Diario de Teruel
Síguenos en...
Martes, 4 de agosto de 2020
COMARCAS

28/5/2019

Los propietarios de las salinas de Arcos crean una fundación para actuar en ellas

Unas 40 personas tomaron parte ayer en la jornada de puertas abiertas que se realizó en el BIC
Cruz Aguilar
imprimir
En la imagen, algunos de los asistentes ayer a la jornada de puertas abiertas organizada por la Fundación Salinas Reales en Arcos de las Salinas. Adrián Salavert
En la imagen, algunos de los asistentes ayer a la jornada de puertas abiertas organizada por la Fundación Salinas Reales en Arcos de las Salinas. Adrián Salavert

Las salinas de Arcos fueron de gran importancia no solo para dar apellido al municipio, sino porque eran las más importantes de Teruel y entre las más relevantes de Aragón durante la Edad Media y la Moderna. Son de titularidad privada, de la familia Collado Aranda, que ofreció una visita guiada para dar a conocer el bien (declarado Bien de Interés Cultural en el año 2010) y también para mostrar la Fundación Salinas Reales que han creado sin ánimo de lucro y con el fin, según explicaron, de ponerlas en valor.

El espacio industrial ocupa una extensión de 60.000 metros cuadrados de los que las salinas suponen en torno a 19.000 ya que además de las balsas propiamente dichas para la desecación de la sal incluye todo un conjunto de dependencias vinculadas a la actividad. 

Durante la jornada de ayer, un total de 40 participantes tuvieron la oportunidad de recorrer las instalaciones acompañados por la familia Collado Aranda, propietaria de las salinas desde comienzos del siglo XX, según explicó Silvia Collado. “Es una jornada para sensibilizar a la gente del gran valor que tienen y para informar del proyecto que tenemos en marcha para ponerlas en valor”, dijo. La fundación ha iniciado los trabajos de recuperación por la ermita de la Virgen de los Dolores, donde ya han comenzado las obras financiadas con fondos particulares. La familia explicó que no habían obtenido ayudas de ninguna administración pública para la ejecución de los trabajos, aunque no precisaron la cuantía que habían invertido. Uno de los objetivos que persigue la Fundación Salinas Reales es recuperar una romería que se realizaba hasta el templo porque buscan, explicaron, no solo poner en valor el aspecto patrimonial del bien, sino también el etnológico.

Silvia Collado matizó que la propuesta de la familia “es una recuperación integral” de las salinas y que para ello ya han presentado un proyecto a la Dirección de Patrimonio del Gobierno de Aragón. “Tiene una serie de fases que se van a plasmar en un plan director que se está realizando en estos momentos”, dijo la propietaria del BIC. 

Falta de acuerdo

Fuentes del Ayuntamiento explicaron que quieren a toda costa preservar el bien, cuyo estado de conservación es cada vez peor, y que han intentado negociar con la familia, sin hasta el momento obtener resultados, de cara a la compra o a la cesión a través de diversas fórmulas. Especificaron que han ofrecido a los Collado el doble de la tasación que realizó una empresa independiente y aseguraron que están dispuestos a abonar entre 120.000 y 150.000 euros. También desde el consistorio les han ofrecido otras fórmulas en las que la familia seguiría siendo la dueña, como una cesión de al menos 50 años en los que se intervendría en las salinas pero seguirían siendo de propiedad privada. Otras de las propuestas, que ya se han aplicado en espacios patrimoniales de este tipo en España, es que mantengan la propiedad y además perciban un porcentaje de la venta de las entradas una vez esté el bien totalmente acondicionado. 

Silvia Collado, por su parte, no detalló las negociaciones con  el Ayuntamiento pero acusó a los responsables de “no querer ir por el camino de la colaboración”. La propietaria –junto a sus tres hermanos– indicó que “nunca” se han negado a atender “una propuesta que beneficie a las salinas”, pero matizó que a ellos les gustaría contemplar “una fórmula en la que estuvieran “presentes en la recuperación” del bien. “Estamos abiertos a todo tipo de acuerdos con las administraciones, pero no se puede desacreditar nuestro trabajo y pasar por alto el hecho de que las sabinas son de nuestra propiedad desde hace cuatro generaciones”, aseveró.

Las salinas de Arcos estuvieron operativas hasta el año 1994 cuando se jubiló Francisco Collado Montesinos. Silvia Collado matizó que sus hermanos mayores llegaron a echar una mano al padre en la adolescencia por lo que conocen el oficio a la perfección. 

No son las únicas de Teruel

Las salinas están documentadas desde el año 1259 porque el rey Jaime I las visitó el día 30 de septiembre. Sin embargo, se cree que pueden remontarse a la edad antigua. Durante la Edad Media supone una fuente de ingresos de vital importancia para Arcos y genera actividades complementarias. 

Fueron de propiedad real hasta 1869, cuando se ponen a la venta la mayor parte de las fábricas de sal de España, entre ellas las de Arcos. La familia Collado las adquirió a comienzos del siglo XX y obtuvieron el permiso de explotación por parte del Ministerio de Industria en 1953. 

Las de Arcos eran las más importantes en cuanto a producción y rentas generadas de la provincia, pero no eran las únicas, ya que hubo industrias de este tipo en Royuela, Santa Eulalia, Ojos Negros, Manzanera y Alcalá de la Selva, entre otros.

© 2020 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net