Diario de Teruel
Síguenos en...
Viernes, 20 de septiembre de 2019
TERUEL

10/9/2019

Mayte Pérez, consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón: “Hay que revisar la normativa y adaptarla para una discriminación positiva con el medio rural”

Francisco Javier Millán
imprimir
Mayte Pérez en la redacción de DIARIO?DE?TERUEL el día que se hizo la entrevista
Mayte Pérez en la redacción de DIARIO?DE?TERUEL el día que se hizo la entrevista

La nueva consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, considera que el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) requiere de una “reflexión profunda” para consolidarlo y evitar el retraso en la firma del convenio anual como está pasando con el de 2019 por el bloqueo político.

-¿Cómo han conseguido conciliar los intereses de los distintos partidos que conforman el cuatripartito?

-Pensar en Aragón, en que había que articular un proyecto político desde la transversalidad y aragonesista e intentar poner los puntos en común. La clave fue el PAR, que rechazó de primer plano a la extrema derecha en un gobierno y que permitió la articulación de un proyecto alternativo en el que fuimos capaces de poner por encima del interés partidista el interés general de Aragón. No es sencillo porque tienes que tener generosidad de renunciar al maximalismo y al dogmatismo, pero creo que es absolutamente ejemplarizante.

-¿Funcionará cohesionado?

-Nosotros como partido tenemos una tradición de gobernar en coalición, lo hemos hecho con el Partido Aragonés durante doce años que fueron magníficos para Aragón en todos los sentidos, y lo hemos hecho en la pasada legislatura con Chunta Aragonesista.  La clave es la coordinación, el diálogo permanente y sobre todo la confianza. Estoy convencida de que va a funcionar. Pondremos lo mejor de cada uno para lograrlo.

-¿El PSOE, que fue la fuerza política más votada, que ha tenido que ceder? 

-Yo creo que hemos cedido todos. El Partido Socialista en la pasada legislatura con Chunta Aragonesista no tenía una consejería, y en este caso son tres las que no tiene, es una cuestión cuantitativa, pero creo que cualitativamente vamos a salir ganando. Ese acuerdo de gobernabilidad de 132 medidas marca claramente cuáles son las prioridades. E insisto, se ha hecho un trabajo de un esfuerzo colectivo de las cuatro fuerzas políticas para poner en común  aquello que nos une. No son departamentos estancos, es un acuerdo de gobierno en el que participamos cuatro fuerzas políticas.

-Si en Aragón es posible el pacto, y en otros sitios también, ¿por qué no se puede conseguir en el país en lugar de ponerlo al borde de otras elecciones?

-Viendo los antecedentes que nos preceden y la historia de nuestro país, vemos que mayoritariamente en las comunidades autónomas o se gobierna con mayoría absoluta o en coalición. Sin embargo en España o gobiernas con mayoría absoluta o en minoría, no ha habido jamás un gobierno de coalición, por lo tanto alguna complejidad habrá añadida, porque efectivamente las comunidades autónomas gestionamos el Estado del bienestar y los servicios públicos, pero en el Gobierno de España hay decisiones que trascienden y que realmente tienes que tener una sintonía clara con quien vayas a pactar. Creo que el que no haya habido nunca un gobierno de coalición indica que no puede hacerse una similitud con las comunidades autónomas.

-El bloqueo político existente está teniendo repercusiones graves, como el retraso en la firma del convenio del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) de 2019. ¿Qué está haciendo la DGA para intentar solucionarlo?

-Que urge un gobierno en España es absolutamente vital para las comunidades autónomas y para la sociedad en general. Aquí hay muchos actores que pueden participar en el desbloqueo de este país. Nosotros lo hicimos en el año 2016 con el esfuerzo importantísimo que supuso para el Partido Socialista, pero no podíamos volver a una nueva convocatoria electoral e hicimos el gesto de abstenernos con Rajoy. Urge ya porque tiene unos efectos colaterales y en el caso del Fite, realmente cuando nosotros llegamos al gobierno yo me puse en contacto con el Ministerio de Política Territorial y estamos ya en conversaciones. En los próximos días tendré una reunión para intentar desbloquearlo y firmarlo a la mayor brevedad posible.

-¿No lo dificultará el hecho de que el Gobierno central esté en funciones?  

-Estamos avanzando porque parece que sí que es posible, que entra dentro de la prórroga presupuestaria y que está contemplado, y en esa dirección estamos trabajando porque efectivamente urge.

-¿Hay esperanzas de no perderlo a pesar de las fechas en que estamos y la coyuntura?

