Síguenos
Francisco Herrero

Lunes, 21 de junio.

Ligero

Me voy a la playa ligero de equipaje, pero con un libro bajo el brazo. He de escoger solo uno. Y va a ser la recopilación de artículos de José Antonio Labordeta para El Periódico de Aragón. He abierto una página al azar y me ha convencido de inmediato: “El verano se pone borde y las playas —lo que queda de ellas— las llenamos con nuestras orondas y sabrosas grasas acumuladas durante años de carestía y de poco comer”.

Abro el volumen por otra cuartilla y leo: “En el verano todo el mundo te invita a que descanses, pero por una u otra razón la naturaleza la física y la humana se encabrona y lo que tú ibas a tomar como reposo te surge como una continua angustia que te lanza contra las cuerdas del espacio, como si fueses un púgil medio KO”. Vaya. Ya me veo yo, que quería huir por desconectar, con un ojo en el horizonte horizontal y otro en las notificaciones del teléfono.

 

Martes, 22 de junio.

La patata

Labordeta se preguntó por la utilidad de la representación aragonesa en el Congreso de los Diputados. Tiró de sabiduría popular para describir la situación de hará unos quince años: “Hay un refrán muy nuestro que dice que ‘donde no hay mata no hay Patata’. Y aquí, visto el personal que nos dirige, los que ¿dirigimos? y a quienes nos dirigimos, la mata es escasa y la patata nula. Sólo nos queda el orgullo de haber hecho a lo largo de la historia alguna barbaridad que nunca nos ha servido de apoyo y empuje”.

Esta reflexión me ha hecho bucear en las entrañas de la web de la Cámara Baja para fiscalizar el trabajo de nuestros tres diputados provinciales. Y, sí, la hoja de servicios de Tomás Guitarte presenta un historial mucho más atiborrado que el de Herminio Sancho (PSOE) o el de Alberto Herrero (PP). No sé si será porque el de Teruel Existe es solo uno y se le acumula la faena, mientras que los otros dos están en grupos más desahogados.

El caso es que los tres coincidieron en la sesión de la comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del 26 de mayo e intervinieron a raíz de la proposición no de ley del Grupo Mixto sobre la ordenación del despliegue de instalaciones para la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, que defendía Tomás. “Este proceso se está produciendo de una forma indiscriminada sobre la biodiversidad con poco o nada respeto a las zonas con alto valor natural, cultural o paisajístico que viven además de un turismo sostenible y dejando estas inversiones unos ingresos mínimos en los territorios”, denunció el diputado de Teruel Existe. Como interludio bufo, la representante de Vox contestó: “Creo que el señor de Teruel Existe debería tener un mejor criterio que cuando se vendió para hacer presidente a Pedro Sánchez a cambio de nada”. Y llegó el turno de Alberto, quien evidenció el hartazgo de “los turolenses” y “¡que eso ya no cuela, señor Guitarte!”, rematando: “Usted hace ya dieciséis meses con su apoyo hizo a Sánchez presidente del Gobierno de España y todavía hoy no han traído nada positivo ni a la provincia de Teruel ni a la España vaciada de la que a ustedes, de forma catastrófica, tanto les gusta hablar”. Inés Sabanés, de Más País, apostilló en un nuevo entreacto: “No sé francamente qué hacemos ahora en un tema tan importante como este diciéndole al señor Guitarte con todo el paternalismo del mundo que deje de apoyar al Gobierno”. Por fin, Herminio liquidó el destino de la proposición: “El Grupo Socialista comparte el fondo pero no la forma de su propuesta. El respeto al paisaje y a la biodiversidad es para nosotros una prioridad, repito una prioridad. Señor Guitarte, es difícil abordar el totum revolutum de su iniciativa deslavazada de ideas y propuestas”.

Vuelvo a la lectura de Labordeta. Decía el Abuelo que en Aragón gusta recordar a Joaquín Costa: “Se le reconoce, como valor máximo, el que no legisló. Teorizó pero nada de sus teorías pasó a las leyes. Se quedó todo en agua de borrajas. Eso es lo que nos gusta”. ¡Si Labordeta hubiera vivido el empacho actual de diagnósticos y soluciones para resolver —ahora sí que sí— eso de la despoblación, qué pensaría?

