. Recartografías en los últimos años está rehabilitando los edificios públicos cedidos por el Ayuntamiento de San Agustín y que estaban abandonados para que vuelvan a tener vida a través de las actividades culturales que se programan. 

La inauguración del Museo de las Masías y la Memoria Rural de Blas Blanco corrió a cargo de un antigua masovera de Blas Blanco, que emigró a trabajar a Barcelona de sirvienta cuando tenía 16 años, Felisa Bertolí, lo que fue el sino de la despoblación de las masías y del medio rural. San Agustín cuenta con más de 20 barrios de los que solo media docena están habitados y lo están con apenas dos personas en cada uno de ellos, según informó el alcalde de San Agustín, Juan Robles.

Mas Blanco es un buen ejemplo de ello. Esta habitado desde hace una quincena de años por solo una familia inglesa, los Ford. Mark Ford confesó que está encantado con vivir en Mas Blanco y que le gusta mucho más que Inglaterra. Señaló que conoció España y con ello Mas Blanco, donde rehabilitaron una casa, a través de su hermano.

Felisa Bertolí recordó sus vivencias de cuando era niña en Mas de las Matas y como para ir a estudiar a la escuela de San Agustín tenía que emplear una hora caminando. Felisa se marchó a Barcelona ante la falta de posibilidades económicas de su familia para poder estudiar, que es lo que más le gustaba, y porque tenía a su entonces novio y luego su marido, Gaspar Linares, trabajando también en la ciudad Condal. Gaspar emigró de otro barrio de San Agustín, donde era pastor, a la ciudad Condal en 1953 para trabajar de dependiente de una tienda, recordó. El matrimonio nunca perdió el contacto con sus raíces masoveras, ya que cada año asisten a la romería de la fiesta de Pradas y actualmente su hijo, vecino de Barcelona, ha rehabilitado una casa para segunda residencia. Felisa señaló que antes las casas de barrio eran blancas y por eso se llama Mas Blanco y actualmente las casas tienen la piedra sacada en las fachadas. 

La inauguración del Museo de las Masías y la Memoria Rural de Mas Blanco contó con numeroso público, principalmente de miembros de Recartografías, una asociación que no tiene ánimo de lucro y que se ha dedicado a la recuperación de edificios públicos como fue en primer lugar la escuela, reseñó el presidente de la asociación, Antonio Valera Lozano. “El proyecto de Recartografías se inició en 2012 a través de la Universidad de Valencia sobre pueblos abandonados. En 2014 comienza la actuación de rehabilitación en San Agustín con el acuerdo de custodia que se hace con el Ayuntamiento para destinar los edificios públicos para usos culturales”.

La escuela de Mas Blanco, que fue construida por los vecinos del barrio para que los niños tuvieran escuela, se cerró en los años setenta del siglo pasado, 1974. El 17 de enero de 2016 se reabrió la escuela de Mas Blanco como centro de interpretación.

Desde entonces Recartografía ha seguido rehabilitando edificios como la casa de la maestra, que se inauguró reconvertida en Museo de las Masías y la Memoria Rural de Mas Blanco, el antiguo horno  de pan y un cubo que fue utilizado como trujal para la uva y que ahora acoge una aventadora de mediados del siglo pasado recuperada del propio Mas Blanco y que servirá para explicar el ciclo de cereal. 

El Museo de las Masías y de la Memoria Rural de Mas Blanco, dijo el investigador y promotor de Recartografías, Luis del Romero, cada habitación está dedicada a una temática. Una habitación recrea una tienda de 1968. Otra habitación recrea un cuartel de la Guardia Civil en 1947 y de un Ayuntamiento. En este espacio se explica el acontecer de las masías con los maquis y el Decreto Ley de Represión del Bandidaje y del Terrorismo. Otro espacio es para un consultorio y farmacia de 1950. Otro espacio es una vivienda masovera por dentro donde no falta el hogar con los utensilios de cocina y, por último, el centro de visitas donde hay utensilios varios, mapas e información sobre rutas turísticas. 

También se pueden comprar camisetas o algún recuerdo que ayudan a financiar las rehabilitaciones que está haciendo Recartografrías en Mas Blanco sin ningún animo de lucro. La asociación descarta poner servicios de restauración y alojamiento para que de esta manera los visitantes utilicen los existentes en San Agustín y den vida al pueblo, que tiene una población de  125 habitantes.

La próximas rehabilitación que va a acometer la asociación valenciana Recartografías es un edificio que recogerá las colectividades agrarias que hubo en los años treinta del siglo pasado, donde destacó el sindicato de la CNT.

La Humanitaria

En la jornada festiva y de recuerdos de Mas Blanco destacó también la conmemoración del centenario de la sociedad de socorro La Humanitaria. 

Una pancarta en el edificio del Museo de las Masías y la Memoria Rural de Mas Blanco recordaba el acontecimiento: “Primer centenario de La Humanitaria 1919-2019”. Los estatutos de La Humanitaria estaban expuestos en la antigua escuela de Mas Blanco donde se podían leer y consultar.

El profesor e investigador, Luis del Romero, señaló que los estatutos y las actas que se encontraron tiradas en un corral de Mas Blanco, milagrosamente conservadas, recogen que el 20 de enero de 1919 varias familias de masoveros de San Agustín fundaron una sociedad de socorro mutuo ante el notario de Teruel. Pertenecieron a ella hasta 100 personas de una decena de masadas de la zona, y sirvió para cubrir gastos médicos, gastos de entierros o asistir a viudas o huérfanos. Funcionó hasta 1967 y “permitió que los masoveros tuvieran cierta calidad de vida y previsión para cuando tuvieran problemas imprevistos”. Romero “pero sobre todo es importante porque rompe el mito de que el masovero era una especie de ermitaño que vivía aislado, más allá de los bureos. Esto demuestra que tenían cierta capacidad organizativa y sentimiento de pertenencia común”. 

Por último, en la jornada de inauguraciones en Mas Blanco hubo visitas guiadas por grupos y se finalizó con un almuerzo popular. 

Portada de Hoy

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net