Diario de Teruel
Síguenos en...
Domingo, 22 de septiembre de 2019
LA ABLENTADORA

11/7/2019

El crucero

Francisco Herrero
imprimir

Anoche soñé que un crucero atracaba a escasos milímetros del lavadero. La maniobra fue compleja y casi se llevó por delante un chopo cabecero. La expectación era máxima entre la población local. Pasaban los minutos y allí no sucedía nada. Un buitre que merodeaba a baja altura se atufó con el humo de la chimenea del barco y cayó redondo al Regajo. De repente llegaron varias patrullas de la Guardia Civil, una escalera sofisticada apareció por la borda y comenzó un desfile de turistas rubiales bajando los escalones con más torpeza que una Lina Morgan sobreactuada.

Cada cincuenta personas aparecía una señora con un fular floreado y un paraguas cerrado de los chinos que se situaba delante del rebaño e iniciaba la peregrinación hacia la calle de los Héroes de Cuba. Las ovejicas se encasquetaban, por lo general, un gorrete blanco y unas gafas de sol enormes y se embadurnaban de afeites lechosos las unas a las otras. Sofocadas, llegaban a nuestro monolito y la guía les relataba unas historias inventadas sobre Maximiano y compañía en las cálidas y cristalinas aguas caribeñas. El cuerpo de seguridad, mientras tanto, hacía gestos como el personal de cabina de los vuelos de bajo coste para dirigir las masas a uno y otro lado del pueblo. Los Village People, al mismo tiempo y de forma sospechosa, hacían una sentida interpretación de su éxito “YMCA” en la plaza de la Iglesia. Y hacia allí se dirigían la mayor parte de las hordas para hacer corro y echar unas monedas de curso no legal en este país.

Aguatón fue durante unas horas un ejemplo de alegría y chanza. Las calles rebosaban como hacía décadas no se veía nada igual. Pero sin esperarlo sonó la sirena del barco y la multitud desapareció a la vez que yo me desperté en la cama, aturdido. Cuatro o cinco palomas arrullaban en el alféizar de mi ventana para darme los buenos días. Abrí las hojas, las palomas echaron a volar y comprobé que no había nadie a la vista. El pueblo estaba limpio como una patena, la caja del bar tan vacía como de costumbre. Y yo me pregunto: ¿será que necesitamos cruceros para estar en la cresta de la ola del turismo?

Portada de Hoy
Opinión

EL PUYAZO

Francisco Javier Belmonte

FESTEJADORAS

Fernando Arnau

BALONAZOS

Toni Fernández

LA BUFANDA

Francisco Javier Belmonte

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net