Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Conoce las averías más frecuentes que sufren las secadoras de ropa Conoce las averías más frecuentes que sufren las secadoras de ropa

Conoce las averías más frecuentes que sufren las secadoras de ropa

Ahora que la situación provocada por la llegada de la pandemia a nuestro país parece estar atenuándose, muchos estamos más que ansiosos por invadir las calles y disfrutar por fin del aire libre y de las actividades sociales que hacíamos antes del confinamiento. En estas circunstancias resultaría especialmente molesto que la secadora dejara de funcionar, dejándonos así sin posibilidad de llevar la ropa que queríamos ponernos para celebrar esta situación. A continuación vamos a hablarte sobre las principales averías que sufren las secadoras y lo que puedes hacer al respecto.

Las averías más típicas que sufren las secadoras de ropa
Conocer las principales averías que pueden sufrir las secadoras resultará fundamental para poder gestionarlas adecuadamente y encontrar una solución rápida.

El tambor de la secadora no gira
Sin duda este se trata de una de las averías más típicas de las secadoras de ropa: el tambor ha dejado de girar. Ante esta situación cabe preguntarse: "¿a qué se debe esto?" Las principales causas detrás de este problema suelen ser las correas defectuosas, las ruedas jockey, casquillos, tensores defectuosos o el condensador del motor. Para poder reparar esta avería tendrás que buscar el recambio adecuado según el modelo de secadora que tengas, que podrás encontrar en tiendas especializadas como la de electrotodo. Su página web te permitirá elegir entre un gran número de fabricantes de secadoras de ropa. Haz click en el tuyo y comprueba si el componente que necesitas se encuentra ahí.

La secadora de ropa hace mucho ruido
Otro de los problemas más típicos a los que se enfrentan los propietarios de una secadora es al ruido que estas hacen al llevar a cabo el secado de ropa. Las causas detrás de esta situación pueden ser muy variadas, y requieren de una revisión cuidadosa para asegurar que los componentes de la secadora están en buen estado. Puede deberse también a la introducción de un objeto en el interior del tambor de la máquina, como puede ser el caso de una moneda o un botón. 
Entre las piezas que suelen provocar este ruido encontramos los cojinetes, el motor del cojinete, las ruedas jockey o las almohadillas de fieltro. Debido al número de "culpables" detrás de este problema, se recomienda el asesoramiento de un técnico experto que pueda encontrar cuál es la pieza defectuosa a cambiar.

La secadora de ropa no funciona
Uno de los fallos más simples pero que más pueden asustar a los dueños de una secadora de ropa es que ésta, directamente, no se encienda al accionarse. Si nunca antes había sufrido otro problema, es posible que la solución a esta avería sea mucho más simple de lo que parece: hay que cambiar uno de los fusibles que conforman la instalación eléctrica, ya que no está ofreciendo la corriente que necesita la secadora.

Agua en la base o parte delantera de la secadora
Si posees una secadora de condensación y te has percatado de que ésta expulsa agua bien por la base o por la parte delantera, lo más probable es que la bomba del sistema de desagüe se encuentre obstruida por la acumulación de pelusas. Esto hará que la bomba del sistema de desagüe se encuentre saturada de agua, forzando de esta manera a la secadora a expulsar el agua al exterior a través de las zonas antes especificadas. De nuevo, este tipo de problemas también puede ser causado por la rotura de gran variedad de componentes que conforman la secadora, por lo que lo más recomendable sería contar con la experiencia de un técnico profesional que pueda asesorarnos y encontrar la causa detrás de esta avería.

La secadora de ropa no calienta
Es posible que te hayas percatado de que, si bien es cierto que hace su trabajo, la secadora no termina de calentar la ropa. Esta avería también resulta difícil de gestionar, dado el gran número de motivos por los cuales podría fallar. Es posible que el filtro de la secadora esté obstruido y necesite una limpieza, que la resistencia empleada para calentar el aire (generalmente emplazada detrás del tambor) que circula en la secadora no funcione, que la sonda lambda se encuentre sucia o desconectada y no pueda calcular bien el tiempo de secado... entre otros. Al igual que en los casos anteriores, lo más recomendable es que cuente con la ayuda de un técnico profesional especializado en este tipo de electrodomésticos, aunque también puedes intentar arreglarlo por tu cuenta (siempre bajo tu propia responsabilidad, por supuesto).
No siempre podremos contar con la solución para arreglar nuestra secadora de ropa. Sin embargo, en los casos de las averías más simples, resulta especialmente útil contar con distribuidoras de piezas de repuesto que necesita nuestro electrodoméstico para recuperar su correcto funcionamiento. Recuerde contar para ello con tiendas especializadas y que abarquen gran número de fabricantes, asegurando de esta manera que puedas encontrar la que necesita tu secadora.