Síguenos
Cruz Aguilar
Pese al consenso entre Gobierno, patronal y sindicatos, parece la reforma laboral de la discordia. Al final ha salido adelante por un error y con el río muy revuelto. El voto de Alberto Casero, diputado del Partido Popular por Cáceres, inclinó la balanza e hizo realidad algo sobre lo que, antes de la votación, no había ninguna duda. Todo el mundo contaba con que ERC y Bildu votaran en contra, pero se esperaba que la disciplina de partido pesara sobre los votos de UPN, donde la cúpula se había posicionado a favor de un respaldo al gobierno del que los dos diputados navarros no querían oír ni hablar. Hasta el último momento tuvieron el as en la manga, a buen recaudo y en secreto. De hecho en declaraciones de esa misma mañana mostraron su malestar, pero no dejaron entrever el sentido del voto. Resulta que nadie les había consultado su opinión, simplemente habían recibido directrices de lo que tenían que hacer. Esas cosas que pasan en las provincias y de las que siempre nos quejamos. Alberto Casero, el que se equivocó al darle al botón, fue uno de los pocos diputados que participó en el fin de semana que pasaron por la Sierra de Albarracín algunos representantes de la España interior con Teodoro García Egea. Con acento cacereño, sentido del humor y gran afabilidad, paseó junto a las vacas de Guadalaviar. Allí Garcia Egea usó los verdes pastos serranos para hablar de la ganadería extensiva y criticar las palabras del ministro Garzón. Casero es uno de los hombres de confianza de García Egea y el PP pronto salió ayer en su defensa, pero solo había una opción para sacarle la cara: acusar a la tecnología. Una equivocación (o dos) la tiene cualquiera, y si no que nos lo digan a los periodistas, pero lo mejor es asumir el error, pedir disculpas si hace falta y a otra cosa, porque insistir en que todo el universo se ha aliado en mi contra no cuela. A raíz de este lío surgen dudas. Si realmente fuera un error técnico, ¿se cambiaría solo el voto de Casero o habría que repetir la votación?. En ese caso, ¿UPN se mantendría en el NO? Supongo que sí, ya que te has enfrentado al partido no va a ser solo para un rato. ¿Y que harían Bildu y ERC?, porque una cosa es no compartir la reforma de Díaz y otra muy distinta propiciar con tu voto que siga vigente una con la que aún estás menos de acuerdo.