Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El inbound marketing y los influencers

El mundo digital ha adquirido gran fuerza en los últimos años. Además, existe todo tipo de métodos, estrategias y tácticas que podemos utilizar para llegar a nuestro público. Una de las más interesantes, por los resultados que ofrece, es el inbound marketing. Además, a esto se suma la llegada de los influencers, los cuales también tienen su papel dentro de la mercadotecnia. En esta entrada hablamos de ambos.

El inbound dentro del marketing digital y relación con SEO

Se trata de una metodología que combina técnicas de mercadotecnia y publicidad no intrusiva. El objetivo es acompañar al usuario en todo el camino del proceso de compra, desde que es consciente de una necesidad hasta la conversión final. Para lograr este ambicioso objetivo, se nutre de diferentes contenidos pensados para cada fase del embudo de compra, aunque habrá que cuidar otros aspectos dentro del SEO.

Tal y como deja patente Raúl Yáñez, nuestro CEO, «el marketing de contenidos sigue dominando, pero cada vez cobran más valor la velocidad de carga y las primeras interacciones de los usuarios». Un buen contenido, aquel que aporte valor al futuro cliente en cada fase del embudo, logrará la conversión y que las personas que lo lean se transformen en leads. Sin embargo, no conseguiremos nada si la página es lenta o si no cuidamos la primera impresión que genera, la cual tendrá que fomentar una experiencia grata.

Además, gracias a los contenidos también fidelizamos a los clientes, lo que proporciona ventas recurrentes. Este es otro de los puntos fuertes del inbound y una de las claves de su rotundo éxito en el entorno digital. Pero hemos de tener en cuenta que la clave de esta metodología es resultar amigables desde el primer momento.

¿Qué hay de la figura del influencer?

Los influencers han aparecido recientemente en el mundo digital, pero su peso no debe menospreciarse. Su función suele plantear una cierta polémica fruto del desconocimiento, ya que actúan como prescriptores ante públicos muy amplios. Estos se componen de la comunidad que han construido con los años en las redes sociales. Todas esas personas tienen en cuenta sus opiniones en las áreas que dominan.

Y una de ellas tiene importantes ramificaciones en cuanto a la venta de un producto se refiere. Si uno de estos prescriptores habla bien de nuestro producto, es muy probable que aumenten sus ventas. Al fin y al cabo, los miembros de su comunidad confían en su criterio, por lo que tendrán mayor propensión a comprar los productos en los que él confíe.

Contar con el apoyo de estos individuos puede potenciar nuestra marca, aunque no podemos hacerlo de cualquier manera. Tenemos que elegir al influencer adecuado, alguien que tenga que ver con nuestro sector y cuyas reacciones sean lo más naturales posible. De nada nos servirá que finja que nuestro producto o servicio es el mejor si en realidad no le convence. Además, su comunidad lo notará.

En definitiva, el marketing cuenta con diferentes metodologías y técnicas para llegar a nuestros clientes en la red. Si combinamos el inbound preciso para atraerlos con el influencer adecuado para retenerlos, haremos que nuestro negocio alcance el siguiente nivel.