-Sí.

-Alguna vez se ha llegado a firmar casi al final del ejercicio.

-Sí, sí, de todas formas con el Fite tenemos que hacer una reflexión profunda para precisamente consolidarlo y que no haya ninguna duda en un instrumento que a mí me parece vital para el desarrollo de la provincia y hay que reconsiderarlo en dos dimensiones. Una realmente habría que ver una posible adaptación dispositiva del propio articulado del convenio, y dos pensar si todo lo que hemos estado haciendo, si pequeñas partidas que se han dirigido a pequeñas acciones, que pueden ser muy interesantes en ayuntamientos, tienen un efecto positivo para el fin que fue creado el Fondo de Inversiones, es decir, si tiene un efecto corrector real.

-¿Qué sería lo más apropiado?

-Quizá es mejor pues identificar cuatro o cinco acciones que sean realmente relevantes e invertir ese dinero ahí. Yo creo que merece la pena después de un montón de años, después de grandes proyectos que han sido posibles gracias  al Fite, darle una pensada y además compartida. Creo que es un debate que tenemos que compartir todas las fuerzas políticas y llegar a esa unanimidad.

-¿Cómo debería hacerse ese proceso de repensar el Fite, de quién debería partir la propuesta, porque en Cortes de Aragón ya se ha planteado a través de proposiciones no de ley?

-Ya ha habido iniciativas de las Cortes, pero en principio en este caso que va a depender del departamento, vamos a ver si podemos hacer una reflexión para que funcione precisamente mejor, para que seamos más ágiles en la firma de los convenios, para que las certificaciones puedan hacerse sin ningún tipo de problema, ni de estos informes de Cámara de Cuentas o del Tribunal de Cuentas que nos están alertando de alguna cuestión. Es decir, para facilitar precisamente el uso de un instrumento que ha sido vital para el desarrollo de la provincia con proyectos que no tengo que detallar porque conocen perfectamente los turolenses.

-Aragón también está trabajando con presupuestos prorrogados y el Ayuntamiento de Teruel ha pedido la firma del convenio de Política Territorial. ¿Está contemplado en la prórroga y se va a firmar ya una vez formado el ejecutivo?

-Cuando llegué al departamento miré las cosas que había pendientes de firmar; en el decreto de la prórroga presupuestaria había una serie de condicionantes, pues todo lo que suponía funcionamiento a comarcas y demás eran asumidos, pero el resto no, sobre todo con un gobierno en funciones. Bueno, estamos desbloqueando los convenios y espero que también en fechas próximas podamos formalizarlos.

-¿Cómo se van a plantear los próximos Presupuestos de Aragón?

-Yo que soy muy respetuosa no me metería en el trabajo que tiene que desarrollar el consejero de Hacienda y que está en este momento iniciando. Tengo que decir que hace poco más de veinte días que hemos formado gobierno, que hemos elegido a los equipos, y ahora estamos viendo la foto fija de los departamentos, las necesidades que han ido surgiendo y a partir de ahí ir haciendo todos los trabajos técnicos para ver las prioridades. 

-Está el problema de Andorra con el cierre de la térmica.

-Tenemos un desafío enorme con el cambio climático y en concreto en la provincia de Teruel con el cierre de la térmica que es consecuencia precisamente de ello. Por tanto elaborar ese plan estratégico que sitúe a las cuencas mineras y a Andorra en una situación de oportunidad en este momento, con la amenaza que supone el cierre, es una prioridad. 

-¿Qué gestiones está haciendo el Ejecutivo aragonés ante el bloqueo estatal, que ha retrasado los convenios para una transición justa?

-El Gobierno aragonés está trabajando desde el momento cero, antes incluso de que se anunciara el cierre de la térmica con el gobierno del PP. Hemos trabajado con distintas iniciativas empresariales para traer empresas, con convocatorias de subvenciones. Hay una suma de convocatorias en torno a once millones de euros precisamente para implantar empresas en Andorra y estamos pendientes del Gobierno central porque efectivamente estando en funciones no puede desarrollar. A mí me consta que hay un compromiso claro y una preocupación del Gobierno de España, que la ministra también está trabajando en la posibilidad hasta que llegue el momento de tener ya un gobierno estable y se desbloquee. La comunicación con el Gobierno central es constante, pero efectivamente tiene que haber un gobierno.

-¿Cuáles van a ser para el Gobierno de Aragón los grandes proyectos de inversión en la provincia de Teruel para toda la legislatura?

