aragóndigital.es
Síguenos en...
Viernes, 19 de abril de 2019
CULTURA

13/4/2019

El cantante turolense David Civera presenta su nuevo trabajo: “Nuestro problema es que nos cuesta ponernos en la piel de los demás”

"Me cuesta confiar en los líderes políticos. Faltan más referentes como Nelson Mandela", dice
Miguel Ángel Artigas
imprimir
Portada del nuevo disco
Portada del nuevo disco

Empatía es el título del nuevo trabajo de David Civera, un EP compuesto por cinco temas que salió el viernes a la venta en el que el turolense consolida la vuelta de tuerca que inició en 2016 con su duodécimo disco, 15 Aniversario, que incluía temas como Yo no soy un canalla, con letras más maduras y un mensaje positivista que pone énfasis en valores como el respeto y la diversidad. 

El disco sale al mercado mes y medio después de publicarse el primer single, Mundo diverso, un canto a la diversidad cultural a ritmo de reggaeton cargado de buena voluntad. Empatía define mejor que ningún otro término aquello a lo que Civera quiere dar altavoz con su música. El cantante no reniega de ninguno de sus grandes éxitos pero admite que con la madurez artística uno puede permitirse el lujo de ser cada vez más libre componiendo, aunque también conlleva la asunción de mayores responsables. Civera está obsesionado con el mundo que vamos a dejarles a los que vengan después, y la música sigue siendo el medio en el que mejor se desenvuelve para expresarlo. 

- Hábleme del nuevo disco. ¿Qué es lo que vamos a encontrar en Empatía?

- Es un punto de inflexión importante en mi carrera que empecé en 2016 cuando grabé con la Sinfónica de Teruel Qué caprichosa es la vida. Para mí ha sido volver a conectar con lo que soy en esencia, intentando agradecer al público 20 años de carrera, haciendo canciones para ellos más que para mí mismo. Por eso el disco se llama Empatía, porque trato de ponerme en la piel de todos ellos. Hay canciones como Mundo Diverso, que salió como single hace algunas semanas, que habla sobre todo de diversidad, de respeto, del pensar en el prójimo al margen de razas y colores, de valores y de amor a la tierra; El niño que fui es una regresión hasta ese punto que hizo que me dedicara a la música hace dos décadas; también está Mi mejor amigo, un tema dedicado a mi padre... Yo veo este disco como una explosión de sinceridad emocional, lo cual no significa que los anteriores trabajos no fueran sinceros u honestos, pero en esta ocasión lo ha sido en dosis gigantes, lo he hecho pensando exclusivamente en la gente. Por eso se titula Empatía... es que no podía titularse de otro modo. 

- ¿A qué se refiere exactamente con lo de hacer canciones pensando en la gente?

- Pues que a la hora de componer me he hecho básicamente dos preguntas. ¿Cómo puedo ayudar a la gente? ¿De qué manera puedo devolver tantos años de cariño a la industria? Y te aseguro que lo he hecho con más proyección personal que ambición empresarial. Me apetecía lanzar mi verdad sin pensar en otras cosas, a ver qué pasa.  He hecho lo que quería hacer, y no lo que siempre he escuchado que tenía que hacer.

- Pero usted siempre se ha definido como un músico auténtico y genuino que, dentro de los márgenes que permite la industria, ha hecho la música que ha querido.

- Sí, pero cada vez soy más libre, porque conforme pasa el tiempo es verdad que tengo la sensación de que cada vez disfruto de más libertad, que el público me lo respeta y los estudios también. Esa sensación me da mucha fuerza y hace que me crezca, porque cuando uno puede hacer lo que quiere y eso sirve para transmitir lo que eres, se puede ser absolutamente feliz. 

- ¿Ha llegado su madurez artística?

- Totalmente. La madurez va con todo, tiene que ver con la edad, con la experiencia, con las bofetadas en la cara que te das, con los errores que cometes... Y cuando tienes dos críos en casa el mundo se te vuelca patas arriba y ya nada vuelve a ser como antes. Pasas una época en la que no te encuentras y de repente, cuando despiertas, conectas con tu auténtica esencia. Esta es la versión de mí mismo que quiero que mis hijos disfruten. Quiero predicar con el ejemplo y que cuando ellos escuchen los temas vean que su padre está haciendo algo que es educacional, que promueve valores y que trata de ayudar socialmente a los demás. Al final me siento feliz porque el mensaje de mis canciones siempre ha sido honesto, pero está evolucionando hacia lo personal, y sé que este disco va a ser muy especial en mi carrera, lo tengo clarísimo. 

- En Mundo Diverso, que fue el adelanto que hemos podido conocer hasta hoy, reivindica la diversidad cultural y étnica como una riqueza que debemos promocionar y disfrutar. Hoy por hoy, vistas las encuestas de intención de voto, no todo el mundo piensa así. ¿No le da miedo mojarse tanto?

