aragóndigital.es
Síguenos en...
Viernes, 19 de abril de 2019
Elecciones 2019

16/4/2019

Elecciones 28A: La despoblación pasa a tener un lugar destacado en los programas electorales nacionales

Los partidos escuchan a la España Vaciada y la tienen en cuenta sobre el papel en sus propuestas de gobierno
Francisco Javier Millán
imprimir
Unas jóvenes de Teruel muestran unos carteles en la manifestación del 31M en Madrid
Unas jóvenes de Teruel muestran unos carteles en la manifestación del 31M en Madrid

Dos semanas después de la multitudinaria manifestación del 31M en Madrid, la práctica totalidad del espectro político español ha tomado nota de la reclamación de la España Vaciada y la ha plasmado en sus programas electorales a nivel nacional ocupando un lugar destacado dentro de los mismos. No hay prácticamente partido que dé la espalda al fenómeno de la despoblación, ni los más pequeños, y todos han adquirido el compromiso de trabajar por frenar esa sangría demográfica que padecen territorios como el turolense. 

Los compromisos, más allá de las soflamas de los candidatos en las zonas despobladas, figuran por escrito en los programas estatales de los partidos y que pueden descargarse desde sus páginas web. Todos los partidos tradicionales, incluidas formaciones como el Partido Animalista, incluyen propuestas, concretas o imprecisas según los casos, para hacer frente a la despoblación.

Uno de los objetivos que se fijaron el cerca de un centenar de plataformas que convocaron la manifestación de la España Vaciada, que era visibilizar el problema, se ha cumplido, puesto que esta cuestión no era tenida en cuenta antes como hasta ahora, después de haber estallado esa Revuelta y haber demostrado su fuerza en las calles de Madrid; máxime cuando cerca de un tercio de los escaños del Congreso de los Diputados corresponde a esa España interior, entre 99 y 101 parlamentarios.

Por lo general los partidos se comprometen con propuestas genéricas en sus programas estatales, aunque después los candidatos desciendan a aspectos más concretos en el territorio, pero lo que está plasmado en sus documentos de campaña es el reconocimiento del problema y la necesidad urgente de intervenir.

De manera genérica utilizan la expresión despoblación, aunque hay formaciones que eluden ese término y se refieren directamente a la necesidad de actuar en el medio rural. Así lo hace por ejemplo VOX en su documento 100 medidas para la España Viva, que no utiliza la palabra despoblación, pero en cambio sí se refiere a combatir las desigualdades entre el medio rural y el urbano.

Los partidos mayoritarios emplean en cambio todos el término “despoblación” y algunos como Podemos hacen suya la expresión “España vaciada”, acuñada este año por las plataformas convocantes de la Revuelta del 31M. La formación morada llega a hacer bandera con ese término situándola como prioridad y apelando a medidas de discriminación positiva que acaben con las desigualdades.

Por supuesto las medidas que plantean en sus programas por escrito, y que pueden consultarse en sus webs, contemplan la atención al medio rural de forma transversal, de manera que incluyen propuestas en diferentes ámbitos de actuación política y social, aunque por lo general siempre dedican un apartado específico a ese problema. Si bien en los anteriores comicios ya se habló de despoblación en los programas, en esta ocasión ocupan espacios específicos en lo que son los programas estatales.

El partido más votado en la provincia de Teruel en las generales hace tres años, el PP, cita hasta en siete ocasiones la palabra despoblación al hablar de sus propuestas en su programa electoral, que puede consultarse en su web, y que es válido tanto para los comicios del 28 de abril como para las autonómicas y municipales del 26 de mayo.

Los populares plantean su programa estatal como un contrato con los españoles articulado en diez bloques, donde la atención a la despoblación merece el compromiso de esta formación política de impulsar un plan que haga frente a esta problemática del medio rural.

Sostenible y con futuro

La formación de Pablo Casado plantea sus propuestas genéricas sobre esta cuestión en un bloque agrupado bajo la denominación genérica “Una España sostenible con futuro”, en donde habla del medio rural. Es ahí donde el PP se compromete a impulsar un Plan de Desarrollo de la España Rural.

El objetivo de este plan, según explican los populares en su programa estatal,  es “fomentar la actividad económica, la diversificación, la creación de empleo y el emprendimiento en las zonas con escasa población o en vías de despoblación”.

Cinco son los ejes principales sobre los que pretende desarrollar el PP este plan. El primero se centra en promover el acceso y la movilidad a los núcleos escasamente poblados a través de transporte público en función de las necesidades y la situación de cada territorio, contemplando la posibilidad de que sea un transporte a demanda.

