Diario de Teruel
Síguenos en...
Sábado, 26 de septiembre de 2020
ENTREVISTAS

31/12/2019

Laia Cárdenas, arpista: “Para tocar el arpa, o te gusta mucho y te enamoras de ella o no aguantas”

Es profesora de música y lleva tres meses viviendo en Cretas, donde ha iniciado un nuevo reto en su vida
Maribel S. Timoneda
imprimir
Laia Cárdenas, con su arpa en su casa
Laia Cárdenas, con su arpa en su casa

Los vecinos de Laia confiesan que en verano abren las ventanas de sus casas cuando la escuchan ensayar con su arpa. Profesora de música y de arpa, ha decidido dejar su zona de confort en Barcelona para probar una nueva vida en Cretas.

-¿Qué cambio ha habido en su vida para decidir instalarse en Cretas?

-Yo soy de Barcelona y a los 25 años me fui a Vilanova i la Geltrú. La montaña siempre me había gustado. Mi padre también tiene una casa rural en Calaceite, y he venido mucho por la zona. Tenía  el gusanillo de irme a vivir a una casa de piedra a la montaña. Miré otros pueblos y se dio la circunstancia de que en Cretas, que es precioso, pude alquilar una vivienda. Además, la gente aquí es muy agradable y acogedora.

-¿Cuánto tarda una en decidir dejar el trabajo, el entorno en el que ha estado 20 años y cambiar por completo de forma de vida?

-Me lo pensé mucho. Estuve dos años valorándolo, porque dejas completamente tu zona de confort. Pero era cuestión de decidir si seguía dando clases de arpa y me jubilaba así o si, por el contrario, tomaba la decisión y cambiaba por completo de vida.

-¿Daba solo clases de arpa?

-Daba clases de todo, no sólo de arpa. También de piano, de teatro, en fin, de todo. Me había construido mi espacio. Pero o tomaba la decisión o me quedaba así para siempre. Y yo, que con el teatro me había construido un personaje de payasa haciendo actuaciones, lo que quería era cambiar.

-¿Y cuál es su proyecto ahora?

-Quiero barajar el arpa con mi personaje de payasa y e cuentacuentos, y eso puede ser un cuentacuerdas...

-Y ese cuentacuerdas ya se ha estrenado...

-Sí, en Cretas, y con un buen resultado.

-¿Qué hace su personaje?

-Es una payasa muy, muy cañera, que cuenta cuentos, pero  que también hace juegos y magia dirigida a los niños. Aunque la verdad es un espectáculo familiar, porque saco a la gente a bailar y esas cosas.

-¿Qué la llevó a la creación de ese personaje?

-Bueno, mi primera payasa tiene 12 o 13 años ya. Al estar durante mucho tiempo trabajando con niños, un día me tocó sustituir a una amiga que hacía espectáculos. Lo hice y así nació.

-De todas formas, ha venido a Cretas acompañada de su arpa, ¿qué ha representado ese instrumento en su vida?

-Todo. Me lo compraron mis padres con 15 años, aunque yo llevo desde los ocho tocándola. Ha sido todo en mi vida. Es el instrumento que me acompañó en los estudios en el Liceo y en el Conservatorio, que son muy duros. Después, cuando terminas esa etapa sientes una especie de amor odio por ella, pero es una parte de mí, porque la he tenido siempre conmigo.

-¿Qué tiene este instrumento que es tan complicado encontrar especialistas?

-En primer lugar, es caro, porque está hecho a mano. Pero yo creo que quien quiera tocar el arma se tiene que enamorar de ella, porque la técnica es muy complicada y cuando la técnica se aprende es en los primeros años. Es por ello que o te gusta mucho y te enamoras de ella o no aguantas. El piano, por ejemplo, es distinto, porque a un niño pequeño lo pones al lado de un piano y enseguida suena, y los dedos no duelen, tampoco el cuello... El arpas un instrumento sacrificado, tiene 47 cuerdas, siete pedales y tres posiciones en cada uno. O lo aprendes bien o no hay forma.

-¿Y ahora a por el violín?

-Sí, quiero aprender a tocar el violín por los espectáculos, porque es un instrumento más llevable.

-¿Con cuál se quedaría, con el mundo del espectáculo, con el de la música como profesora...?

- Los dos me llenan. En el mundo del espectáculo tienes ese momento, cuando cinco minutos antes de que empiece un bolo la sala está llena de gente y tienes momentos de nerviosismo, pero cuando acabas y la gente se lo ha pasado bien es muy satisfactorio. También es un riesgo, porque en un espectáculo puede pasar de todo. En cuanto a la música, es muy agradable dar clases, porque al tener contacto con los alumnos cada día, los terminas queriendo mucho. Ahora, por ejemplo, añoro muchísimo a todos mis alumnos, sobre todo a los que tienen necesidades especiales.

-¿El arpa es un instrumento adecuado para niños con dificultades de comunicación?

-En general la música va muy bien, toda la música, aunque el arpa especialmente porque es un instrumento muy dulce, que no asusta. Puedes jugar mucho con su sonido, tocar las cuerdas utilizando un papel y generando distintos sonidos, etc.

-¿Qué está preparando de manera inmediata?

-En el Matarraña he encontrado un montón de músicos en solo tres meses, algo extraordinario. Ahora mismo estamos formando un grupo de música celta. Ensayamos en mi casa y preparamos el grupo para tocar en las ferias medievales que se tercien. Aparte, con un guitarrista de Cretas y otro cantante hemos hecho un espectáculo de tres cuentos mezclados con música y, por supuesto, con el arpa. Se pueden hacer muchísimas cosas.

-En definitiva, que se va a concentrar en el mundo del espectáculo.

-Ahora es lo que tengo previsto. Estoy ilusionada y es una etapa nueva. Además, aquí tampoco tengo muchas posibilidades de dar clase en las escuelas de música, porque en los centros suele haber algún instrumento, pero no arpas, y los niños van con un violín a cuestas, con un saxofón... Eso significa que yo tendría que llevar de un sitio a otro el arpa y es un instrumento muy delicado que no quiero sacar demasiado de casa.

© 2020 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net