 

Miércoles, 23 de junio.

Animalillos

No sé por qué, tengo la sensación de que Pedro Sánchez, respecto a lo de los indultos, ha leído a Labordeta y ha hecho suyas estas palabras que el zaragozano dedicó a José Luis Rodríguez Zapatero: “Los días pasan lentos y ese chico de León, al que los burócratas de la política habían intentado barrer de su lado, ha demostrado que es un lince; con estos animalillos siempre hay que tener cuidado: son listos, callados y van a conseguir su proyecto por encima de derechosos arribistas, mediocres socialdemócratas, curas de hoya y confesionario, militares de baja estofa e izquierdistas de sueños ya hundidos en la historia”.

 

Jueves, 24 de junio.

Inconstitucionalidad

El Partido Popular ha presentado hoy recurso de inconstitucionalidad contra la ley de regulación de la eutanasia. Han pasado a la historia los días que describió Labordeta en los que la derecha salía a la calle en defensa de los vivos, los muertos y lo que hiciese falta. Ahora es más sencillo judicializar la mínima acción del Ejecutivo. Lo que no cambia es el ambiente asfixiante de la política patria. “Todo es ilustre parafernalia y las agoreras damas del consorcio decimonónico te aviolentan criticando cómo nos cargamos este territorio al que ellos llaman España y nosotros España. Es el gran desconcierto que los locos avarientos de ‘todo esto es mi cortijo’ no acaban de asumir”, dibujaba Labordeta.

 

Viernes, 25 de junio.

Prudentes

“Hay heroicos denunciantes que, vivan donde vivan, vigilan las irregularidades sufridas por cualquier territorio de España y se lanzan en defensa como verdaderos adalides de los libros de caballerías. Pueden vivir en Cantabria y denuncian un derroche de purines en granjas de la vega baja de Extremadura”, relataba Labordeta. Pues ha vuelto a pasar con el tema de la negociación sobre las reglas regirán el funcionamiento de la Política Agrícola Común a partir de 2023. Lees las notas de prensa oficiales y lo pactado es un triunfo para los ecoesquemas, el techo de ayudas y la condicionalidad social. Lees a los grupos de presión ecologistas y califican la negociación de fracaso. Y mientras tanto, los prudentes profesionales nos mantenemos en un papel secundario observando lo que decidan allende la paramera.

 

Sábado, 26 de junio.

Bodrios

Miro hacia el interior de la costa y compruebo que el monte está urbanizado casi en su totalidad. “Me voy al Pirineo y compruebo cómo a diario se levantan más casa y casas. A veces sin ton ni son y tan feas que […] habría que coger a algunos nefastos arquitectos, concejales de urbanismo y responsables autonómicos, meterlos en casas de vidrio y mantenerlos allí durante una buena temporada viendo, al frente, todos los bodrios que han ido levantando”, observaba Labordeta en el verano de 2005.

Sin embargo, noto que hay quienes adoran esos mamotretos residenciales. Sobre todo por las vistas privilegiadas que ofrecen las alturas. Labordeta lo tenía claro: “El mal gusto destruye el paisaje”. Y antes de que pinchara la burbuja inmobiliaria de principios de siglo auguraba un sombrío futuro para esos apartamentos: “Los futuros caminantes del bodrio abandonado recordarán con rabia esas grandes ‘personalidades’ de la inmoralidad, a todos los niveles”.

 

Domingo, 27 de junio.

Pues eso

“Prefiero escribir sobre la vida que estar callado. Me gusta”, proclamaba Labordeta. Pues eso.

El bazar

Aula para la tercera edad, biblioteca, museo arqueológico y cuartel de la Guardia Civil en un mismo edificio. Este original multiservicio se halla en la localidad de Gata de Gorgos (Alicante). Lo más seguro es que primero haya sido una cosa y luego la otra, pero la imagen es descacharrante.