aragóndigital.es
Síguenos en...
Martes, 18 de junio de 2019
CULTURA

27/3/2019

El Tenorio Mudejar se propone recuperar la calle con un elenco totalmente renovado

Andrea Galve y José Miguel Talavera serán Doña Inés y Don Juan en el montaje de Siglo XIII Teatro
Miguel Ángel Artigas
imprimir
Imagen del Tenorio Mudéjar que se representó en 2014, con el salón de actos del Palacio de Congresos y Exposiciones como escenario. Archivo /?M. A. A.
Imagen del Tenorio Mudéjar que se representó en 2014, con el salón de actos del Palacio de Congresos y Exposiciones como escenario. Archivo /?M. A. A.

Teruel recuperará su Tenorio Mudéjar y lo hará según la concepción original que ideó la compañía Siglo XIII Teatro en 2010, la de una obra popular que se celebre en la calle durante el 31 de octubre, fechas a las que tradicionalmente está ligada la obra escrita por José Zorrilla. 

Con la turolense Andrea Galve y José Miguel Talavera, de Castellón, como Dona Inés y Don Juan, Siglo XIII Teatro quiere comenzar de forma inminente el proceso de selección del resto del elenco, 17 personajes con texto, para renovarlo por completo con respecto al que participó en la última representación, en 2017. En breve Adolfo Barrio, director de la compañía, hará públicas las fechas de los casting, con la idea de que los actores tengan tiempo suficiente para preparar los papeles y empezar los ensayos a partir de junio. 

El objetivo de Adolfo Barrio es que el Tenorio Mudéjar se represente el 31 de octubre en la plaza del Ayuntamiento, con la fachada del edificio como escenario y el balcón haciendo las veces de casa de Ana de Pantoja. “Creo que puede ser otro de los fines de semana emblemáticos de la capital turolense”, explica el director. “Se celebraría el mismo día y a pocos metros de la fiesta de Halloween que se hace en el Torico, pero no con ánimo de competir, sino de complementar”. El modelo en que se basa el proyecto es el de Guadalajara o Alcalá de Henares, donde la representación del Tenorio en la calle es una de las citas importantes de la agenda cultura. “Es verdad que en Alcalá el proyecto es mucho más ambicioso, porque los cuatro papeles principales son siempre actores famosos de televisión, pero la filosofía es la misma”.

La decisión última dependería del Ayuntamiento que se conforme tras las próximas elecciones, aunque Barrio confía en que haya buena predisposición.

La celebración del Tenorio y de Halloween simultánea se complementaría a su vez, al día siguiente, con el Día de las Ánimas, una vieja tradición turolense que se recuperó el pasado año con vocación de continuidad. 

Siglo XIII Teatro tiene proyectado visitar al menos cuatro colegios con parte del elenco para representar algunas de las escenas. “Ya lo hemos hecho en Zaragoza y es sorprendente la reacción de los niños, las preguntas que hacían después y lo que duraba el coloquio. Para ellos es algo completamente nuevo y no consiste precisamente en manejar el movil”. 

Siglo XIII Teatro tiene previsto iniciar de forma inminente los casting y la selección de los 17 personajes con texto que restan por adjudicar. “Queremos hacer una obra con mucho rigor y con nivel, así que vamos a pedir a los actores que tengan mucho talento”. “No será necesaria experiencia”, matiza Barrio, “porque me he llevado grandes sorpresas con actores noveles y de gran talento, pero queremos un elenco capaz de representar una gran obra, de Teruel o de fuera de Teruel”. 

Don Juan y Doña Inés

Los papeles que ya se conocen son los dos protagonistas, Don Juan y Doña Inés. El primero lo interpretará José Miguel Talavera, un joven de Castellón de 30 años, que lleva diez años actuando, tiene experiencia como actor de cine y televisión, y en dirección y actuación en teatro, y es además conocido por haber dado vida a Diego de Marcilla durante la última edición de las Bodas de Isabel. 

Por su parte Andrea Galve tiene 19 años y hace tres empezó  a trabajar con Adolfo Barrio. Es turolense, estudia Pedagogía en Valencia y se declara “teatrera” por encima de todo y una auténtica enamorada del trabajo escénico.

Ambos actores consideran todo un reto, por sus particularidades, dar vida a la pareja protagonista de Don Juan Tenorio. “Llevo un tiempo sin hacer teatro y tengo muchísimas ganas, aunque reconozco que estoy algo nerviosa”, admite Andrea. “Inés es dulce, reprimida y muy sufriente por Don Juán, y yo soy todo lo contrario. Será un reto ponerme en la piel de alguien tan diferente a mí, pero me apetece mucho”. 