Como segundo punto, proponen un “tratamiento fiscal más ventajoso en las zonas rurales con escasa población o problemas de despoblación” en todos los ámbitos de su competencia. A nivel autonómico también proponen medidas fiscales “para reducir los costes asociados  a la transmisión  de tierras en el medio rural y los impuestos a la transmisión de suelo rústico, las transmisiones totales o parciales de explotaciones agrarias y la agrupación de fincas rústicas”.

Por último, proponen el impulso de planes “para poner en valor los recursos culturales, naturales y turísticos de regiones rurales que requieren de una especial atención”, así como de la introducción de una cuestión que denominan “perspectiva rural” a la hora de legislar con la intención, según explica el programa, de reflejar las diferentes condiciones de cada territorio.

Por otra parte, al margen de ese plan, los populares proponen incluir factores como la despoblación, además del envejecimiento, en la ponderación para la reforma del sistema de financiación autonómica.

Apuestan igualmente en su contrato con los ciudadanos por reformar la escuela rural “como instrumento básico de igualdad de oportunidades y herramienta para luchar contra la despoblación”, además de implantar estrategias de gestión forestal sostenible para “contribuir a la generación de empleo, reconociendo la importancia estratégica de los bosques para la cohesión territorial, el desarrollo rural sos- tenible y como freno a la despoblación”.

Además, al hablar de la España sostenible con futuro que pretenden conseguir, el PP argumenta en su programa que el “el primer paso para afrontar el grave problema demográfico de la España rural como consecuencia de la despoblación y el envejecimiento se debe hacer aportando oportunidades para sus habitantes”. Plantea para ello la potenciación de la industria agroalimentaria o aprovechar todas las oportunidades de la denominada “economía azul”, además de impulsar medidas que “incentiven una política de servicios que permita atraer y arraigar a la población”. La natalidad es otro de los retos que plantean los populares en su programa de forma genérica.

El Partido Socialista, en su documento “110 compromisos con la España que quieres” incorpora la lucha contra la despoblación en el bloque dedicado a “El medio rural y el reto demográfico como claves para la cohesión territorial”, proponiendo cuatro grandes ejes de actuación centrados en la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, el impulso de un Plan específico para el Mundo Rural, la defensa de la PAC y la apuesta por un Plan Estratégico Nacional de Agricultura.

Sobre la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, se comprometen a desarrollarla con “las principales actuaciones para combatir la despoblación y el envejecimiento”, y como novedad anuncian ese Plan específico para el Mundo Rural que permita “dar respuesta a los múltiples desafíos con que se encuentran las zonas rurales”.

Sobre ese plan, el programa precisa que entre sus objetivos estará la reducción de cargas administrativas y fiscales para generar empleo, además de implantar la formación profesional en el medio rural con ayudas específicas y ciclos de FP itinerantes. También aspira a promover el turismo del interior “como palanca de ingresos para luchar contra la despoblación”, a la vez que incentivar “el pago por servicios ambientales a través de un nuevo Plan Forestal Nacional y el pilar ambiental de la Estrategia de Desarrollo Rural”.

Fomentar la instalación de energías renovables y de tejido industrial asociado, potenciar la Uned “como universidad de acceso universal, especialmente para el medio rural”, y avanzar en la extensión a todo el territorio de la banda ancha de última generación, son otros aspectos del plan, según recoge el programa.

Política agraria

En el caso de la PAC, el programa estatal de los socialistas apuesta por defender sus presupuestos actuales, además de abogar por un Plan Estratégico Nacional de Agricultura, donde las Comunidades Autónomas tendrán un papel clave, apoyando “el relevo generacional y el impulso del papel de la mujer en el mundo rural”.

Además, los socialistas se comprometen a incrementar de forma decidida la aportación pública al sistema de seguros agrarios, a incentivar el empleo en el mundo rural a través del Plan Nacional de Empleo, y de incorporar medidas específicas dentro del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Los partidos Podemos e Izquierda Unida, que van juntos a las elecciones bajo la denominación de Unidas Podemos al lado de Equo, ha incluido cada uno en su programa las medidas que considera necesarias para hacer frente a la despoblación.

Podemos es la única formación que cuantifica una partida específica para la lucha contra la despoblación en su programa estatal, además de las diversas medidas que plantea. En concreto, la formación morada se compromete a crear un fondo para luchar contra la despoblación en las comarcas más vulnerables, “con una dotación inicial de 500 millones anuales del Estado, que se complementará con el presupuesto europeo derivado del Programa Marco de Desarrollo Sostenible del Medio Rural”, que aseguran que impulsarán en la Unión Europea con un horizonte de 5 años.

