Síguenos

La intrascendencia: ¡lo que faltaba para la peseta!

Francisco Herrero

Lunes, 16 de noviembre. Enzarzamiento

El enzarzamiento en las redes sociales entre el alcalde socialista de Alcañiz, Ignacio Urquizu, y el senador de Teruel Existe, Joaquín Egea, por el asunto de las ayudas a las empresas de las zonas con muy escasa densidad de población está en su cumbre.

Anoche, Ignacio echó en cara a Teruel Existe la forma como se mueve en política. Joaquín ha despertado hoy batallador y ha recordado al alcalde que tiene un pasado susanista y que, por eso y en venganza, desprestigia al actual Gobierno de España. Ignacio ha sacado pecho para puntualizar que el senador muestra “mucha rabia” en sus palabras, a lo que Joaquín ha contestado que él sabrá “a quién debes lealtad”, que es “muy moderado, lo único que no soporto es la mentira y la difamación gratuita” y que el alcalde tiene un ego como un piano. “Descalificas a todo el mundo que no piensa como tú”, replica Ignacio mientras toca el tema de unas reuniones sobre la ciudad a sus espaldas. A lo mejor como represalia por la ausencia de Teruel Existe en aquella mesa de reconstrucción liderada por el Gobierno de Aragón. Interpreto yo sin saber.

“Tu victimismo es cansino”, objeta el senador, a la vez que asegura que se siente traicionado por Ignacio y su “afán de protagonismo”. Ignacio señala que la idea en la que está trabajando no es exactamente la de Joaquín y que no menosprecie. “Cree el ladrón…”, dice el senador. “En cada tuit, una descalificación”, se queja el alcalde y añade: “Eres un faltón”. “Veo que estás desatado”, responde el senador y concluye: “Con esta última ha tocado techo. Manipulas y mientes, te irán conociendo fuera como te van conociendo en Alcañiz”.

¿Y por qué reproduzco de forma resumida una conversación más o menos intrascendente en las redes? Pues porque es el inédito retrato de la política provincial actual. Estos son los hechos y tú tienes que hacerte la opinión. 

Martes, 17 de noviembre. Laika

En la tierra hay un satélite español menos y en el cielo, a saber dónde, un cacharro perdido más. Ingenio era un dispositivo capaz de actuar como el ungüento blanco, que para todo vale y para nada aprovecha. Iba a usarse como base cartográfica de detección de incendios, de nitratos en explotaciones agrícolas o de construcciones ilegales. También iba a servir para tomar fotografías de precisión de todo el planeta y, cómo no, para uso militar. El coste del artefacto ha sido de unos 200 millones de euros, que bien podrían haberse invertido en el deficiente estado de la red de carreteras de la Diputación Provincial, pero ya se sabe que la investigación y la ciencia, en estos momentos, es lo primero.

El caso es que Ingenio, acompañado del francés Taranis, se ha perdido en el universo, rememorando la versión de Mecano sobre la perra Laika. Adiós. Un fallo en el cohete Vega de la Agencia Espacial Europea ha sido el motivo.

Dicen que el aparato español no disponía de seguro, por lo que la inversión se ha volatilizado en unos pocos minutos, como si fuera una falla de San José. Las malas lenguas dicen que el artilugio francés sí que estaba protegido frente a imprevistos. Durante los próximos días nos enteraremos con detalle. Lo cierto es que esta desgracia es una alegoría trágica sobre el sector tecnológico nacional. 

Miércoles, 18 de noviembre. Para siempre

Hoy navegando en internet, una reliquia me encontré. Se trata de un documento del Ministerio de Economía fechado en julio de 2000, un plan nacional de transición al euro, donde se lee: “Aunque la peseta deje de tener pleno poder liberatorio el 28 de febrero de 2002, se podrá seguir canjeando en las entidades de crédito hasta el 30 de junio de 2002. A partir de esa fecha los billetes y monedas en pesetas se podrán continuar canjeando por tiempo ilimitado en el Banco de España”. Vamos, que mi memoria no me engañaba cuando recordaba la propaganda institucional de principios de siglo donde se afirmaba que la posibilidad de cambiar las pesetas por euros iba a ser para siempre.

