Diario de Teruel
Síguenos en...
Jueves, 9 de abril de 2020
LA ABLENTADORA

23/12/2019

Segunda oportunidad

El tren no espera, pero siempre pasa otro más tarde
Francisco Herrero
imprimir

Lunes, 16 de diciembre. La súplica

Aprovecho esta mañana en Valencia, antes de volver a casa, para dar una vuelta por el centro. Me dispongo a cruzar un semáforo en verde. Un autobús espera en la calzada. Un par de adolescentes llegan apresuradas a la acera de enfrente. Una de ellas mira con cara de cordero degollado al conductor del autobús y junta las manos en posición de rezo. Pide que les abra la puerta en medio de la calle.

El autobusero sabe que tiene prohibido hacer un favor así e ignora la súplica. Enfurruñada, la chavala maldice su suerte. Ha de ser muy importante para ella haber tomado ese convoy. Imagino que desconoce que con unos diez minutos de espera, como mucho, vuelve a pasar otro coche por la parada y conseguirá llegar al destino. Deben ser las cosas de una juventud acostumbrada a tenerlo todo aquí y ahora.

Martes, 17 de diciembre. El subsidio

La contraportada de Diario de Teruel está ocupada por una entrevista de Miguel Ángel Artigas a Bárbara Alastuey. El campo de refugiados de Dadaab está en la frontera entre Kenia y Somalia y es el lugar elegido por la escritora para ambientar su última novela In-Feliz. La historia quiere transmitir que la felicidad puede encontrarse en cualquier sitio y que se deben recordar a menudo las injusticias a las que se enfrentan muchas personas en este mundo.

Dadaab es un lugar donde ni se sabe a ciencia cierta cuántas personas viven. Muchas. Miles. Gente en busca de una segunda oportunidad que ha salido huyendo de conflictos y hambrunas. Y que, a veces, llegan a intentar cruzar el Mediterráneo de cualquier manera. 

Entonces es cuando se convierten en noticia aquí. Una parte paga con su vida en el agua; otra parte recibe la devolución policial nada más entrar; una última malvivirá sintiendo el rechazo de una población acomodada. Sin embargo, leerás por las redes sociales que han llegado a Europa para vivir de subsidios.

Miércoles, 18 de diciembre. El calabozo

Una de las noticias del día, ocurrida ayer, es la condena a prisión permanente revisable a El Chicle por la muerte de Diana Quer. Me doy cuenta que, en los últimos tiempos, todos los casos truculentos y mediáticos acaban en cadena perpetua. Eso de la prisión permanente revisable no deja de ser una denominación políticamente correcta que demuestra que hay gente interesada en manipular para qué sirve el sistema penitenciario en España.

Siempre pensé que una pena de cárcel servía para la rehabilitación y la posterior reinserción en la sociedad. Lo que pasa es que cada vez más personas solo ven en el trullo un lugar donde enjaular al personal como medida ejemplarizante y coercitiva de cara a la sociedad.

Lo siguiente puede que sea reabrir los calabozos municipales. Aquí, en Aguatón, todavía se intuye en una esquina de la plaza, bajo las escaleras de la casa lugar, el agujero de entrada. No sé cómo sería en su momento la puerta, si de madera o de barrotes de hierro, pero aquello debía ser bien pequeño. Ya fantaseo con una cara desencajada mirando a través de una ventanilla enrejada implorando por un poco de agua o una barrita energética.

Jueves, 19 de diciembre. La sentencia

Lo voy a hacer corto. Ha de venir la justicia europea para enmendar la plana a la española con el tema de Cataluña. Hacer que el conflicto pase por el estrado es lo que tiene: que hay siempre una instancia superior, más alejada de presiones políticas localistas y viciadas, que tiene una vista más clara.

Estaba cantado que Luxemburgo iba a fallar a favor de Junqueras. Pasó antes con las justicias belga, alemana y británica. Aquí hay un problema de derechos y libertades que no vemos porque interesa tener en tensión la situación e intentar sacar rédito electoral.

Durante los próximos días veremos cientos de declaraciones en contra de la Corte de Justicia de la Unión Europea con el único propósito de que este país no cuente con un gobierno de forma inmediata. Y, bueno, con afirmaciones fundamentalistas de gente que ve fantasmas donde no los hay.

Viernes, 20 de diciembre. La urea

Los coches diésel pueden tener una segunda vida gracias a la adaptación de los motores a tecnologías menos contaminantes. La mala noticia es que en este país todavía no hay marcas dispuestas a proporcionar el cambio porque, al parecer, la normativa no lo contempla.

La clave está en la urea diluida, que ya se vende en muchas gasolineras. Los vehículos antiguos no están preparados para mezclarla con el gasoil, así que polucionan que da gusto. Esos cacharros están condenados a la chatarra en estos momentos.

¿Se permitirá la adecuación y utilización en los tractores viejunos? El campo conoce bien la urea, pues la echa a gogó para que los cultivos tomen fuerza durante la primavera. Total, ya se dice que hay cacharros que funcionarían igual con vino que con gasóleo. ¡Qué más dará echar unos granillos de urea 46% cada día al depósito!

Sábado, 21 de diciembre. Lejano oriente

El pueblo de Japón no soporta a la gente de Corea del Sur. ¡Quién lo iba a decir! La imagen civilizada y feliz de los nipones se transforma cuando se trata de relaciones vecinales. Lo mismo que nos pasa por aquí, vamos.

La semana que viene se reúnen los principales mandatarios de ambos países y se ha dado a conocer una encuesta japonesa afirmando que el 87,9% considera que la afinidad entre las naciones no es buena. El año pasado la misma respuesta obtuvo un 65,7%. 

Hay que recordar que Japón sometió a la península de Corea en el periodo de entreguerras, hace cien años. Las cosas no están mejor con China. El 75,5% de personas encuestadas en Japón considera los vínculos como malos. Nada que ver con los amados Estados Unidos y los países europeos en conjunto.

Reconozco que la noticia tiene escaso interés para la provincia de Teruel. Pero es que nos acercamos a la Navidad y la actualidad flojea. Además, tampoco está mal conocer algo más que nuestro ombligo.

Domingo, 22 de diciembre. Edición lujosa

Voy a hacer compras por internet y que me traigan al pueblo la adquisición. Hoy tengo una nueva ocasión para hacerme con el primer disco en español de Laura Pausini, veinticinco años más tarde de ver la luz. Cosa que no hice en su día. 

La cantante de La soledad, Se fue o Amores extraños ha publicado una edición de lujo del álbum original con dos cortes adicionales, un disco compacto con las mismas canciones en italiano, otro con versiones análogas en directo, un vinilo transparente con todos los temas, un DVD con un par de programas especiales de Televisión Española y un librillo con textos de Laura Pausini y Risto Mejide.

Presiento que este conjunto acabará arrinconado en alguna estantería y que si quiero oír alguna vez algo de la italiana lo haré a través de algún servicio en continuo por internet. De lo que estoy seguro es que habré satisfecho mis ansias de consumo para unos cuantos días o meses.

La imagen de la semana

No hay cosa que adore más que salir a comer, cenar, merendar o resopar. Si al sentarte a la mesa te encuentras con un mantel que te recomienda, ante todo, disfrutar, más que mejor. Y si la sugerencia va envuelta en signos de exclamación, me derrito. La pega es que puede haber alguna demora en el servicio, pero me consuela que el personal del restaurante esté para atenderme. Habrá que darle una segunda oportunidad al local si todo sale mal.

Portada de Hoy

© 2020 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net