-Están los hospitales, está el plan estratégico de Dinópolis, está todo lo que tiene que ver con los regadíos en la zona de Sarrión con la trufa, está el museo de la Batalla de Teruel, y bueno todos los proyectos que tienen que ver con ese nuevo modelo productivo basado en la energía limpia, y toda la parte del sector agroalimentario vinculado con el sector porcino y el jamón, y nuevas explotaciones de nuevos cultivos vinculados también a la investigación. Todo conforma un paraguas que ya empezó a dibujarse en la pasada legislatura y que en esta va a tener continuidad.   

-La despoblación es prioritaria, lo han dicho por activa y por pasiva, y en el acuerdo de gobernabilidad está recogida. ¿De qué manera van a traducir eso con medidas concretas?

-Tener la consideración de ser una cuestión de Estado es clave, y luego incorporar a la financiación la dimensión de la despoblación y el envejecimiento. Es difícil decir que hay que combatir la despoblación con desinversión, eso francamente vemos que el resultado es absolutamente el contrario, por lo tanto al nuevo modelo de financiación que inevitablemente tendrán que plantarle cara el nuevo gobierno de España con las comunidades autónomas tiene que incorporar criterios que respondan a esa dimensión de despoblación, de envejecimiento y de dispersión.

-¿Actuaciones a desarrollar?

-Tenemos muchas herramientas. Tenemos la directriz a nivel autonómico, a nivel nacional también el comisionado de la despoblación en lo que estaban trabajando tanto el gobierno de Rajoy como el de Pedro Sánchez, y tenemos que incorporar de manera transversal el asunto de la despoblación. Nosotros aquí  en Aragón creo que somos plenamente conscientes y en todos los departamentos hemos trabajado ya de manera transversal la despoblación. Evitar cerrar una escuela es precisamente luchar contra la despoblación, como poner en las cabezas de comarcas recursos formativos. Ahora mismo tenemos que pensar incluso en revisar la normativa y adaptarla de una manera diferenciada, hacer una discriminación positiva con el medio rural. Hay que cambiar también esa terminología seguramente más pesimista y darle la vuelta. Es decir, hacer atractivo el medio rural contando las bondades que tiene también vivir en un pueblo, en una ciudad pequeña, en una cabeza de comarca. 

-Aquí se mantiene la figura del comisionado, en otros gobiernos autonómicos se están creando agencias, y la sociedad civil lo está planteando también en Aragón. ¿Lo contemplan?

-Yo creo que independientemente del nombre de la entidad lo que tenemos que ser es eficaces en las propuestas. Acabo de tener una reunión con el comisionado de despoblación, vamos a tener un contacto permanente y una estrecha colaboración, y por eso es importante tener una foto fija de los datos objetivos. A veces se generan también imaginarios que se quedan ahí instalados y que tenemos que ser capaces de combatirlos. Tenemos que pensar qué cosas realmente necesitan los ayuntamientos y esto es clave. En esta legislatura me gustaría que el departamento que dirijo fuera un instrumento útil precisamente para los ayuntamientos, que son quienes en verdad conocen la realidad y las necesidades, por qué se va la gente y por qué no viene. Y tenemos que ser permeables a todas esas cosas y hacer un plan estratégico que responda realmente a las necesidades de cada municipio.

-El presidente anunció una Ley de Revitalización del Medio Rural. ¿Cuándo verá la luz?

-Es que acabamos de empezar. El presidente lo planteó y creo que eso permite hacer un repaso incluso normativamente de todo lo que se necesita en este ámbito, lo que piden los ayuntamientos y las necesidades que tienen las familias para no tener que irse. Es decir, se trata de analizar e incorporar de una manera diferenciada una serie de servicios. Hablamos de fiscalidad, de normas, hablamos de cosas que realmente resulten atractivas para la ciudadanía.

-Lo que ha planteado también el Ejecutivo es la descentralización de la Administración del Estado y que vengan organismos a Aragón. ¿Hará lo mismo la Comunidad Autónoma como pide la sociedad civil, incluida la posibilidad de llevar a Teruel alguna consejería?

-Nosotros hemos hecho ya algún avance en la descentralización, no del aparato administrativo porque es verdad que eso es complejo, pero sí con las oposiciones, y yo he despachado como consejera con bastante frecuencia en Teruel para que la gente no tenga que desplazarse. Creo que hasta llegar a eso podemos ir tomando medidas intermedias que realmente faciliten la conexión y ese impacto que puede tener la implantación de todo el aparato administrativo en la ciudad de Zaragoza. Y tenemos que ser sinceros porque no es sencillo desplazar una consejería ya que tiene una complejidad añadida al tener gente dentro que vive en un sitio y tiene unos derechos adquiridos, y por tanto no es fácil. 

