Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Internet, la red que nos conecta a todos El Internet, la red que nos conecta a todos

El Internet, la red que nos conecta a todos

Incluso si estamos constantemente conectados a Internet, no siempre entendemos exactamente cómo funciona. Se podría definir en palabras sencillas como una red global compuesta por ordenadores, cuya finalidad es el intercambio de información entre todos los usuarios conectados. Los ordenadores son simplemente el medio que transporta la información.

Los puntos claves del Internet son la conexión y el intercambio de información. Es similar a cómo nosotros nos relacionamos con otras personas en el mundo real, pero en el virtual se potencia. Podemos estar en cualquier parte del mundo y comunicarnos (intercambiar información) con otra persona en cualquier otro país simplemente al conectarnos a la red.

Algunos conceptos básicos

La tecnología detrás del Internet es bastante compleja y extensa, pero conocer las definiciones fundamentales nos ayuda a entender cómo podemos interactuar con otros dentro de él. El sistema se basa en la interacción entre cliente-host-cliente. Puede parecer complicado, pero aquí te explicamos cómo funciona esta relación.

Dentro de esta red existen dos tipos de clientes que se conectan, los usuarios y los propios ordenadores. Un mismo ordenador puede ser utilizado por varios usuarios, a la vez que los usuarios pueden usar más de un ordenador (a veces al mismo tiempo, y a veces no). Ten en cuenta que un ordenador se puede conectar a la red sin ser utilizado por un usuario (una persona).

Además, a cada ordenador conectado que soporta diversos usuarios conectados se le conoce como host. Normalmente ejecutan alguna clase de servicio, así que es normal que reciban el nombre de servidor.

Para acceder al servicio, se deben ejecutar dos programas en dos computadoras diferentes:

-En el host se ejecuta el programa del servidor desde el que se proporciona el recurso.

-En el ordenador desde el que se conecta el usuario se ejecuta el programa del cliente que permite usar este recurso.

Entonces, si queremos chatear o enviar imágenes debemos pasar primero por un servidor. Sin embargo, esto también aplica a cualquier interacción que tengamos en Internet, incluso navegar dentro de una página web.

¿Cómo chateamos exactamente?

El término chat viene del anglicismo que significa charla, y es el método de comunicación digital por excelencia surgido de las nuevas tecnologías. Consiste simplemente en la conversación simultánea entre dos o más personas conectadas a Internet.

Los chats pueden ser públicos, en los que cualquier persona conectada puede participar, o privados para que solo los usuarios invitados participen. Un ejemplo del primer caso es la página Chat Madrid, mientras que los chats de Facebook son un caso de los chats privados.

Lo que nosotros vemos en nuestros ordenadores son los mensajes escritos que se publican de inmediato en la pantalla, aunque el proceso por detrás es bastante más complejo. Como ya hemos visto, siempre hay un tercero involucrado (el servidor).

Existen varios tipos de conexiones para chatear, pero las más comunes son las que se conocen como WebChat o como servidores de mensajería instantánea. Por lo tanto, si entramos a Chateamos.es y queremos enviar un mensaje a todos los demás usuarios conectados, siempre pasaremos antes por los servidores de mensajería.

La privacidad en los chats

Esto no significa que los servidores siempre tengan acceso a la información que se envía. Se ha vuelto muy popular entre las grandes compañías que los mensajes estén cifrados y que el servidor no tenga la posibilidad de ver el contenido, sino únicamente los clientes. Anteriormente no se le daba prioridad a los chats, pero hoy en día es muy demandado por parte de los usuarios hacia las empresas.

De todas formas, nunca es recomendable compartir información sensible a través de cualquier chat porque se puede filtrar la información. No es usual, pero puede ocurrir que los mensajes sean interceptados por externos al sistema y logren descifrarlos. Incluso sin este riesgo, siempre los otros participantes de la conversación pueden guardar todo lo que les envíes.

Al interactuar con una página web

Puede sonar un poco extraño, pero nosotros interactuamos con páginas y vídeos de forma similar a cómo lo hacemos con otras personas en la red, al menos a nivel de tecnología. Nosotros no hablamos con una página, pero sí interactuamos o intercambiamos información con ella.

Los procesos de chatear y navegar por una página son bastante similares. En este caso, el cliente es el mismo en la relación cliente-host-cliente. En otras palabras, nosotros enviamos una información a la página al interactuar, el servidor ejecuta acciones, y nos envía de vuelta el resultado de esa interacción.

El Hosting España es un servicio de alojamiento de contenidos de tu página web para que los usuarios (clientes) accedan desde cualquier dispositivo conectado a la red. El contenido de cualquier página tiene que estar almacenado en algún sitio, pero tiene que estar en un servidor web para que pueda ser visitado a través de Internet.

HostingTen y cualquier otro servicio de hosting están en servidores, que son similares a ordenadores muy potentes, pero que están conectados a Internet constantemente para poder acceder a los contenidos en cualquier momento. Desde estos ordenadores se envía la información a todos los clientes conectados.