Síguenos
Toni Fernández

Hay veces que es demasiado fácil acostumbrarse a lo bueno, pero cuando nos lo quitan es cuando nos damos cuenta de lo que nos falta, algo que se puede convertir casi en rutinario pero que sin ello no sería lo mismo. Esta comparación puede servir para darnos cuenta de lo que nuestro voleibol nos está dando, no sólo a sus aficionados sino a toda la ciudad. 

Ya han pasado unos cuantas temporadas desde aquel ascenso que supuso el inicio de todo. Transcurridos los años, viendo que cada vez se necesita más espacio en las vitrinas del club para colocar los títulos conseguidos, nos puede parecer algo normal, algo que se da por hecho, algo como digo, casi rutinario. Pero nada más lejos de la realidad, los que hemos y seguimos practicando deporte sabemos lo difícil que es conseguir victorias y más aún títulos. El trabajo va desde los responsables del club, directivos, secretaría técnica, hasta utilleros, ayudantes y por supuesto jugadores y cuerpo técnico. Pero nada es fácil, tiene que haber detrás un trabajo enorme de todos y cada uno de ellos, cada cual en su área, unido además al apoyo institucional y económico de entidades y patrocinadores. 

Prácticamente todos los años ganar una o varias competiciones es algo sumamente difícil, pero claro, cuando ya son muchas temporadas así se da casi por hecho. Algo similar a ver a Messi marcar goles, a Bolt ganar carreras de velocidad, o a Phelps siendo el más rápido dentro del agua. Seguro que si pudiéramos preguntarles a ellos nos dirán el trabajo y sacrificio que hay detrás de todos estos logros. 

Según el palmarés de equipos aragoneses el CV Teruel en su relativa corta etapa profesional es el segundo equipo más laureado de la región, tan sólo por detrás del C. Hielo Jaca. Hecho que nos hace sentir orgullo, bien se merecen los jugadores y directivos su reciente reconocimiento por la ciudad y sus gentes por el reciente título conseguido. Y el hecho de que esto sea ya prácticamente una rutina, no quita para reconocer su mérito y dificultad, que se consigue año tras año, y donde esperamos seguir con el nombre de nuestra ciudad en lo más alto del volei nacional.