Síguenos
José de Haro

Toni Fernández

No pudo ser. El pasado fin de semana, de nuevo y como es habitual durante ya muchos años, el CV Teruel estaba presente en la fase final de un campeonato, esta vez en la Copa. Y es que es solo hecho de estar allí presente, con los mejores, es ya un gran logro, pero claro, el CV Teruel es mucho CV Teruel, y lo que todos esperábamos era que trajeran para nuestra ciudad la séptima copa. Claro, hablamos que ya tenemos seis, y eso son palabras mayores por muy habituados que estemos. 

Pero el deporte profesional es así, tras un primer partido con victoria, llegaron las semifinales, y en el torneo del ko, donde se junta que no haces un buen partido, que no te salen muchas cosas y además a tu rival le sale prácticamente todo, pues el resultado es algo inesperado a priori, pero seguramente justo por lo que se vio en el partido, y es algo que hace bonito al deporte, así que tocó ver la final desde fuera. 

Pero el hecho de no poder ganar la copa, y ni siquiera poder estar en la final, obviamente supone un revés, una desilusión, una decepción, pero es algo normal en las competiciones deportivas, una derrota, asumida además con gran deportividad, con orgullo, y felicitando a un rival que mereció la victoria. 

Así que ahora, después de la resaca copera, podemos sentirnos orgullosos de nuestro equipo, y dar más valor incluso a lo que lleva ya muchos años haciendo, ganar títulos, estar en las finales, en la élite del Volei nacional, llevar nuestro nombre por Europa, en resumen, estar durante mucho tiempo ya en la cima profesional. Y eso es algo muy difícil, todo el que ha podido realizar deporte a cierto nivel sabe lo que supone, hacer las cosas muy bien tanto dentro como fuera del campo, además de tener apoyos, económicos e institucionales, y no es la suerte ni la casualidad la que te hace estar donde está durante tantos años seguidos, sin apenas altibajos. Todo esto unido a la que es seguramente la mejor afición de España, hacen un matrimonio que ha hecho historia,  y al que le queda mucho más tiempo de seguir escribiendo en el  libro dorado del deporte turolense.