Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Ahorra hasta 300 € al mes con la subrogación de hipoteca Ahorra hasta 300 € al mes con la subrogación de hipoteca

Ahorra hasta 300 € al mes con la subrogación de hipoteca

banner click 241 banner 241
Según los expertos, subrogar una hipoteca, es decir, trasladar de un banco a otro una hipoteca, es un trámite muy beneficioso para aquellos que tienen este tipo de deuda con una entidad bancaria. La razón es muy sencilla, son muchos los bancos que están dispuestos a rebajar sus tipos de interés o cambiarlos de fijos a variables en caso de que se quiera traspasar una hipoteca a su entidad. Este hecho conlleva una disminución de las cuotas y un ahorro en el pago del importe mensual.

A este cambio del tipo de interés se le suma un cambio en las condiciones del contrato hipotecario que permiten también el ahorro. La modificación en una serie de factores en el contrato del titular del préstamo, hace que se pueda ahorrar hasta 300 € cada mes, por ello, si estás buscando cambiar tu hipoteca de banco, Housfy te consigue la mejor subrogación de hipoteca para mejorar tus condiciones.

¿Cómo subrogar una hipoteca?

Este trámite se inicia buscando y comparando las ofertas de hipotecas que ofrecen otras entidades bancarias. Una vez se ha escogido la oferta de un banco, se notifica el cambio de la hipoteca a la entidad bancaria donde se tiene el préstamo. Cuando este cambio se notifica, ambos bancos inician el trámite para poder obtener la documentación del préstamo.

El banco donde se encuentra el préstamo, generalmente, hace una contraoferta, la cual se puede aceptar o rechazar incluso si dicha contraoferta es más baja.

¿Qué condiciones se mejoran con la subrogación?

La primera mejora en las condiciones de la hipoteca cuando esta se traslada de banco es la rebaja de las comisiones que se pagan al banco. Esto también conlleva una disminución de algunas de las cláusulas que hacen perder dinero al cliente.

La segunda condición que favorece al titular del préstamo es la disminución de las vinculaciones financieras, las cuales se refieren a condiciones que los bancos ponen en los contratos hipotecarios para poder aumentar sus intereses, tales como la domiciliación de la nómina en su entidad bancaria o la contratación de un seguro de hogar en el mismo banco.

Por último, el cambio de los plazos de abono de la hipoteca es otra de las condiciones que facilitan ese ahorro en la misma. Si la situación económica del cliente ha mejorado, el plazo se puede acortar y pagar menos intereses, pero, si esta ha empeorado puede alargarse y disminuir la cuota mensual.


¿Subrogar una hipoteca tiene costes?

El trámite de subrogación no es una gestión gratuita, el titular del préstamo debe de hacerse cargo de algunos de los gastos, aunque la mayoría los costea la entidad bancaria, tales como los costes de gestoría, notaría y registro.

Aún así, el titular deberá de abonar los gastos por tasación de la vivienda y la comisión por subrogación, la cual nunca deberá de superar el 2% del interés que se tenga con el banco.

Ahora que sabes cómo funciona la subrogación de las hipotecas, recuerda que hay varios factores que deben tenerse en consideración para poder ahorrar el máximo en tu cuota mensual, por lo tanto, te recomendamos que los tengas en cuenta cuando busques el cambio de hipoteca que mejor se adapte a tus necesidades.