Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La carne, alimento esencial en el rendimiento deportivo

La nutrición es de suma importancia para los deportistas. Una alimentación saludable está directamente relacionada con la formación, el rendimiento y la recuperación. Por ello, la mayoría de aficionados al deporte diseñan un plan de alimentos que contengan los nutrientes necesarios para su desarrollo físico y mental.

La proteína es uno de los nutrientes más importantes en el papel de la nutrición deportiva. Por tal motivo, el consumo de batidos de proteínas en deportistas es una práctica extendida. Según Fernando Castro, editor del segmento Dieta de Fitnesspiratas, las proteínas están formadas por aminoácidos que promueven la reparación muscular y la resistencia durante el ejercicio. ‘‘El período de recuperación después del entrenamiento es el momento adecuado para consumir proteínas, entre 30 minutos y 2 horas después de la actividad física’’, recomienda.

Para aquellos que están activos con regularidad, resulta beneficioso distribuir la ingesta de proteínas a lo largo del día. Pero, algunos alimentos también contienen altos contenidos de proteínas y, entre ellas, destacamos el consumo de la carne.

La importancia de la carne en la dieta de deportistas


Muchas personas se apegan a la monotonía de las pechugas de pollo por su proteína y su bajo porcentaje de grasa. Sin embargo, Runner 's World, la revista para runners más prestigiosa y vendida del mundo, hace una invitación a consumir carne roja como fuente principal de proteínas. En la dieta occidental típica, la carne de res, cordero, cerdo, ternera y el pescado son las fuentes predominantes de proteínas, vitaminas B, hierro y zinc.

Jessica Girdwain, autora del artículo “Meaty Issues”, menciona que la carne proporciona los nutrientes que los corredores necesitan. Por ejemplo, el hierro para mantener los niveles de energía. Además, sostiene que “aporta proteínas y aminoácidos que reparan los pequeños desgarros musculares que se producen durante el entrenamiento”. 

Girdwain destaca que un corte magro de carne de res, como solomillo, contiene una gran fuente de zinc y hierro. Y las vitaminas B, que “ayudan a convertir los carbohidratos en el combustible necesario para superar una carrera de entrenamiento, son particularmente abundantes en la carne de res”.

Por ejemplo, en lugar de consumir carne blanca, como las pechugas de pollo, comer 3.5 onzas de carne de cordero, cerdo o ternera cumple con los requerimientos nutritivos sin exagerar la grasa y las calorías. De hecho, el cordero es una gran fuente de omega-3, hierro y zinc.

Y para los amantes de la carne blanca, la carne de cerdo contiene menos grasa que el pollo. Además, tiene vitamina B6 especialmente recomendado para aumentar el metabolismo. En el caso de los vegetarianos y veganos, la mayoría contiene suficientes proteínas vegetales de sus dietas.

Por otro lado, aunque la ingesta de proteínas para los deportistas es muy beneficiosa, es un error pensar que la ingesta alta es la más recomendable. Consumir muchas proteínas también es sinónimo de no obtener suficientes carbohidratos, que cumplen un papel clave en la energía durante el ejercicio.