- ¿Por qué? La política y los mensajes políticos los ignoro completamente por cómo se escriben. Para ser un buen político hay que ser humano y creer en la gente, y no moverte por ambición, por poder y por ego. Me cuesta confiar en los líderes políticos y creo que faltan más Nelson Mandelas, faltan referentes que crean de verdad en la gente. Y es verdad que quizá este es un año complicado en ese sentido, pero no me da miedo mojarme porque además Mundo Diverso no es una canción que tenga color político. Es una canción que tiene colorido en valores, que defiende a la humanidad y, como te he dicho, llega un momento en que quieres defender tu verdad y te da igual el qué dirán. Que cada uno interprete las cosas cómo quiera, pero Mundo Diverso habla de otra cosa, habla de respeto, de valores, de amor a la tierra, y de que tenemos que ser conscientes de la suerte que tenemos en muchos sentidos. Cuando haces las cosas lo mejor que puedes, sin hacer daño a nadie e intentando influir un poco en la vida de los demás de forma positiva, no tienes que tener miedo de nada. Puedes gustar o no gustar, pero miedo ninguno. 

- Ha mencionado a Nelson Mandela y esa canción, ‘Mundo Diverso’, recuerda muchísimo a otro gran líder negro como Martin Luther King, al que casi parafrasea con esa frase de "Hoy he tenido un sueño" que abre y cierra su canción...

- ¿Puedo ser completamente sincero contigo? Ha sido algo inconsciente. De hecho fue después de componer la canción cuando descubrí, y perdonad mi ignorancia, que él había dicho esa frase. Pero me encantó porque ha habido una especie de conexión, digamos que sin saberlo hemos llegado a una conclusión parecida porque yo creo en una verdad que él, en su momento, defendió, y este momento se conectan. Fue algo natural y cuando me lo explicaron me quedé sorprendido por esa coincidencia tan bonita. 

- Luther King tuvo ese sueño en 1963 y más de cincuenta años después no se ha cumplido completamente. ¿Qué nos pasa? ¿Por qué tenemos miedo a lo diferente? ¿Qué problema tenemos?

- La falta de empatía. Sin más. No la practicamos, no sabemos ponernos en el lugar de los demás. Vivimos centrados en nuestros problemas y en nuestros éxitos, y todo lo que se salga de ahí nos da miedo. Tendemos a pensar que los demás van a ser mejores que nosotros, competimos con ellos, nos medimos con ellos... Sabina decía en una canción "ahora que no me mido con los demás" y creo que esa es la clave. La humanidad no avanza tanto como podría porque compite en lugar de colaborar, se prioriza la ambición personal sobre todo lo demás y el ser humano tiene desde hace mucho tiempo una asignatura pendiente en ese sentido, y que tiene mucho que ver con el desarrollo industrial y tecnológico. Me encantaría ser testigo de ese momento en el que la especie humana llegue a colonizar un exoplaneta habitable, pero si durante el camino hemos perdido la humanidad como tal, que debe basarse en respetar a los demás, no sé si habrá merecido la pena. Nos habremos convertido en un animal más. Como decía en Qué caprichosa la vida estoy convencido firmemente en que somos la especie elegida, y tenemos la responsabilidad y el poder de llevar el mundo hacia donde queramos. Esa capacidad de empatizar con los demás hay que trabajarla continuamente, hay que cuidarla y abonarla todos los días. Y no es tan difícil, hombre... Si todos pusiéramos una sonrisa, un "buenos días", un "¿en qué puedo ayudarte?", y pensáramos en la especie humana como una unidad, el mundo cambiaría. Yo también me he cabreado con el mundo, pero cuando he reconectado con él es cuando más feliz me he sentido, más lleno de vida y más capaz de crear cosas reales, viscerales y bonitas. Practiquemos la empatía, así de sencillo.

- Sin salirse de las armonías pop, ‘Mundo Diverso’ tiene ese ritmo dembow que todos identificamos con el reggaeton. ¿El resto del EP va por ahí?

- La verdad es que no, el resto de canciones son más personales. Te diría que son medio tiempo, incluso balada... Lo que pasa es que para volver a estar con mi gente después de tanto tiempo necesitaba hacer algo que tuviera evolución, que fuera claramente un punto y aparte. De todos modos sigue siendo latino, sigue siendo un Dile que la quiero, pero es verdad, lleva la rítmica de reggeaton que es tendencia ahora, que se consume. Podría ser una rumba o una balada, pero si para llegar a más gente con ese mensaje es más efectivo escoger la rítmica del reggaeton, pues mejor. 

- ¿Cree que es un prejuicio considerar al reggaeton una música menor, un género barato?

- No se puede juzgar a la música o a un estilo determinado, y menos cuando está claro que es un gran éxito a nivel mundial. El reggaeton está bien, siempre que haya gente que lo quiera escuchar. Hay letras que son más complicadas de digerir que otras, pero allá cada cual con la libertad de expresión, y si no quieres escuchar determinados mensajes tienes la libertad de no escucharlos. Yo lo que sí digo es que podemos defender más nuestro producto. Podemos defender la música española en la que hay grandísimos compañeros. Lo latino ha invadido de algún modo nuestra vida pero porque queremos consumirlo, y está muy bien porque los unos aprendemos de los otros. No podemos renegar de un estilo que es un éxito. Incluso el gran referente de este país, que es Alejandro Sanz, ha cantado con base rítmica de reggaeton. Y te digo una cosa, ese patrón rítmico no se inventó ayer en los países sudamericanos, sino que es muy africano, su rítmica es muy tribal, muy de base y espiritual. 

- ¿Acabará muriendo de éxito?

- Todo nos cansa. Cuando una tendencia o una moda se repite sin cesar termina aburriendo, siempre ha sido así. Si te dieran todos los días chocolate acabarías odiándolo...

Portada de Hoy

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net