Síguenos

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

Normalizando: ayudas para entender el porqué de las cosas Normalizando: ayudas para entender el porqué de las cosas

Normalizando: ayudas para entender el porqué de las cosas

banner click 244 banner 244
Francisco Herrero

Lunes, 4 de abril. Deseo y realidad

La mayoría del Ágora de Hora 25, en la Cadena SER, lo tiene claro: la próxima presidenta francesa no será Marine Le Pen. José Manuel García-Margallo, exministro del PP, no lo ve: “Si vamos a una segunda vuelta, el triunfo de Macron va a ser indiscutible”. Carmen Calvo, exministra del PSOE, tampoco: “No veo ningún problema grave, aunque sea por una diferencia mucho más corta que la última vez del triunfo de Macron”. Carmen abre una puerta a la duda (“estoy convencida de que la clave, en este segundo ensayo donde todos se tendrán que unir contra Marine Le Pen para que no gane la ultraderecha en Francia, está en la desmovilización”), pero “no va a correr Francia ese riesgo”. Pablo Iglesias, exministro de Podemos, es más cauto: “No descartaría la posibilidad de que pueda ganar las elecciones en Francia la ultraderecha. No es un fenómeno reciente y se está normalizando”.

Leía el sábado en muchos medios que había probabilidades de apear del poder a Viktor Orbán. El partido del primer ministro húngaro obtuvo el 54% de los votos ayer, frente al 34% de la oposición. ¡Me río de los titulares del estilo “Orbán se enfrenta a unas elecciones muy ajustadas”! Entiendo que exciten más los deseos que la realidad, pero ponerse una venda en los ojos nunca es una buena opción, aquí y en China.

Martes, 5 de abril. Real

“Son un timo. Se llama Follamigos, ¡pero ahí no folla nadie!”, clama Philipp Van der Torre Vette. Son declaraciones a El Confidencial. Philipp afirma haber perdido veintidós mil euros en las plataformas digitales Club Pecadoras y Follamigos. Philipp quería vender test rápidos para detectar el coronavirus y no se le ocurrió otra cosa que encontrar clientela ahí. Ya que estaba, trató de entablar una nueva amistad con una odontóloga de Paterna. “Yo soy bastante liberal”, puntualiza Philipp. La cosa no cuajaba y comenzó una lucha legal por demostrar que esas web son una estafa. Real como la vida misma.

Miércoles, 6 de abril. Primarias

“¿Sandra Gómez? ¿Quién es Sandra Gómez?”, se pregunta en Twitter el diputado de Compromís, Joan Baldoví. Aquí, en Teruel, es normal que nadie sepa quién es Sandra, pero en la Comunidad Valenciana es una semicelebridad de la política, vicealcaldesa de la ciudad de Valencia. Imagino que Rociíto es más conocida, pero son ámbitos diferentes. Una interminable ristra de sociatas ha salido de la nada para indicarle a Joan que Sandra será la próxima alcaldesa de Valencia. Sandra se lo ha tomado más a la tremenda respondiendo: “Acabas de entrar en el club de los señores que tratan de ningunear e invisibilizar a las mujeres”. Te has pasado de frenada, cari. Casi, casi, como cuando pediste al PSOE recuperar el republicanismo como valor del partido.

Pero, ¿será Sandra la próxima alcaldesa de la segunda capital del Turia? La prensa da por hecho que será la candidata. Sin embargo, entre el rosario de respuestas a Baldo había una de Paul Christian de Quant y los ojos me han hecho chiribitas: “Mi rival en las primarias a la candidatura a la alcaldía de Valencia por el PSOE. Más claro, ¡imposible!”. Paul es un viejo conocido en esto de las primarias. Cuando se acerca un ciclo electoral, suele postularse para representar al PSOE. Sin mucho éxito, todo hay que decirlo. Paul afirma que no tiene nada que perder y que su perfil responde a un colectivo ninguneado y que nadie defiende, el de las personas de mediana edad desempleadas de larga duración y que laboralmente están fuera de la sociedad. Pues tiene razón. No conozco a representantes que hayan accedido al poder en esas circunstancias. Vende más la imagen de Sandra.

