aragóndigital.es
Síguenos en...
Jueves, 21 de marzo de 2019
TERUEL

15/3/2019

La Escuela de Hostelería celebra sus 25 años con un almuerzo solidario al que se suma la ciudad

Un total de 60 personas de diversos ámbitos asistieron a la comida, elaborada por antiguos alumnos
Cruz Aguilar
imprimir
Los alumnos, durante la elaboración de una de las carnes en las cocinas
Los alumnos, durante la elaboración de una de las carnes en las cocinas
Fotoreportaje

Platos clásicos y cocina de vanguardia se entremezclaron este miércoles en las cocinas de la Escuela de Hostelería de Teruel, donde 60 personas, entre los que había representantes de diversos ámbitos de la sociedad turolense, disfrutaron de un almuerzo solidario. Este evento supone el acto central de la celebración del 25 aniversario del nacimiento del centro educativo, que abrió sus puertas en el curso 1993-1994. 

Los encargados de preparar el ágape solidario fueron un total de 17 exalumnos de diversas promociones. En estos 25 años han pasado por el centro educativo un total de 2.747 personas. Ha sido un semillero de cocineros y jefes de sala que, tras cursar sus estudios allí y en muchos casos completar la formación en el extranjero, hoy están al frente de importantes establecimientos, tanto dentro como fuera del territorio turolense.

Los 60 comensales, divididos en seis grupos de diez personas, recorrieron todas las instalaciones y aulas del centro para probar los dos entrantes, los cuatro segundos y los dos postres. 

La consejera de Educación, Cultura, y Turismo del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, indicó que la escuela ha marcado “un hito” y “es un referente a nivel nacional”. Añadió  que en estos 25 años la profesionalidad del alumnado, lograda con la formación,  ha contribuido a mejorar la percepción de calidad por parte de los turistas que visitan Teruel. 

La responsable del Gobierno de Aragón específico que la reconversión del antiguo conservatorio como sede de la Escuela Oficial de Idiomas permitir a habilitar un salón de actos y varias aulas polivalentes que podrán ser usadas tanto por la Escuela de Hostelería de Teruel como por la Escuela de Bellas Artes. Con esta medida se pretende paliar el déficit de espacios que tienen en el centro dedicado a la formación de hosteleros.

Reencuentros

Fue una jornada de reencuentros, puesto que algunos de los antiguos alumnos no habían vuelto a pasar por el centro turolense desde que obtuvieron el título. Pero también sirvió para poner cara a varios de los cocineros que los profesores siempre  ponen como ejemplo en las clases. Los exalumnos, entre los que había estrellas Michelin y galardonados a nivel nacional e internacional en varias áreas, enseñaron con su buen hacer en la cocina y la sala el porqué son un modelo a seguir. El director de la Escuela de Hostelería de Teruel, Manuel Marqués, destacó la gran sintonía que hubo durante toda la mañana entre los chavales y los ex alumnos.

Los encargados de recibir a los invitados eran Daniel Yranzo e Ismael Ardid, que interpretaron un pastel salado de pescado, muy típico de la hostelería de los 90 y que ahora, como ellos mismos explicaron, ha dado paso al ceviche: “Esto es una mezcla entre ambas cosas”, apostillaron.  Yranzo y Ardid reconocieron que en la Escuela de Hostelería pasaron algunos de sus mejores años y a muchos de ellos les sirvió para encontrar su vocación. Yranzo destacó la importancia que tuvo la escuela para “encauzar” su “energía hacia algo provechoso”. Añadió que la formación que recibieron en Teruel les ha posibilitado desarrollarse profesionalmente.

Todos los ex alumnos estaban encantados por participar en la preparación de un cumpleaños tan especial y algunos de los que no actuaron como maestros de ceremonias se apuntaron para degustar los platos. Es el caso de Carolina Martín, que regenta el establecimiento de comida para llevar La Perola y que estaba encantada tanto con el menú como por poder ver viejas caras conocidas.

Durante el periplo, los participantes recorrieron diversas dependencias, como la bodega, donde Raúl Igual, que actualmente es profesor de la Escuela, les explicó cómo fabrican vino y brandy en una tinaja que con anterioridad se usó para hacer pruebas en El Bulli sobre maduración de vinos.  

En la sala de catas los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer algunas de las múltiples utilidades que Carlos Ferruz, profesor del aula de cocina La Zarola, en Zaragoza, le da no solo a la borraja, sino también a sus hojas.  

Uno de los platos que más sorprendió a los comensales fue el preparado por Javier Yzuel y Jorge Gracia, que demostraron una nueva forma de degustar tanto el huevo como el jamón o el tomate.

Tradición e innovación

Los encargados de preparar el suculento menú fueron exalumnos del centro que, distribuidos por parejas, diseñaron el plato y buscaron una bebida para complementarlo. Daniel Yranzo e Ismael Ardid se ocuparon del Pastel de trufa de Sarrión con chicharrones que se acompañó de un vino manzanilla Pasada Pastora servidos en la plaza del Ayuntamiento. La Explosión líquida de huevo y jamón con humo de tomate de Jorge Gracia Ochoa y Javier Yzuel fue el otro de los entrantes, que se acompañó de un vino Care Nouveau. Los pescados corrieron a cargo de las parejas formadas por Carlos Ferruz y Rocío Fernández y Pilar Iglesias y Raúl Igual, que elaboraron Cigala con borraja, tocino ibérico y azafrán (maridada con cerveza Ámbar) y Merluza en Salsa Verde (Viña Gravonia Blanco), respectivamente.

Por su parte David Boldova e Iván Campos reinterpretaron un solomillo a la baturra y lo presentaron con vino Pavlos. El ternasco de Aragón, que no podía faltar en el almuerzo conmemorativo, compuso el último de los entrantes, cuyos responsables fueron Samuel Moreno y Arturo Aparicio, quienes ofrecieron para beber el vino Michelada Aragonesa.  Los postres fueron dos de los clásicos que aprenden los alumnos en el centro, aunque reinterpretados, el Crepe Suzette 2.0, servido con un Bull y el Cóctel Tiramisú, acompañado por una bebida del mismo nombre. Se ocuparon de su preparación Carla Sabio y Rocío Cebrián, por un lado, y los hermanos Luis y Jorge Estopiñán. Una fiesta final, con Óscar Vicente Lázaro al frente, en el comedor del centro cerró la actividad.

Portada de Hoy

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net