Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Aragón, las zonas despobladas y la okupación Aragón, las zonas despobladas y la okupación

Aragón, las zonas despobladas y la okupación

La apropiación ilegal de los inmuebles es un problema que sigue siendo afrontado en muchas ciudades españolas. Aragón, las zonas despobladas y otras importantes regiones siguen siendo víctimas de la okupación.

La pandemia y el problema de la okupación

En ciudades como Aragón, la policía ha constatado que se sigue observando la incidencia de los okupas a pesar de la presencia del Covid-19, que ha motivado al confinamiento de la población con algunas épocas escaladas de desconfinamiento, durante las cuales los ciudadanos se trasladan a sus segundas residencias y comprueban que han sido invadidas por personas no autorizadas.

No obstante, cabe destacar que según datos emitidos por el Ministerio del Interior, durante los primeros seis meses del año 2020 la okupación de inmuebles alcanzó la cifra de 94, mientras que en el año anterior para la misma época se registraron 104 casos.

Al profundizar en los datos de cada provincia, es posible apreciar que en algunas zonas como Zaragoza se ha marcado un descenso, pero no ocurre lo mismo con otras como Huesca, donde estos incidentes se siguen multiplicando a consecuencia de que el confinamiento de los propietarios en sus residencias principales, les permite a los okupas ingresar con toda libertad en los inmuebles que se encuentran completamente solos.

Resulta oportuno añadir que su ingreso ha estado favorecido por el hecho de que no cuentan con un sistema de seguridad como el ofrecido por Movistar Prosegur Alarmas; el que, por otro lado, permite alertar oportunamente a las autoridades policiales cuando se detecta un movimiento sospechoso o es violentada cualquier puerta o ventana, protegida mediante cámara de seguridad y alarma sonora.

¿Qué se puede hacer para prevenir la invasión de los okupas?

Cuando las personas adquieren una vivienda, lo hacen con la intención de disfrutar la tranquilidad, armonía y paz de estar en ella. En algunos casos, incluso es posible ampliar este logro con una segunda propiedad para pasar vacaciones, pero muchos propietarios han debido afrontar la terrible realidad de llegar a ella y encontrar que otra persona está disfrutando del inmueble que han adquirido después de tanto esfuerzo.

O lo que es aún peor, descubrir que les han cambiado la cerradura y se encuentra en ella un okupa que alega ser el propietario o que se han llevado todos sus muebles con la finalidad de venderlos.

Para nadie es un secreto que la mejor manera de proteger es prevenir; aunque sea necesario invertir cierta cantidad de dinero en asegurar puertas y ventanas para evitar el ingreso de personas no autorizadas a tu residencia. También es ideal que complementes esta protección con un sistema de seguridad..

Los okupas se están aprovechando de ciudades como Aragón y zonas despobladas, precisamente por disponer de tiempo suficiente para romper puertas y ventanas, empleando todo tipo de herramientas y sin llamar la atención.

Esto no ocurriría si cada una de estas vivienda contara con una alarma que emitiera una señal, recibida de forma instantánea por una central receptora que da aviso a los entes policiales, para que hagan acto de presencia en el lugar y se evite el delito.

Por otro lado, como propietario te interesará saber que si a causa del confinamiento no puedes dirigirte con frecuencia a una vivienda que tengas en Aragón o en cualquier otra zona aislada, al poseer un sistema de alarma de Movistar Prosegur tienes a tu disposición una aplicación móvil, con la que puedes revisar la integridad de tu inmueble a través de cámaras con 360º de visión.

Además debes saber que cuando los okupas toman posesión de tu vivienda, es necesario seguir una serie de procesos legales para lograr la desocupación, en cuyo caso contar con un sistema de vigilancia provisto de cámara será de utilidad para probar fácilmente todos los acontecimientos, respaldados mediante imágenes y videos.

El solo hecho de que tu inmueble cuente con una placa donde se indica que está siendo vigilada por un sistema de seguridad, será un elemento disuasorio para evitar que un okupa se interese en ella y, como se comentó anteriormente, al forzar una puerta o ventana se emitirá una señal que será recibida tanto en tu móvil como en la central de Prosegur, quienes en menos de 90 segundos estarán notificándolo a las autoridades competentes.

El problema de los okupa no se resuelve de un día para el otro y a causa de la pandemia se ha incrementado en muchas ciudades, especialmente las costeras, mientras los propietarios deben respetar la cuarentena para preservar su salud.

Sin embargo, para conservar tus propiedades y disfrutarlas cuando la pandemia sea superada, es necesario que extremes las medidas de seguridad y dejes todo en las manos expertas de los profesionales de Prosegur.