Diario de Teruel
Síguenos en...
Domingo, 8 de diciembre de 2019
TERUEL
Pilar Fuertes

3/12/2019

El alcohol sigue siendo la principal causa de las adicciones que se tratan en la Unidad de Atención y Seguimiento de Adicciones

La UASA, la Unidad de Atención y Seguimiento de Adicciones, cumple 30 años atendiendo a los turolenses. Esta entidad de Cruz Roja en colaboración con el Gobierno de Aragón y que hasta 2005 se denominaba CAT (Centro de Atención a Toxicomanías) afronta nuevos retos acordes a los tiempos pero en su trayectoria que siempre ha estado presente el tratamiento de la adicción al alcohol. Si hace tres décadas suponía más de la mitad de los casos atendidos, ahora se acerca al 40% dando paso a otras sustancias como la cocaína, que representa más de un 25% o el cannabis, que se acerca a este porcentaje. 

El centro, que es atendido por un médico, una psicóloga clínica, una trabajadora social y una enfermera, está viendo cómo irrumpen otras adicciones que en otros lugares más grandes ya son muy preocupantes y que aquí empiezan a notarse como es la ludopatía. 

“Estamos en una fase inicial en el tratamiento de este tipo de adicciones”, apunta el responsable de la UASA en Teruel, José Antonio Pérez, que advierte que está ligada a otras adicciones como la del alcohol, porque en las casas de apuestas se ofrecen bebidas alcohólicas muy baratas incluso gratis por el hecho de jugar, y el cannabis y la coca porque se ofrecen en sus alrededores.

La UASA es desde sus orígenes el lugar de distribución de la metadona. Pérez recuerda cómo cuando se abrió el centro, en 1989, la heroína se encontraba entre las primeras preocupaciones de los ciudadanos. Ahora, sin embargo, el consumo de drogas está normalizado y hay una menor sensación de peligro con drogas como la cocaína y el cannabis.

Con el alcohol ha habido logros, como por ejemplo la prohibición de las publicidades en las marquesinas junto a los centros educativos, pero queda mucho por hacer.  Por eso la UASA, que forma parte de la Zona Envaquíllate, participó en la presentación de una campaña del Centro de Prevención Comunitaria del Ayuntamiento para llamar la atención de las familias sobre el consumo de alcohol. “No es posible que una madre o un padre compren bebidas alcohólicas para que sus hijos hagan botellón”, subraya este médico que lleva 30 años tratando adicciones.

En su opinión, desde las instituciones se debería regular su consumo tal y como se hizo con el tabaco y que ha arrojado resultados espectaculares.

Junto a su equipo, recuerda que la adicción al alcohol y a otras sustancias no distingue  clases sociales, nacionalidades o edades y que en ocasiones va unida a conductas como el maltrato. 

Papel de las familias

La psicóloga Mª Ángeles Giménez destaca la importancia de la familia en todo este proceso. “Muchas veces el usuario del centro no ha visto su problema y las familias son el detonante para que vengan a la Unidad”, cuenta.

Los tratamientos son largos. En la UASA ofrecen atención personalizada y privacidad, para lo que en sus instalaciones de la calle San Fernando disponen de varias salas. 

Además del tratamiento ambulatorio, desde Teruel derivan casos a la comunidad terapéutica, que se encuentra en Zaragoza, en el centro Entaban, donde las estancias son prolongadas, de entre seis meses y un año.

Todos estos tratamientos son gratuitos. Los usuarios llegan directamente a la UASA o lo hacen por orden judicial, ya que en el caso de que alguien con una adicción haya sido condenado  la pena puede ser conmutada por someterse a tratamientos de desintoxicación.

El equipo del centro turolense reconoce que el número de usuarios que llega a la Unidad, que en los primeros nueve meses de este año fue de 237, es muy bajo en relación al que creen que hay en la sociedad. Es muy difícil asumir que se tiene una adicción y más aún decidirse a buscar ayuda.

Funciones

Esta unidad ofrece información, orientación y asesoramiento. Plantea planes individualizados de tratamientos de desintoxicación y deshabituación ambulatoria. Desarrolla atenciones específicas de cada adicción y programas de intervención familiar con objetivos terapéuticos así como apoyo en procesos de incorporación social. Trabajan además en coordinación con otros recursos existentes. Todo para que la adicción deje de ser un problema.

Programas de atención a toxicómanos y a familias

El Centro de Atención a Toxicomanías de Cruz Roja en Teruel comenzó en 1989 con la concesión de una subvención para el inicio de un programa de atención ya que hasta la fecha los casos tratados habían sido muy pocos y no contaba ni con personal ni con medios. En 1990 incorporó un programa de apoyo a familias y otro de atención a toxicómanos en instituciones penitenciarias, que fue premiado en 1994 por el Ministerio de Justicia. 

En 1992 se firmó un convenio con el Gobierno de Aragón para incorporarlo a la red de recursos del Gobierno de Aragón en materia de drogodependencias y en 2005 se haría un concierto con el Salud, lo que supuso financiación estable e integración en su red, en el sector de Teruel, mientras que el sector de Alcañiz tiene otro. Con el Plan Autonómico de drogodependencias y otras adicciones de 2005, el CAT pasó a denominarse UASA.

© 2019 Diario de Teruel. All rights reserved.

Aviso Legal / Protección de Datos

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.net • redaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.net • comarcas@diariodeteruel.net • deportes@diariodeteruel.net • deportesalcaniz@diariodeteruel.net • publicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.net • maquetacion@diariodeteruel.net • autoedicion@diariodeteruel.net