Diario de Teruel
Síguenos en...
Jueves, 2 de julio de 2020
UN DÍA DE ESTOS

29/5/2020

Saber perder

Raquel Fuertes
imprimir

Creo que ya he contado que mi colegio estaba en el límite de la ciudad. Al otro lado había descampados y huerta hasta que construyeron unas viviendas sociales cuyos inquilinos dieron mucho que hablar en las páginas de sucesos durante años. Un cole de barrio obrero como tantos.

No hacíamos excursiones, pero también me libré la educación física hasta el instituto (gran alivio para torpes) y los profesores fueron magníficos. Cuando estaba en 8º (sí, yo fui a EGB) las cosas empezaron a cambiar y se hizo una fiesta del colegio con concurso de poesía incluido. Yo me creía muy madura y buena poetisa (o sea, repelente) así que vi mi clara oportunidad de ganar dado que en las categorías de habilidades deportivas no se planteaba ninguna alternativa de participación honrosa.

Y escribí mi poema. Aunque recuerdo los primeros versos, no recuerdo exactamente el título de aquella obra maestra de ritmo y sentimiento. Hablaba de dos amores (uno platónico y el otro más, que los 13 años de entonces no eran los de ahora) y de cómo uno había venido deslumbrante a quitarle luz al que parecía ser el legítimo. En semejante disyuntiva ganaba el legítimo y al otro se le dejaba marchar. Ni uno ni otro supieron jamás de aquella desazón. La razón de mi tormento y desasosiego solo la conocimos el jurado y yo. 

¿No les enternece? Teniendo en cuenta que la rima y la métrica debían ser perfectas (creo que era un soneto) era un triunfo seguro.

Quedé segunda. Ganó mi mejor amiga con un texto del río de su pueblo que a mí me parecía absolutamente pobre e infantil (no guardo ningún resquemor y me alegré mucho por ella, como pueden observar). Ese subcampeonato me llevó a no escribir poesía más que una vez, treinta años después y con todavía peor fortuna, cumpliendo entonces ya con mis obligaciones como madre en un concurso de padres del colegio. Y eso que la vida me dio mil oportunidades para conocer y relacionarme con los mejores poetas. Sin duda, faltaba el talento.

Eso sí. Aprendí una lección: hay que saber perder. Si es lo que quieres, sigue peleando y no te rindas. Si no, pasa página.

Dedico a esta columna a los subcampeones (que no perdedores) del Diario. En el deporte se dice que el oro y el bronce se ganan y la plata se pierde, pero hay que luchar mucho para ser segundo (o que solo haya dos…).

© 2020 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net