Diario de Teruel
Síguenos en...
Martes, 19 de enero de 2021
EL IMPACIENTE INGLÉS

13/1/2021

Borrasca

Juan Corellano
imprimir
EFE/ Mariscal
EFE/ Mariscal

Parece que la nieve ya comienza a disiparse, lentamente derretirse sobre las calles y techumbres de nuestras ciudades según amaina la tormenta. La borrasca Filomena -ya hablaremos otro día de los barrocos bautismos que practicamos a los temporales- ha teñido de blanco gran parte de nuestro país en lo que, según dicen, eran solo los prolegómenos de una monumental ola de frío que se nos viene encima. 

La incesante lluvia de copos ha dejado colapsados, congelados de la manera más literal, varios puntos de España y más concretamente, como nos han recordado con cansina insistencia, Madrid. 

Sálveme yo de minusvalorar las dimensiones de esta nevada en la capital, inéditas desde hace casi 50 años, o de sus consecuencias para unos servicios sanitarios que no pueden permitirse la pausa ante una pandemia que no da tregua. Tampoco la larga noche de aquellos a los que la nevada dejó atrapados en la calle lejos de sus casas, ni el desamparo de a quienes les pilló en la calle, siendo esta su casa. Y se ha de reconocer también la obviedad de que, al ser la ciudad más poblada, la capital y el punto neurálgico de gran cantidad de medios de transporte, allí los problemas se magnifican y los afectados se multiplican. 

Sin embargo, aún teniendo en cuenta la excepcionalidad de la situación y sus implicaciones, resulta inevitablemente molesto volver a saborear el poder succionador de nuestra capital. Esa irritante dialéctica que sugiere que todo lo que le sucede a Madrid le está sucediendo al mundo, y por ende a todos ha de interesar. Esa sensación de que en España no se descubren los estragos de la nieve hasta que esta no cae en el mismo centro del país. Esa innecesaria necesidad de divulgar la heróica gestión del alcalde José Luis Martínez-Almeida para evitar que Madrid quedase sepultado por la nieve cuando, ni la mayoría de los españoles tienen a Almedia como alcalde ni sus gestiones van más allá de las obligaciones de un cargo al que accedió de manera absolutamente voluntaria. 

Poco importan ya estas cuestiones, pues, como decía, la nieve parece disiparse y la borrasca comienza a amainar. Filomena se desplaza ahora sobre nuestra región y algunas otras en el este. Abandona así el centro del país, probablemente también el de nuestra atención. 

© 2021 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net