Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

A través de las culturas: aquello que nos une A través de las culturas: aquello que nos une

A través de las culturas: aquello que nos une

banner click 244 banner 244

Por Yaiza Senar Gutiérrez

Bienvenidos y bienvenidas al Rincón de la Psicología, un espacio donde todos los miércoles, las psicólogas y psicólogos de Psicara abordamos temas y curiosidades relacionadas con la Psicología. En el artículo de hoy vamos a hablar sobre las similitudes entre culturas y las tradiciones, de aquellas cosas que nos unen a pesar de vivir o ser de lugares diferentes.

La cultura se define como el conjunto de elementos y características específicas de una  determinada comunidad humana, es la agrupación de todas las formas y expresiones de una sociedad determinada. En ésta se incluyen aspectos como las costumbres, las tradiciones, la religión, el arte, las normas y el modo que tiene el propio grupo de percibirse, de comunicarse y de construir su sociedad (historia, economía, etc. ).

Todas las culturas han sido creadas y producidas por el ser humano, y dentro de las características que la misma tiene nos encontramos con que se comparte con un grupo, se transmite de generación en generación y es diversa, existiendo muchos tipos de culturas. Además, hablemos de la cultura que hablemos, se trata de algo dinámico, va cambiando en función del desarrollo y necesidades de sus miembros. Si te paras a pensar, cómo ha cambiado la vida de nuestros abuelos a la nuestra, ¿no te parece?

Dentro de todas las características que conforman la cultura, nos vamos a centrar en las tradiciones. Y en cuanto a esto, quiero plasmar unas pinceladas de lo que una servidora ha aprendido al sumergirse de lleno en un proyecto relacionado con la migración y la integración. PSICARA se adentró hace unos meses en un proyecto para lograr la integración de personas migrantes extracomunitarias y refugiadas en zonas rurales de la provincia de Teruel: Integrando Más Allá.  De forma muy breve, para ponerte en contexto, te voy a explicar la finalidad del proyecto.

Dentro de este proyecto se han desarrollado acciones cuyo objetivo ha sido crear espacios de encuentro e integración en los que las personas locales y extracomunitarias puedan comunicarse y relacionarse de forma satisfactoria a través de actividades de formación y de ocio.

*Proyecto financiado por el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea, dentro del marco del proyecto Share Sira.

Después de esta introducción, ¡hablemos sobre tradiciones! El término tradición encierra la idea de los modos de hacer las cosas que la sociedad considera convenientes de preservar en el tiempo. Es la transmisión de costumbres, comportamientos, recuerdos, símbolos, creencias, leyendas, para las personas de una comunidad. Se transmite de generación en generación e incluye la música, las creencias religiosas, la gastronomía, las fiestas o ceremonias, etc. Las tradiciones refuerzan el sentido de pertenencia a nuestra cultura, fomentando con ellas una misma identidad cultural.

Dentro de cada cultura existen tradiciones diferenciadas y otras, que con distinto nombre, son lo mismo para personas de diferentes culturas o países. En las sesiones realizadas durante el proyecto se trataron diferentes tradiciones.

Por un lado, existían tradiciones en las que se marcaba de forma más pronunciada las diferencias entre los países o culturas, puesto que diferían mucho las unas de las otras, como por ejemplo en la gastronomía, el folklore o los nombres de persona típicos.

Por otro lado, surgieron algunas tradiciones en las que había muchas similitudes. Entre ellas encontramos el ritual de culto, entierro o forma de despedirse de los seres queridos; los recuerdos o el guardar objetos o fotos de momentos importantes de nuestra vida para poder acudir a ellos en el futuro, lo que evocaban los olores (sobre todo de la infancia) y los juegos tradicionales. Estos últimos requieren especial atención, puesto que la mayoría eran conocidos por todas las personas asistentes, aunque con otro nombre, entre ellos estaban: el pilla pilla, varios juegos con piedras, la comba, los bolos, saltar el potro, la rayuela, el escondite, jugar a la goma, juegos con las manos, el fútbol, carreras de carretilla, hacer pulsos, el juego de las sillas o jugar con canicas o pelotas, entre otros.

Además de conocer algunas de las tradiciones de otros países, a través de mi experiencia en este proyecto, he aprendido que hay más cosas que nos unen de las que nos separan. Se han creado espacios muy bonitos en los que se han compartido risas, momentos de felicidad, momentos de desahogo, momentos de echar de menos aquello que está lejos (tanto en distancia como en tiempo), pudiendo conocer otras realidades y dándonos cuenta muchas veces de lo poco que se necesita para reírte con la persona que tienes al lado. Podemos decir que nos une la risa, las expresiones, nuestra forma de divertirnos (muchas veces con muy poco) y las ganas de seguir aprendiendo y viviendo.

Cuando una persona migra, deja muchas cosas en su país, entre ellas y en cierta medida (ya que no se suele desligar del todo), su cultura, para adaptarse al país de destino.

En la diversidad cultural está la riqueza, valorando la diferencia como elemento enriquecedor de la sociedad. Y siempre aprendiendo mucho unas personas de las otras.

La integración está en los pequeños gestos que todos y todas podemos hacer cada día.