Al menos, en el PSOE suele haber intentos de primarias con un mínimo de seriedad. Lo de la elección en primarias de Alberto Núñez Feijóo como presidente del Partido Popular ha sido de chiste. ¿Qué habrá sido de Alexia Herranz, la mujer transexual de Gandía que aspiró a ese mismo puesto? Fantaseo con las caras de cierta dirigencia del PP cuando leyeron la noticia. Bueno, igual en el PSOE sucede lo mismo con los conatos de Paul. Lo cierto es que los partidos con más tradición de este país tienen cauces para la participación de la militancia. La cosa va de afiliarse y añadir un grano de arena. La solución en España, no obstante, va más por crear nuevas siglas con el objetivo de renovar por completo el panorama. Sí.

Jueves, 7 de abril. Grigoriopol

Si sintonizas los 999 kilohercios de tu transistor puede que te lleves una sorpresa. ¿Transistor? Sí, chavalada, es una cosa pequeña que abulta poco más que un móvil y que entre ruidos e interferencias escupe, gratis, señales de radio. Pódcast en directo, vamos. Al grano. Cuando la emisión de la COPE por ese canal se desvanece, aparece una nítida voz rusa. Es Radio Rossii, que acaba de activar esa frecuencia desde el transmisor de Grigoriopol, en la muy prooccidental Moldavia, con el objetivo de catequizarte sin necesidad de cambiar de idioma.

¿En Moldavia? Bueno, no exactamente. Una estrecha franja oriental, entre el río Dniéster y la frontera ucraniana, se autoproclamó como la República Moldava Pridnestroviana y es un títere de Rusia. Justo ahí se encuentra Grigoriopol, un importante y potente centro emisor de la época soviética que se usaba para difundir la palabra multilingüe de Radio Moscú e interferir los programas occidentales. Desde 2007 es propiedad del Estado ruso. Este tipo de cosas son las que ayudan a entender el porqué de las cosas.

Viernes, 8 de abril. ‘Tournée’

Volodímir Zelenski está de tournée plasmática por los parlamentos europeos y recibiendo calurosos aplausos. El martes estuvo en España, donde señaló a empresas por comerciar con Rusia, y ayer se pasó por Grecia, donde se dejó acompañar por un par de componentes del polémico batallón Azov. Hay gente a la que el Volodímir ya no le está haciendo tanta gracia.

Sábado, 9 de abril. La biblia

La biblia aragonesa que servirá para acabar con la despoblación ya es una realidad. El Consejo de Gobierno, reunido hoy en Calatayud, ha aprobado el proyecto de Ley de Dinamización del Medio Rural. Ha necesitado casi tres años de legislatura para ver la luz, así que la norma debe ser un Bugatti y no un pepino, como diría la gran Bea Pérez Aranda.

La ley obligará a repensar cualquier legislación desde la perspectiva del reto demográfico, incluyendo criterios de discriminación positiva. Y también obliga a recoger en un tomo específico de los presupuestos autonómicos todo el gasto referido a las medidas promovidas por la nueva ley, por lo que habrá dotación económica para la misma. Además, se establecen bonificaciones fiscales en el impuesto de la renta a aplicar en la cuota íntegra autonómica. La música suena muy bien. Sin embargo, hay un apartado que a mí me hace especial ilusión: el artículo 6, sobre sensibilización y atracción del medio rural, que aboga por construir desde los medios de comunicación un relato positivo que destierre los tópicos. ¿Cómo se articulará este mandato? Mediante la formación de periodistas y profesionales. ¡Más cursillos, coleguis!. Me postulo para docente ya.

Domingo, 10 de abril. Entretenimiento

Ahora que pensaba sacar una colección de NFT, me entero de que ya no valen un pimiento. Ojalá haber sabido antes qué eran. En verdad, sigo sin saberlo. ¿Y en qué me entretengo yo este domingo?

La imagen de la semana / Rabanizas

La planta de las flores blancas ha llegado. Crece en todas partes y florece todo el año. No entiendo cómo no se ha convertido en una planta de jardinería, con lo agradecida que es. Tampoco entiendo por qué no se explota su parte comestible, pues dicen que la hoja cruda recuerda a la mostaza y que a las semillas se las conoce como el wasabi mediterráneo. Como con todo, es mucho mejor lo exótico.

El redactor recomienda