Diario de Teruel
Síguenos en...
Sábado, 7 de diciembre de 2019
ENTREVISTAS

11/8/2019

Conxa Rodríguez Vives, periodista y escritora: “Cabrera se convirtió en un admirador del sistema político británico”

La autora presentó en Cantavieja ‘Los exilios de Cabrera’, su segundo libro sobre el general carlista
Cristina Mallén
imprimir
Conxa Rodríguez, en Cantavieja. Cristina Mallén
Conxa Rodríguez, en Cantavieja. Cristina Mallén

La morellana Conxa Rodriguez Vives, es licenciada en Ciencias de la Información y Periodismo. Ha trabajado en distintos medios de comunicación y desde 1990 es la corresponsal del diario Avui en Londres. Especializada en el mercado del arte, ha investigado también sobre la figura del general Cabrera en el exilio. Presentó su último libro el pasado lunes en Cantavieja.

-En 1989 publicó ‘Cabrera a l’exili’, y en 2019, treinta años después, llegan ‘Los exilios de Cabrera’. ¿Qué nos aporta este nuevo libro?

-Pues ha aparecido nueva información sobre todo del periodo donde él empieza a pensar en reconocer a Alfonso XII.  Con Cánovas del Castillo implicado, la participación de José de Salamanca, por ejemplo, que llama a casa de Cabrera para asegurarse de que iba a reconocer a Alfonso XII, eso en el otro no estaba porque no lo había encontrado. Hay bastante información sobre la mujer, sobre la familia también. En el previo no sale nada de que el participaba en los negocios de ella, como que no sabía nada, y aquí he encontrado que una vez que denuncian a un vendedor de caballos lo hace Cabrera en su nombre y lo lleven a un juicio pequeño y participa Cabrera, o sea que vemos que él se implica. Yo creo que ella le pedía que se ocupase y a él no le quedaba más remedio.  

-¿Qué nuevas fuentes ha trabajado para actualizar aquel estudio?

-De varios archivos ingleses han salido, además del diario de la mujer, los testamentos, partidas de nacimiento, y, además, lo que ahora va muy bien son las hemerotecas, qué están digitalizadas. Antes buscabas la prensa de la zona, pero a lo mejor te dejabas el periódico dónde salía algo importante, un periodo más o menos, era un trabajo de chinos. Estabas toda la semana buscando cosas y no encontrabas lo que buscabas. Y ahora con la digitalización de los periódicos se ha facilitado mucho la investigación.

-¿Cuánto tiempo le ha llevado esta nueva investigación?

-Cabrera al’exili hace treinta años que lo publique, y en estos treinta años tenía a los niños pequeños y en cinco o seis ni toqué a Cabrera.  Después estás medio año con él, después lo dejas, ha sido muy irregular porque no vivo de ello. Si no tienes un padrino, que no lo tengo (risas).  Siempre está en mi mente, eso sí, siempre ha estado, es como el otro hombre de mi vida, está mi marido y después está Cabrera. Siempre está en mi mente, pero trabajar con él, de forma irregular.

-¿Cuáles fueron las principales características de esta “metamorfosis ideológica” del General Cabrera?

-Primero porque renuncia y maldice la guerra civil en la que ha participado y que le ha hecho famoso.  Después, al exiliarse en Inglaterra, en el siglo XIX, que es el siglo de los ingleses, todos los países que se comparan con los ingleses son pequeños, no son los españoles, son los franceses, los italianos… Tienen un imperio, han hecho la revolución industrial, el bipartidismo pacífico que ellos practican, el parlamentarismo… es la antítesis de lo que es España en aquel momento, que ha tenido un siglo de guerras. Entonces vivir allí y haber vivido la guerra, y con su experiencia rechazarla; sería muy atrevido decir que quería democratizar España, pero si llegar a un entendimiento. Y sobre todo cuando Cánovas del Castillo, que es un admirador del parlamentarismo británico, se lo atrae para acabar la tercera guerra, pues ahí se encuentran “el hambre y las ganas de comer”, se encuentran dos admiradores del sistema político británico.

-¿Cómo vivió el general esta evolución y que le diesen la espalda sus propios compañeros?

-El reconoce a Alfonso XII en marzo de 1875 en París y entonces se va a Biarritz.  España está en guerra, los carlistas están en guerra, y esos meses que van de marzo a octubre en Biarritz intentando atraer carlistas al mismo tiempo que los carlistas lo insultan, lo maltratan y lo acusan de traidor y de chaquetero, e incluso en la prensa carlista se hace pública una viñeta que sale bailando en la tumba de su madre, son muy duros. Los suyos lo acusan de traidor. Cánovas del Castillo creía que al reconocer a Alfonso XII se acabaría la guerra y todavía dura un año más. Tampoco tenía tanta influencia en el carlismo como algunos pensaban. Al final un poco es que no hay vencedores. Yo creo que el murió con la conciencia tranquila, esa es mi impresión. 

-En esta ocasión ha editado con Prensas Universitarias de Zaragoza ¿Cómo ha sido trabajar con ellos?

-Mi más sincera admiración por el trabajo de Prensas Universitarias de Zaragoza por lo rigurosos y estrictos que han sido. Cuando estás con el manuscrito, y te lo mandan otra vez para que cambies algo más piensas, ¡qué tiquismiquis! (risas), pero al final vale la pena.  Es la primera vez que publico con ellos, tienen la fama de rigurosas y prestigiosas y se la merecen, porque han sido muy profesionales.

-¿Qué acogida está teniendo el nuevo libro?

-Bueno empecé con las presentaciones en junio en Barcelona, y como libro de historia está saliendo bien. Los libros de historia no son best sellers, pero está teniendo muy buena acogida.

Portada de Hoy

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net