Diario de Teruel
Síguenos en...
Martes, 31 de marzo de 2020
TERUEL

27/12/2019

La trufa se cría en tres zonas climáticas de España y las tres confluyen en Teruel

Del estudio se desprende que tanto el agua como la temperatura son factores limitantes
Cruz Aguilar
imprimir
Varios investigadores del Cita, en un campo trufero
Varios investigadores del Cita, en un campo trufero

La trufa se cría en tres zonas climáticas diferentes de España, una más cálida y seca, otra seca y fría y una tercera caracterizada por una mayor humedad. La diferenciación la plantea Sergi García-Barreda, investigador del Cita, Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón, en el estudio titulado Agroclimatic zoning of Spanish forests naturally producing black truffle (Determinación de zonas agroclimáticas en el área natural de distribución de la trufa negra en España). 

La primera de las zonas es la más cálida y seca y abarca tanto la costa catalana como la zona valenciana y de Gúdar-Javalambre. La segunda de las zonas es más seca todavía pero más fría y se extiende por la parte interior de la provincia de Teruel, Guadalajara y Soria. 

El tercer territorio en el que se crían trufas es más húmedo ya que abarca el Prepirineo varios lugares puntuales de Teruel, como algunos territorios de Gúdar-Javalambre o los puertos de Beceite. No obstante, el investigador precisó que en la comarca truferas por excelencia de Teruel, que es Gúdar-Javalambre, confluyen los tres tipos de clima. 

Para la elaboración del estudio han tomado como referencia un total de 170 puntos distribuidos por todo el territorio nacional y con una altitud que, salvo contadas excepciones, va desde los 800 a los 1.200 metros. En todos ellos hay montes de propiedad pública sobre los que se han realizado aprovechamientos truferos. García-Barreda concretó que se han tomado únicamente aquellos sobre los que el aprovechamiento se ha llevado a cabo durante dos décadas, ya que es indicativo de que ha habido cierta cantidad. El investigador del Cita aclaró que han optado por estas referencias ante la falta de datos sobre producción truferas. 

Montes públicos

Tomando como punto de referencia esos montes públicos, “es la zona calurosa y seca donde mayor productividad hay”, matizó el experto, quien subrayó que lo saben porque se trata de las zonas del Maestrazgo, Gúdar-Javalambre, Valencia y Tarragona, que son las que más montes con aprovechamiento comercial han tenido, “lo que indica que el grueso de la producción ha estado ahí”, aseveró.

“Esos 20 años de aprovechamiento comercial indican que ha habido cierta cantidad”, precisó Sergi García-Barreda. Hay zonas situadas a tan solo 500 metros de altitud, concretamente una muy cercana a Barcelona, y también otras que superan los 1.400 metros, aunque la mayor parte van desde los 700 u 800 metros hasta los 1.200, que es el rango considerado óptimo para la Tuber melanosporum.

El estudio ha comparado los aprovechamientos con el cambio climático ya que ni las temperaturas ni las precipitaciones son las mismas ahora que hace 50 años en la mayor parte de los territorios. “En cada punto de producción hemos mirado la temperatura, la lluvia, las heladas y la evapotranspiración”, recalcó, para añadir que esto puede servir para conocer si ese clima se mantiene o si es tan bueno para la producción truferas como lo era hace 30 años.

Temperatura y riego

De la investigación se desprende que el agua -o más bien la ausencia de ella– es un factor limitante para la trufa. También lo es la temperatura, sobre todo en aquella zonas donde las máximas estivales superan las registradas en las zonas truferas de España, Francia e Italia. Estas elevadas temperaturas no son relevantes en invierno, pero sí durante el verano, sobre todo si están fuera del rango.

García-Barreda comenta que paliar la escasez de agua es algo relativamente sencillo en el cultivo, donde el riego es fundamental en prácticamente todas las zonas. Sin embargo, reconoce que gestionar el exceso de temperatura entraña más complejidad: “La única forma es a través de la poda”, dejando la copa en forma de sombrero para que aporte más sombra. Otra posible medida es dejar crecer la vegetación entre las hileras de los árboles, pero recalca que son temas sobre los que, a día de hoy no se ha experimentado para constatar que realmente resulte beneficioso. 

En las zonas frías había otro factor que también se salía de lo que se considera ideal y era las bajas temperaturas primaverales. Retrasan el arranque y crecimiento de las carrascas y también el nacimiento de la trufa”, comentó Sergi García-Barreda, quien no obstante incidió en que estas conclusiones se basan en datos y no en experimentación en campo.

Portada de Hoy

© 2020 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net