-¿Qué piensa hacer para que los acuerdos adoptados legislatura tras legislatura en la Comisión Bilateral se puedan llevar a la práctica en lugar de quedarse en compromisos muertos?

-Si tuviera la respuesta estarían cumplidos seguramente todos los acuerdos. Bueno, yo creo que todas las Comunidades Autónomas tenemos una serie de reivindicaciones y de exigencias que van acumulando y que el Gobierno de España recepciona y va estableciendo en cuestión de prioridades. Tengo que decir que en los meses que ha estado en funciones el Gobierno ha mostrado un compromiso claramente con las inversiones, fundamentalmente en Teruel, con las variantes, dándoles realmente un empujó y sacándolas del cajón. Lo mismo con la N-232 y con el tren. Por tanto a mí lo que me interesa es que quien esté en el Gobierno cumpla con su obligación, trabaje, y lo que no pueda hacer pues que nos explique por qué no, que no haya un silencio por sistema. Creo que la elección de una persona en Aragón que sea un interlocutor para ver la evolución del corredor Cantábrico-Mediterráneo, que en este caso es la obra prioritaria que tiene el Gobierno de Aragón y que entiendo que también el Gobierno de España, puede facilitar que tengamos un seguimiento de los compromisos que se adquieren en esas comisiones.

-¿Confía en que se hará el auténtico corredor, el de doble vía electrificada de alta capacidad?           

-Yo confío en que se va a hacer ese corredor. Así lo ha dicho el ministerio, no tengo por qué desconfiar.

-Su departamento lleva Relaciones Institucionales, ¿cómo va a trabajar con Europa, que hoy es clave para muchas cuestiones de Teruel?

-Tenemos infraestructuras, tenemos PAC, despoblación, tenemos carbón, es decir, hay muchos elementos que son absolutamente vitales ahora mismo en la Unión Europea. Tenemos un órgano, una comisión interdepartamental que preside el director general de Relaciones Institucionales que tengo intención de relanzar y que no sea un instrumento meramente administrativo, sino que realmente sepamos de dónde se captan fondos aunque lo gestione directamente una parte tanto Industria y Vicepresidencia como Hacienda. Y tener una oficina de Bruselas operativa, que estemos al tanto y que lleguemos a tiempo precisamente de participar en el diseño de los repartos de esos fondos. Es de destacar por ejemplo la decisión que ha tenido la Diputación de Teruel de participar en ese programa Reminis, que permite   participar en el diseño de las líneas estratégicas en el reparto de los fondos de zonas afectadas por la reconversión minera. Pues eso mismo tenemos que ser capaces junto con nuestros responsables en la UE.

-¿Tras las obras del Palacio de Justicia de Teruel piensan actuar en las sedes judiciales de Alcañiz y Calamocha?

-He tenido reuniones con los actores que intervienen en el ámbito judicial y lo que voy a hacer es escucharles de manera absolutamente responsable cuáles son sus demandas porque son claves para mejorar el sistema. El objetivo común que tenemos es un sistema más ágil, más moderno y accesible al ciudadano y más rápido, y para eso me van a tener a su entera disposición.

-El próximo 4 de octubre hay convocado un paro ciudadano de cinco minutos por el futuro de la España Vaciada. ¿Como turolense secundará este paro?

-No tenemos una posición tomada. Cualquier acto de reivindicación en positivo para mejorar nuestra situación es bienvenido, pero creo que las administraciones debemos ponernos, más que a la pancarta de las manifestaciones, a la responsabilidad que tenemos, y cada uno en nuestro ámbito tenemos mucho que hacer y mucho que decir para intentar resolver y hacerle frente al gran desafío que tenemos que es la despoblación. Respeto todas las iniciativas  que creo que van en la buena dirección y que ayudan, pero fundamentalmente los políticos tenemos que estar resolviendo los problemas en los despachos, abriendo cauces de colaboración con otras administraciones para que multipliquemos los efectos, y desde luego ahí voy a estar comprometida. 

Portada de Hoy
Opinión

EL FUTURO ES LO DE MENOS

Chema López Juderías

EL PUYAZO

Francisco Javier Belmonte

FESTEJADORAS

Fernando Arnau

BALONAZOS

Toni Fernández

LA BUFANDA

Francisco Javier Belmonte

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net