Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Demanda de bicicletas bate récords en todo el mundo por la pandemia

En muchos países se han agotado y ha crecido la venta de productos de segunda mano

La pandemia del coronavirus ha propiciado el incremento de la demanda de bicicletas por todo el mundo. Si bien en un principio los fabricantes estuvieron paralizados a causa del confinamiento, unos meses después han reanudado sus actividades, aunque no logran responder a la creciente demanda, pues en algunas partes ha crecido hasta en 5.000 %.

La cantidad de personas que están usando transporte alternativo ha aumentado de forma exponencial. Según la informado Google, la búsqueda de rutas en bicicleta en Google Maps ha aumentado un 69 %, toda una cifra récord. También se registró un récord en la búsqueda de reparadores de bicicletas, según ha precisado el gigante tecnológico.

La bicicleta se ha convertido en un excelente vehículo alternativo para evitar los metros y autobuses repletos de personas, sobre todo en época de coronavirus, pues el distanciamiento social es una de las medidas más importante para evitar el contagio. Además, se ha convertido en un ícono de la libertad tras varias semanas de confinamiento.

Mientras que en Europa la venta de bicicletas se ha multiplicado por dos o tres, la demanda se ha multiplicado hasta por cinco en China. Por otra parte, en Estados Unidos las ventas en línea alcanzaron un pico histórico en mayo. El número de unidades vendidas superó el 5.000 % respecto al mismo mes en 2019.

Las ventas totales, tanto en tiendas físicas como online, crecieron en 81 % en mayo en relación a mayo de 2019, hasta alcanzar 1.110 millones de dólares, según ha informado People for Bikes, un grupo de fabricantes y minoristas.

Entre las bicicletas más comunes, tenemos las de montaña, urbana y de ruta. Montar bicicletas de montaña aumenta la capacidad pulmonar, mejora el equilibrio y permite fortalecer los músculos, pues están diseñadas para todo tipo de terrenos. Por su parte, las urbanas están dirigidas para un público que busca un producto más práctico. Las de ruta son utilizadas para las competencias, por lo que suelen ser más costosas.

La alta demanda de bicicletas ha ocasionado el agotamiento no solo del producto, sino también de sus piezas. De acuerdo con las compañías, se está trabajando con una cadena de suministro global que fue interrumpida por el COVID-19, y las consecuencias se están sintiendo en todos los escalones.

La actual coyuntura ha hecho difícil la compra de una bicicleta en muchas ciudades, pues la elevada demanda ha obligado a muchas tiendas a devolver los depósitos debido a la imposibilidad de fijar una fecha de entrega. En países como Francia, las personas deben recorrer varias tiendas antes de comprar una bici. Otros recurren a modelos de segunda mano para acelerar su compra.

El mayor fabricante de bicis en el mundo, el taiwanés Giant, ha aumentado sus ventas en Europa en 140 % en junio en comparación al mismo mes en 2019, el cual ha sido impulsado por la venta de bicicletas eléctricas, una tendencia en alza.