Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

6 trucos para proteger tu casa si tienes mascotas 6 trucos para proteger tu casa si tienes mascotas

6 trucos para proteger tu casa si tienes mascotas

Tener una mascota en casa es una gran fuente de alegría. Independientemente del tipo de animal o raza, convivir con mascotas puede reducir tus niveles de estrés, mantenerte activo y ayudarte a desarrollar el sentido de la responsabilidad, entre otros beneficios.
 

Las mascotas también son un aliado perfecto para las personas que viven solas, ya que hacen compañía y, en gran medida, ayudan a mejorar la vida social. Asimismo, diversos estudios han demostrado que convivir con mascotas ayuda a reducir el riesgo de contraer enfermedades del corazón y a combatir la depresión.
 

Sin embargo, tener una mascota en casa también tiene ciertos inconvenientes como, por ejemplo, los daños que pueden ocasionar a nuestra vivienda, sofás u objetos personales con sus travesuras. Una mascota conlleva una gran responsabilidad y tenemos que ser consciente de ello antes de adquirir una.
 

En concreto, los perros y los gatos son animales muy activos que, tratando de jugar, pueden llegar a crear verdaderos estropicios en nuestros muebles, decoración o prendas y zapatos. Si quieres saber cómo proteger tu casa de los daños que pueda ocasionar tu mascota, este es el artículo indicado para tí.
 

A la hora de proteger tu vivienda, debemos saber que la clave está en el orden, la responsabilidad y la organización. No obstante, hay algunas actuaciones concretas que podemos llevar a cabo para reducir los daños ocasionados, inocentemente, por nuestras mascotas:
 

  • Crear un espacio cerrado para las mascotas: si tenemos una casa con muchos muebles u objetos de decoración frágiles, delimitar un recinto cerrado para las mascotas puede ser una gran idea. En este espacio podremos recoger todas las pertenencias de nuestras mascotas, como si fuese su habitación: su cama, sus cuencos de agua, alimentos, juguetes, etc. Esta será una forma de proteger la vivienda pero también de alejar a nuestras mascotas de posibles riesgos.
  •  
  • Poner una funda a nuestro sofá: uno de los rincones favoritos de la mayoría de las mascotas es el sofá. Sin embargo, es muy posible que lo arañen, lo ensucien o lo estropeen de alguna forma sin quererlo. Para evitar estos daños sin tener que prohibir a nuestra mascota que suba al sofá, podemos hacer uso de las fundas específicas que existen para ello. En algunas tiendas online de accesorios para el hogar podemos encontrar este tipo de fundas, como por ejemplo en Nilahome, donde existe una gran variedad de fundas y otros elementos protectores.
  •  
  • Bloquear las puertas de los armarios: si no queremos encontrarnos mordeduras u otros daños en nuestra ropa, zapatos y accesorios, debemos evitar que las mascotas accedan a nuestro armario o vestidor. Para ello, podemos utilizar cerraduras de seguridad o barreras. Este tipo de bloqueos son muy fáciles de encontrar, además, existen muebles que vienen con algunos de ellos ya incorporados.
  •  
  • Utiliza cubos de basura con tapa: mantener a nuestros animales de compañía alejados de la basura es fundamental para protegerlos. Para ello, es muy importante no dejar las bolsas de basura abiertas o sin tapar. Si lo hacemos, es posible que nuestras mascotas acudan a ellas atraídos por el olor y lleguen a ingerir algo en mal estado o que no deban comer.
  •  
  • No dejes elementos peligrosos a su alcance: aunque no seamos conscientes de ello, en los hogares existen muchos elementos que pueden ser peligrosos para las mascotas. Por ejemplo, los productos de limpieza u otras sustancias tóxicas pueden suponer un peligro. Por este motivo, no debemos dejarlos a su alcance y deben estar siempre bien cerrados. Dependiendo de las destrezas de nuestra mascota, también tendremos que valorar si debemos bloquear los enchufes y esconder cables u otros elementos eléctricos.
  •  
  • Bloquea las vías de escape: uno de los mayores miedos para el dueño de una mascota es que esta se escape. Para evitarlo, es muy importante tener siempre cerradas las puertas y ventanas por las que este pueda salir y luego no saber volver. Cuando las abramos, es esencial que prestemos especial atención a nuestro animal de compañía. También podemos colocar pequeñas barreras como las que se ponen a los bebés y sellar los pequeños agujeros por los que el animal pueda salir.
  •  

Dicho esto, también tenemos que tener en cuenta la importancia de que nuestra mascota esté bien educada y sea obediente. Si corregimos el comportamiento de nuestra mascota, será más fácil evitar ciertos peligros y daños en el hogar.
 

Asimismo, hay que tener en consideración que nuestra vivienda también es su vivienda y que debemos hacer todo lo posible para que el animal sea feliz y esté cómodo. Por este motivo, será mucho mejor tomar las medidas necesarias para que la mascota pueda subir al sofá que prohibirselo, por ejemplo.
 

En muchos aspectos, los animales de compañía son como un bebé. De esta forma, aunque hay que tomar las precauciones necesarias para protegerlos, también hay que darles su espacio, educarlos en sus comportamientos y darles el amor y cariño que necesitan.