Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Aumenta el interés cultural y de patrimonio histórico de Toledo Aumenta el interés cultural y de patrimonio histórico de Toledo

Aumenta el interés cultural y de patrimonio histórico de Toledo

banner click 241 banner 241
 
Toledo es una antigua ciudad que se localiza en Castilla-La Mancha. Es la capital de la región y cuenta con un patrimonio histórico y una riqueza cultural que han hecho que aumente el interés del turismo nacional e internacional, aumentando año tras año el número de visitantes.

 Toledo está considerada como una de las ciudades más bonitas de España. No en vano, fue la capital del gran Imperio Español gracias a Carlos V desde 1519 a 1561. Son muchos los atractivos que presenta, la historia que albergan sus calles, su exquisita grastronomía, la ubicación a las orillas del río Tajo, cercanía a la capital y ser la antigua casa del pintor manierista El Greco. Todos estos factores hacen que se convierta en una parada obligatoria para nacionales y extranjeros, que pueden conocer la ciudad gracias a la variedad de free tours que hay, ideales para aquellos turistas que llegan por primera vez a esta ciudad monumental.

Riqueza cultural de Toledo

Se trata de una ciudad con una rica y variada mezcla de culturas que se han ido acompañando con el paso del tiempo, cristiana, árabe y judía convivían creando una identidad propia y particular a sus calles. Esta cualidad ha dado una gran popularidad a la ciudad y le ofrece al visitante la oportunidad de visitar monumentos medievales cristianos, árabes y judíos en el interior de una ciudad antigua amurallada.

Un paseo por sus calles conducirá al turista desde La Puerta de Bisagra, de estilo morisco, hasta la Puerta del Sol, de estilo mudéjar, que conducen al Barrio Antiguo, donde se encuentra la Plaza de Zocodover, un lugar de reunión muy concurrido y popular.

A continuación, se presentan algunos de sus bienes de interés cultural más destacados y que están haciendo que crezca un interés turístico notable, posicionándose en todos los rankings como una de las ciudades españolas más atractivas para la cultura y el descanso.

La Puerta de la Bisagra y las murallas

Esta es la mejor puerta de entrada a la ciudad amurallada de Toledo. Es una torre medieval construida a modo de arco triunfal y su sello de indentidad es el escudo imperial de Carlos V.  Aunque esta es la Puerta de Toledo más famosa e importante, la ciudad cuenta con varias más al interior de la ciudad amurallada: la Puerta de Alfonso VI, la Puerta del Cambrón, también conocida como la puerta de los judíos, o la Puerta de Alcántara.

Plaza Zocodover

Está considerada la Plaza Mayor de Toledo y es sin duda una de las más bonitas de la ciudad. Es amplia y tanto los edificos como las casas de alrededor están muy bien conservados manteniendo un aspecto elegante y señorial. Se trata del epicentro de la ciudad, donde confluyen una gran cantidad de calles, por lo que se convierte en un lugar de paso con una gran vida durante todo el día. 

El Barrio Judío

La Judería de Toledo es una de las paradas obligatorias del turista que llega a la ciudad. En un paseo por sus calles se podrán observar diferentes baldosas con símbolos judíos en algunas de sus paredes y suelos.

En este barrio, se localizan dos de las tres sinagogas medievales mas importantes de España: la Sinagoga del Tránsito y la Sinagoga de Santa María la Blanca, dos de los edificios monumentales que no se pueden dejar de visitar. 

En el interior de la Sinagoga del Tránsito se localiza el museo Sefardí. Su visita hará que el turista conozca de forma detallada la historia del paso de los judíos por la península.
Otra parada obligatoria dentro de la judería, especialmente para los amantes del arte, es el museo del Greco, en el que se exponen los cuadros de este pintor, junto a otros contemporáneos.

La Catedral Primada de Toledo

Se trata de un edificio de enormes dimensiones que tardó más de dos siglos en construirse. Por fuera, cuenta con todos los elementos para ser una catedral de postal. Por dentro, destacan su arquitectura y la decoración de sus murales con piezas del Greco y de Goya, entre otros, por lo que se trata de un auténtico museo de arte. Junto al resto del Casco Histórico de Toledo, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Paseando por los alrededores de la catedral por la noche, se podrá disfrutar de la exquisita iluminación de sus fachadas que le otorgan un aspecto completamente diferente a la percepción que se tiene de ella durante el día.

El Alcázar de Toledo

Una de las primeras cosas que llamará la atención del viajero al llegar a Toledo será el Alcázar. S trata de una fortaleza militar que preside la ciudad desde su parte más elevada. Era de gran utilidad, pues permitía tener una gran visión del territorio al estar localizado en la zona más alta además de dificultar el acceso a los enemigos cuando llegaban las invasiones.

Dentro de esta fortaleza, los turistas pueden visitar el Museo del Ejército y un yacimiento arqueológico.
 
Otros monumentos que merece la pena visitar en Toledo son las Temas Romanas, el Puente de San Martín y el Puente de la Alcántara, la Iglesia de Santo Tomé, el Mirador del Valle, la Mezquita del Cristo de la Luz o el Monasterio de San Juán de los Reyes.