Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

¿En qué consiste el registro de plataformas de criptomonedas del Banco de España? ¿En qué consiste el registro de plataformas de criptomonedas del Banco de España?

¿En qué consiste el registro de plataformas de criptomonedas del Banco de España?

banner click 241 banner 241

En el mes de octubre del pasado año 2021, el Banco de España señaló que es obligatorio que todas las plataformas de criptomonedas que desean operar en España deben apuntarse en un registro o de lo contrario, podrían recibir multas que pueden ir desde los 150.000 euros hasta los 10 millones de euros.

 

En este artículo se comentará en torno a qué es el registro de plataformas de criptomonedas del Banco de España y las razones por las que este procedimiento ha sido exigido en este país. 

El 1 de noviembre de 2021 se oficializó la creación del registro de plataformas de criptomonedas del Banco de España

 

Según lo establecido en la normativa de Prevención de Blanqueo de Capitales y el financiamiento del terrorismo, el Banco de España tiene que crear dicho registro, lo que se oficializó el 1 de noviembre del 2021.

 

Esta entidad le dio a las organizaciones que lleven a cabo transacciones financieras con criptomonedas como el acto de  comprar bitcoin en España  en un plazo de 3 meses. El mismo finalizará en el mes de febrero del año en curso. 

 

No obstante, el Banco de España no se hará responsable del nivel de seguridad que ofrecen las plataformas. Asimismo, la posición oficial suele ser que las criptomonedas pueden considerarse una inversión de riesgo y estas no se encuentran reguladas en España. 

Este requerimiento es obligatorio para todas las empresas de intercambio de criptomonedas que quieran operar en España

 

Este es un procedimiento electrónico que debe llevarse a cabo a través de la web del Banco de España sin importar la ubicación que tengan los destinatarios del servicio de compra y venta  de criptomonedas.

 

Este consiste en un registro de proveedores de servicios en el que se intercambian monedas virtuales por fiduciarias y de custodia de monederos electrónicos. Su creación está concebida en una disposición adicional  de la Ley 10/2010 de 28 de abril sobre prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

 

Por lo tanto, aquellas empresas que operen en España deben registrarse, lo que implicará que han cumplido con un conjunto de recaudos impuestos por el Banco de España. 

El capital que se tenga en esas plataformas de criptomonedas estará más protegido

 

Aunque en la actualidad muchos sitios webs de intercambio de criptodivisas pueden considerarse ajenos a las instituciones financieras, la relación que hay entre los organismos oficiales y el sector cripto se incrementará. 

 

De esta manera, las plataformas de criptomonedas podrán trabajar de la mano con instituciones y van a colaborar ofreciendo información acerca del blanqueo de capitales y el pago de impuestos. 

 

Por ello, la inscripción en el registro se encuentra condiciona a que los proveedores tengan procedimientos y órganos para prevenir en el ámbito del blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo, al igual que cumplan con los requisitos de honorabilidad comercial y profesional. 

Conclusión

 

Con la aplicación de esta medida en particular, se espera que haya una mayor adopción de las criptomonedas por parte de los inversores españoles, que van a disponer de una garantía cuando tengan que escoger una plataforma de criptomonedas. 

 

Asimismo, aquellas empresas que forman parte de este registro, cumplen con los recaudos de honorabilidad comercial y profesional que establecen las entidades tradicionales, al igual que los sistemas de prevención que exige la nueva norma de blanqueo de capitales.

 

El cumplimiento de estos requerimientos también pone de manifiesto que estas plataformas ofrecen los mecanismos de seguridad necesarios para que los usuarios no tengan elevados niveles de riesgos de ser posibles víctimas de fraudes electrónicos.