Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Cómo debe de ser un espacio de trabajo saludable Cómo debe de ser un espacio de trabajo saludable

Cómo debe de ser un espacio de trabajo saludable

Siempre ha sido importante el mobiliario de oficina para conformar un entorno laboral adecuado. Pero ahora, más que nunca, con la pandemia del Covid-19, es fundamental que los armarios y otros muebles estén fabricados con diseños ergonómicos y materiales que impidan o dificulten, la presencia de virus, bacterias y agentes antihigiénicos o contaminantes. Muebles que simplifiquen su limpieza. Lo mejor, asesorarse por profesionales.

Cómo debe de ser un espacio de trabajo saludable lo saben muy bien los expertos en salud laboral y los especialistas en la fabricación de mobiliario de oficina. Especialistas como los que hay en mobiliario de oficina en Aragón, que trabajan para firmas como Ofiprix, que tiene una exposición en el centro urbano de Zaragoza y en otros puntos de España. Ellos saben mejor que nadie cómo hacer que un entorno saludable, cuidando hasta el último detalle. Un entorno de trabajo saludable disminuye el cansancio y aumenta la productividad de los empleados.

Para ello, hay que adquirir sillas adecuadas y ergonómicas; mesas regulables en altura; instalar puertas preferiblemente transparentes y tener espacios abiertos, pasillos amplios, buena ventilación, luz natural, diseños de confort, zonas de descanso…

Importancia de los materiales

Hay que evitar cualquier material que pueda acumular electricidad estática. Disponer de sistemas de seguridad, detección de humos y calidad del aire. Y, más que nunca, armarios y otros muebles fabricados con materiales que dificulten la impregnación de virus, bacterias y otros agentes antihigiénicos y contaminantes, o suciedades en general, y que simplifiquen su limpieza y conservación.

Todos estos elementos deben de estar presentes en un espacio de trabajo saludable. Pero no pueden estar acumulados al tuntún, sin orden ni concierto. Hay que recurrir a los profesionales que nos ayuden a amueblar y diseñar los espacios de trabajo con buen criterio.

¿Qué es un entorno de trabajo saludable?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el espacio de trabajo saludable como aquel entorno en el que los trabajadores y los jefes acuden para realizar sus funciones profesionales y desempeñar sus respectivos roles, y en el que todos ellos colaboran, conjuntamente, en un proceso de mejora continua de dicho lugar, para promover y proteger la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores y la sustentabilidad de ese ambiente laboral.

La salud, la seguridad y el bienestar laboral también incluye el medio psicosocial, la organización y la cultura del espacio de trabajo.

Climatización adecuada

Un espacio de trabajo saludable debe de tener una temperatura ambiental confortable y uniforme que favorezca el bienestar. Por ejemplo, en la climatización de la oficina, ¿sabías que el aire acondicionado puesto a funcionar con una excesiva potencia durante el verano (algo muy común en nuestro país) reduce la productividad de los empleados y provoca errores en el desempeño de su trabajo?

¿Y que la temperatura ambiente de dicha oficina en verano debe de estar dos o tres grados por encima de la temperatura ambiente recomendada durante el periodo de invierno? Generalmente, tendemos a hacer lo contrario; cuando hace mucho calor en la calle, encontramos un frio gélido en el trabajo, hasta el punto de que algunos empleados tienen que ponerse una rebeca, por ejemplo.

La importancia de sillas y mesas

Para trabajar no vale una silla o una butaca cualquiera, por confortable que ésta sea. Cada persona tiene unas condiciones particulares. Por esto, en las sillas de oficina podemos distinguir entre sillas operativas, de escritorio, ergonómicas, de alta gama, para las mesas de reunión, sillas “confidente”, taburetes…

Las mesas pueden ser de oficina en general, individuales, con ala, dobles, de dirección, de reuniones, progresivas, de formación, de colectividad… Igualmente, hay otros elementos muy variados, como los armarios de oficina, archivadores, cajoneras, taquillas de vestuario, armarios de persiana…

En una recepción, podemos encontrar mostradores, bancadas, sofás de recepción, butacas de recepción, poufs, mesas de centro.

En accesorios, tenemos las mamparas protectoras, los divisores de mesa, los frontis de mesa, para la gestión del cableado, para la organización, los soportes de pantalla, los repuestos, los percheros y las papeleras…

Son múltiples los elementos qe pueden conformar un entorno saludable en una oficina. Lo importante es saber cuáles son los mejores para nuestro trabajo y dejarse aconsejar por los expertos.