Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El juego del corto plazo, o cómo ganar dinero en poco tiempo El juego del corto plazo, o cómo ganar dinero en poco tiempo

El juego del corto plazo, o cómo ganar dinero en poco tiempo

Cuando analizamos los depósitos a corto plazo nos damos cuenta de que el beneficio final al que podemos acceder es bastante más reducido que uno a largo plazo. Pero esto se debe a que únicamente recibimos intereses durante poco tiempo. Un poco como ocurre en Matchbanker con los préstamos a comparar. Por otro lado, estos depósitos tienen grandes ventajas y en este artículo te contamos cuáles son.

Una solución a la falta de liquidez

Una de las principales ventajas de los depósitos a corto plazo es que son productos con mucha más liquidez. Nos explicamos. Un depósito se caracteriza por admitir una única aportación inicial que no se podrá tocas hasta la finalización del plazo, es decir, que no podremos acceder a ese dinero hasta que venza.

Por tanto, si hemos abierto un depósito a corto plazo (inferior a un año) no deberemos esperar mucho tiempo hasta poder acceder de nuevo a nuestro dinero. Esto es una ventaja para todas aquellas personas que no estén seguras de que no necesitarán el dinero que han invertido en el depósito.

Ojo con los intereses, siempre

Generalmente, los depósitos a corto plazo son más rentables. Pero solo durante la primera contratación. Esto se debe a que muchos bancos los utilizan como gancho para captar nuevos clientes. de esta forma, llaman su atención con rentabilidades muy elevadas, pero a las que pueden acceder una única vez.

Para aprovechar todas estas ofertas, se puede hacer una “ruta” por todos los depósitos de bienvenida. Así, conseguir durante más tiempo intereses elevados por nuestro dinero. Lo mismo ocurre cuando tumbamos los mitos de los préstamos online.

El corto plazo puede ser muy rentable

Los depósitos a corto plazo son aquellos cuya duración es inferior a los 12 meses. Ese tipo de depósitos, en muchas ocasiones, acostumbran a ofrecer rentabilidades más elevadas que la de otros plazos mayores, incluso dentro de la propia entidad.

¿El motivo? Esta rentabilidad ha sido pensada para todos aquellos que no han invertido nunca en depósitos, con un claro objetivo de animarles a probar la experiencia si nunca lo han hecho con un plazo corto de, por ejemplo, 3 meses, o pretender que, si la experiencia es satisfactoria, el ahorrador explore otro tipo de plazos y rentabilidades.

Con esta información presente, entonces, ¿cuándo interesa contratar un depósito a corto plazo? Si nunca antes hemos contratado un depósito y queremos probar la experiencia sin tener que prescindir del dinero durante mucho tiempo, o si creemos que necesitaremos el dinero en un período de tiempo no muy lejano.

Es legítimo preferir disponer de los beneficios a la mayor brevedad posible para poder emplearlos en nuestro día a día o en un objetivo concreto, o querer beneficiarse de la rentabilidad promocional o de su promoción de bienvenida, muy propia de los depósitos a corto plazo.