¿A santo de qué saco a colación esta menudencia del pasado? Pues porque en 2012 se aprobó que el 31 de diciembre de este año sería el último día para el trueque de pesetas por euros y hoy ha publicado el boletín oficial que el plazo se prorroga hasta el 30 de junio de 2021. Vete a saber por qué. Porque otros vencimientos no han merecido moratoria a causa de la pandemia.

Asumo que una compañía telefónica te va a engañar al contratar un producto con una oferta para siempre. Pero que el Estado juegue con este tipo de cambalaches no me parece serio. Otros países de la Unión Europea establecieron un periodo para el canje desde el principio.

Jueves, 19 de noviembre. Las apariencias

Hay asuntos que resultan esenciales para el mundo rural y es evidente que en un imaginario globalizado la caza está en la parte alta de la lista. Y por eso, hoy, el Gobierno de Aragón ha permitido la movilidad fuera de territorios confinados para el control cinegético del conejo, el jabalí, el corzo, el ciervo y la cabra montés. ¡Oh! Espera. Me parece a mí que lo que acaba de aprobar nuestra administración autonómica es que el acaudalado urbano tipo tenga un salvoconducto para salir a cobrarse unos trofeos de caza mayor.

No tengo mucho interés por las cacerías, pero percibo los intereses de los aficionados locales que no necesitan permiso de desplazamiento. Y estos no pasan por las capturas que cuelgan de paredes de rancio abolengo. Lo importante es el almuerzo o la comida de después de salir al monte a por conejos y liebres, o en batida al jabalí o al zorro.

Estaría bien comenzar a distinguir lo que es el negocio de la caza de lo que es una actividad lúdica. El lucro y las apariencias se sitúan en la ciudad, desde donde se legisla; la diversión reside en el terreno rural, donde se sobrelleva como se puede la normativa que emana desde la ciudad.

Viernes, 20 de noviembre. Populismo

Que no compres en Amazon, que voy a montar una supermanzana que cubra toda la ciudad y podrás ir caminando sin problema a todos los comercios de proximidad que haga falta para comprar esa pila de botón tan contaminante que es imposible de encontrar si no se pide a escondidas por Aliexpress a un proveedor chino de dudosa reputación. Que nadie supere en populismo a Ada Colau, por favor.

Sábado, 21 de noviembre. Polonia y Hungría

El presupuesto de la Unión Europea para los próximos años está paralizado porque Polonia y Hungría han votado que no. Aquí andamos con mucha preocupación por los fondos para la recuperación de la pandemia, pero de la aprobación depende también el pago de la Política Agrícola Común o los fondos de cohesión.

La clave está en que existirá la posibilidad de retirar la financiación a los países que vulneren el Estado de derecho. Y Polonia y Hungría rechazan un mecanismo de ese tipo. Debe ser que tienen pensado violar el Estado de derecho.

Domingo, 22 de noviembre. Calistenia

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, inauguró la semana pasada varios aparatos para practicar calistenia. Así. A la vanguardia de las tendencias deportivas. Reconozco que es la primera vez que leo esa palabra y he tenido que buscar en qué consiste el ejercicio. Porque el confinamiento me lo impide, pero si pudiera iría hoy a ver cómo se practica eso de la calistenia. Seguro que el parque está lleno de atletas locales entrenando.

La foto de la semana / Gatetes

Un año ya elaborando esta contraportada y no he suscitado ninguna reacción. Ni buena ni mala. Es más que evidente que este diario de campo no tiene fermento. Así que voy a poner como fotografía semanal un gato, especie que siempre triunfa en internet. Creo que va a ser la única manera de que mejoren mis datos de audiencia.