Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El precio de las figuras Funko Pop suele rondar los 13,95 euros

Coleccionismo, una afición que se ha multiplicado en el último año

A raíz de que la pandemia estallase a principios de 2020, varios cambios se han ido produciendo en la sociedad turolense y española en general. Uno de ellos es el fomento del teletrabajo. Hoy en día son mucho más numerosos que antaño los ciudadanos que realizan sus labores profesionales desde la comodidad del hogar.

Pero tras poner fin al horario laboral llega el momento de disfrutar de los hobbies domésticos. Más allá de videojuegos, series e incluso alguna que otra disciplina deportiva, pocas cosas se pueden hacer para paliar el aburrimiento. Sin embargo, últimamente ha adquirido trascendencia una en concreto. Nos referimos al coleccionismo.a

Una clara muestra de ello son las ventas de los funko pop harry potter, unas figuras que han experimentado un auge sin precedentes. Lo mismo sucede con aquellas que pertenecen a otras temáticas.

Permanecer en casa aislados ante la expansión del covid-19 resulta mucho más llevadero y divertido para quienes van haciéndose su propia colección de figuritas, videojuegos u otros productos. Pero obviando la pandemia, hay otros motivos que dan pie a que el coleccionismo también se esté propagando por toda la sociedad.

Posibilidad de comprar online

De poco sirve aislarse en casa para evitar contagios si hay que acudir a una tienda física con tal de adquirir los elementos que pretenden ser coleccionados. Ello no sucede con la práctica totalidad de productos que son dignos de preservar en buen estado en una estantería, vitrina, etcétera.

Los Funko Pop que hemos sacado a colación en anteriores líneas son un claro ejemplo. Ya no es necesario salir de casa para dar incluso con los modelos más difíciles de encontrar. Posteriormente ahondaremos en dicho factor.

Antes de hacerlo toca continuar con la comodidad que supone el hecho de recibir en la puerta de casa el paquete que contiene todo lo comprado por Internet. Gracias a los óptimos empaquetados que llevan a cabo las tiendas, lo cual se suma al cuidado de los transportistas, incluso las figuras más delicadas llegan en perfecto estado.

Este aspecto es destacable, ya que retomando los Funko Pop, son numerosos los coleccionistas que no los sacan de sus cajas originales. Por ende, las mismas han de llegar sin ningún golpecito o rasguño.

Coleccionismo que no entiende de edades

Para que una práctica o hobby se expanda hasta tales niveles hace falta que la afición sea compartible por el público de todas las edades. Es justo lo que está sucediendo con el coleccionismo no solo de figuras, sino también de videojuegos, películas Blu-Rays, etcétera.

En concreto, las figuras Funko Pop hacen referencia a toda clase de temáticas de la cultura popular. Los adultos de cierta edad que le dan un gran valor nostálgico a sus recuerdos no dudan en hacerse con productos de aquellos dibujos y videojuegos que tanto les entusiasmaron hace un par o tres de décadas.

Por su parte, los niños se muestran encantados de poder tener en formato físico un Funko Pop con el rostro y el cuerpo de sus personajes favoritos, con un estilo caricaturesco único. Precisamente la temática de Harry Potter es un ejemplo inmejorable. Y es que es habitual ver a coleccionistas de treinta años y de diez, padres e hijos, compartiendo una afición sana y que crece como la espuma.

Precios asequibles que pueden multiplicarse con el paso del tiempo

Antaño era habitual que los turolenses coleccionasen sellos. Algunos, a día de hoy, cuestan mucho más que en tiempos anteriores, por lo que ha acabado siendo una inversión. Algo similar está sucediendo con ciertos productos de coleccionismo.

Las figuras Funko Pop lo ejemplifican con un precio que suele rondar los 13,95 euros. Aquellas que son llaveros y, por ende, presentan un tamaño más reducido, hacen gala de una mayor asequibilidad económica.

En ambos casos estamos ante productos de coleccionismo que pueden llegar a costar miles de euros. ¿Cómo es posible? Básicamente ello es fruto de la exclusividad: los usuarios desean tener aquello que es escaso y, en el caso de ciertas figuras Funko Pop, ha terminado aconteciendo.

Así lo demuestran determinadas figuras de la franquicia Zelda creada por Nintendo, así como alguna que otra de Harry Potter. Por supuesto, también hablamos de ediciones especiales, tales como la del tren de Hogwarts Express que tantas ventas cosechó en su momento y que hoy en día empieza a ser difícil de encontrar.

Poco a poco más usuarios van sumándose a esta afición ya no solo como un simple hobby, sino también a modo de inversión. Durante unos años disfrutan de las figuras expuestas en su domicilio. Más adelante, si alguna de ellas experimenta un gran incremento del valor, no dudan en venderla por mucho más de lo que les costó.

Teniendo en cuenta los diversos detalles que hemos mencionado, no es de extrañar que el coleccionismo haya crecido tanto en el último año.