Tampoco José Miguel Talavera tiene mucho en común con Don Juan, a quien considera alguien “bastante machista” y “de los que piensan que el fin justifica los medios”. Según Barrio, el Don Juan es una de las obras que en mayor medida se configuran en torno a un solo personaje, por lo que “buena parte de la responsabilidad recae en el actor que lo interpreta”. En ese sentido, José Miguel asume el reto sabiendo que ofrece garantías. “Soy de construcción lenta”, explica el actor, “siempre me cuesta mi tiempo hacer mí el personaje, así que mi intención es preparar bien los ensayos con los actores más cercanos. Pero también es verdad que aunque un personaje como Don Juan tenga una psicología muy clara, su forma de ser está condicionada por los demás. No tiene sentido construir un seductor enamorada sin tener muy claro cómo es esa enamorada”. 

Barrio, Galve y Talavera coinciden plenamente que la adaptación turolense al Tenorio, escrita originalmente en 1844, goza de total pertinencia. Por dos cuestiones principales; la conveniencia de reivindicar el teatro clásico y que los temas que trata, lejos de estar anticuados, son mucho más actuales de lo que parece. 

El Tenorio habla sobre las relaciones entre hombres y mujeres que se han heredado del romanticismo, y en muchos sentidos proporcionan mensajes que siguen teniendo vigencia. “El Tenorio es lo peor”, asegura Barrio. “Él mismo dice que necesita una hora para seducir a una mujer, dos horas para poseerla y cinco minutos para olvidarlas”. 

Andrea Galve opina que “en función de la puesta en escena puede parecer un montaje desfasado, pero es verdad que estos temas, el amor y las relaciones, son siempre actuales”. El director de Siglo XIII Teatro solo pondría un pero al desarrollo del argumento de la obra, “y es que Don Juan finalmente se redime a través del arrepentimiento, y esa lección no me parece muy constructiva, porque equivale a decir que puedes hacer lo que te de la gana y que si al final de tu vida te arrepientes no pasa nada”. 

Pero es que además el Don Juan, por más que los cánones teatrales contemporáneos han superado alguna de sus particularidades, es uno de los grandes textos del teatro español. “Esta obra va a ser muy importante, porque hay que devolver el teatro clásico a la gente”, explica Andrea Galve. “Yo tengo 19 años y lo conozco porque me lo han enseñado, y es importante seguir enseñando a los jóvenes y los niños el teatro clásico, porque es como más se disfruta”. 

Coincide con ella José Miguel, para quien el Tenorio “es una de esas obras por las que pasa todo actor, o por las que debería de pasar como formación para conocer el teatro clásico”. “Sin embargo”, matiza el castellonense, “su puesta en escena es muy compleja porque si no se lleva a cabo como toca puede ser una obra totalmente aburrida y desastrosa”. 

No le falta razón, ya que el Don Juan Tenorio tal y como lo concibió José Zorrilla dura en torno a tres horas y media. “Nunca se ha representado entera en el siglo XX”, asegura Barrio, quien dice que aunque su adaptación del Tenorio Mudéjar recorta sensiblemente la obra, dejándola en dos horas y media, “todavía tenemos que cortar más para dejarla en dos horas”. 

La finalidad es darle agilidad y un ritmo compatible con los gustos del espectador de teatro contemporáneo. “Eso es algo que ocurre con todas las funciones de teatro clásico, pero hay muchas escenas que pueden recortarse e incluso suprimirse”, afirma Barrio.

De calidad

El Tenorio Mudéjar comenzó a representarse en Teruel en 2010. Durante las tres primeras ediciones respetó la concepción original de Siglo XIII Teatro de representarse en la calle, en la plaza Seminario en concreto. El primer año llovió, y el tercero un fuerte viento hizo que la afluencia de público se redujera y la representación se resintiera considerablemente porque el aire se metía en los micros. Desde entonces, entre 2013 y 2017, la obra se representó en sala; en el Palacio de Exposiciones y Congresos y también en el Teatro Marín. “Sin embargo no era lo que queríamos, porque el Tenorio en sala es una obra de teatro más, y nuestro obejtivo es que sea mucho más que eso, llueva, nieve o haga frío”, asegura Adolfo Barrio. El director de la compañía ve la plaza del Ayuntamiento como la ubicación más indicada, “porque está mas resguardada de cara al frío, permitiría utilizar la Escuela de Arte para ubicar el control y podríamos utilizar el balón del Ayuntamiento como la casa de Ana de Pantoja”. Es consciente de que representar la obra en un escenario urbano “multiplica por diez mi trabajo, el de los actores y el de todos los que participen, pero es la manera de hacer realmente importante tal y como lo concebimos”.

El Tenorio Mudéjar se recuperaría además tras un año sin representarse en Teruel, “ya que en 2018, por el 800 aniversario de la Leyenda de los Amantes, estimamos que era oportuno representar otra de las leyendas universales”, como es la de Romeo y Julieta, que escenificó la compañía el 15 de diciembre en el Teatro Marín. 

Portada de Hoy

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net