Es solo una de sus propuestas, puesto que consideran que lo “primero” ha de ser la España vaciada, y que la forma más eficaz de reducir las desigualdades existentes en el país es “implementar medidas de discriminación positiva”.

En este sentido, indican en su programa estatal que piensan dar la vuelta a la discriminación “a través de un plan de choque para acelerar la equiparación de derechos y servicios, y para cerrar la brecha territorial”. Para ello, cuando se impulsen diferentes programas de cara a garantizar ingresos, prestaciones por cuidado de niños o planes de rehabilitación de vivienda, se comprometen a priorizar el mundo rural y a descentralizar las inversiones, “en particular, las del horizonte verde”. También apuestan por “reducir a la mitad el IBI de las poblaciones con menos de 5000 habitantes, compensando a los municipios por el descenso en la recaudación”.

Podemos plantea entre otras medidas impulsar la financiación municipal, garantizar la conexión a la banda ancha de alta capacidad “en una legislatura”, algo que para conseguirlo deberá contar con la contribución de “las grandes empresas del sector mediante un canon”. Y en cuestiones genéricas como las garantías efectivas contra las despoblaciones, asumen el compromiso de que en el caso de las comarcas más vulnerables a la despoblación, “estas medidas se implementarán de manera especial”.

También proponen un Plan Nacional de Desarrollo Rural que deberá plantearse como una cuestión de Estado que deberá  servir “para revitalizar la estructura social y económica del mundo rural mediante el impulso de las infraestructuras regionales” con líneas de financiación prioritarias y la modernización de instalaciones. Además, priorizarán el acceso  a la juventud, “en coordinación con los bancos de tierras existentes”, implementando “planes especiales de empleo en zonas que, fruto de la discriminación histórica, cuenten con una situación excepcional de baja tasa de empleo y especial afectación por el vaciamiento poblacional”.

Izquierda Unida no solo propone un amplio número de medidas en su programa, sino que hace también un análisis del problema y plantea la necesidad de incluir “fondos suficientes, y no solo europeos”. Defienden por ello una política de Estado para las zonas rurales con un nuevo modelo territorial y la puesta en marcha de la Estrategia Estatal contra la Despoblación “con presupuesto y calendario”.

El programa de IU propone elaborar un mapa de las zonas de prioridad demográfica, reforzar el papel de las comarcas, dotar de presupuesto la Ley de Desarrollo Sostenible del medio rural y garantizar la financiación local revisando el modelo para que las entidades locales menores que sufren la despoblación no salgan perjudicadas. Propone igualmente incentivos económicos, “implementar el fondo económico de la UE de guarda y custodia del territorio”, y la creación de un modelo de ventanilla única en zonas rurales para no discriminar a estos territorios y facilitar su relación con las administraciones públicas. La PAC es otro de los puntos en los que incide el programa de IU para promover un campo “más activo”.

Plan Nacional

Ciudadanos no había colgado el pasado viernes su programa estatal en su página web, si bien en la misma figuran sus propuestas para combatir la despoblación, entre ellas el compromiso de su líder de impulsar un Plan Nacional contra la Despoblación, que hizo el pasado 22 de marzo, una semana antes de la Revuelta de la España Vaciada. Además, su candidato a la presidencia del Gobierno inició la campaña electoral el pasado viernes en el municipio segoviano de Pedraza, comprometiéndose con un “proyecto de igualdad que conecte la España rural con el mundo urbano”.

El Plan contra la Despoblación de Cs pretende ser impulsado junto con las comunidades autónomas y los municipios, pero liderado por el Gobierno central, y entre las medidas que se han anunciado, la que más ha sonado ha sido la puesta en marcha de un plan fiscal contra la despoblación con una rebaja del 60% del IRPF en las zonas menos pobladas.

Entre los partidos extraparlamentarios que se presentan por Teruel, VOX también plantea en su programa “combatir las desigualdades de oportunidades que separan a los ciudadanos del medio rural y del urbano”. Además de hacer frente a la “desigualdad digital (acceso de calidad a internet), de infraestructuras (transporte, energía y agua), educativa, cultural y asistencial sanitaria”, al igual que “incentivos para los profesionales del mundo rural y potenciar cursos de formación”, según recoge su programa.

Portada de Hoy

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net