Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La economía de la UE inicia su proceso de recuperación

Con el objetivo puesto en apoyar a la ciudadanía, las empresas y los países de la Unión Europea (UE) a recuperarse de la coyuntura económica negativa que azota a los diferentes países miembro, provocada por la COVID-19, los dirigentes de la UE alcanzaron un acuerdo para crear un fondo de recuperación de la UE destinado a paliar los efectos de la crisis. 

Dicho fondo, bautizado como “Next Generation EU”, cuenta con un presupuesto general de 1.824 billones de euros divididos en un fondo de reconstrucción dotado con 750.000 millones de euros y un marco financiero para 2021-27 de más de un billón de euros, que está dotado con un conjunto de medidas que contribuirán a reformar las economías y modelos de una nueva sociedad post-covid. 

Dicho fondo, introduce ayudas directas a los Estados miembros más afectados por la pandemia, como Italia y España, a la vez que dota a los diferentes países de recursos para llevar a cabo reformas relacionadas con la transformación digital y ecológica. 

En concreto, España contará con 140.000 millones, de los cuales 72.700 millones serán transferencias y el resto, préstamos, según informó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia tras la cumbre.

A pesar de las diferencias iniciales, este acuerdo histórico supone dar un paso más hacia una mayor integración fiscal dentro de la UE. 

El fondo de recuperación europeo tendrá consecuencias positivas tanto para los mercados como para los inversores. La confianza en la zona euro mejora y la incertidumbre sobre la moneda única se verá reducida de manera considerable a medio plazo. 

Además, el Banco Central Europeo podría incrementar a partir de septiembre su programa de compra de bonos ante la emergencia de la pandemia (PEPP) más allá de los 1,35 billones que ya ha movilizado.

La oferta de bonos de la UE a esta escala pone a disposición de los inversores una variedad más amplia de activos líquidos con calificación AAA a un tipo de interés más bajo. 

Nuevas tendencias en el entorno inversor

En una coyuntura económica como la actual, los inversores no han dejado de lado su apetito inversor. Gracias a las nuevas tecnologías y la existencia de plataformas de inversión online, cada vez son más los usuarios que optan por continuar su actividad desde casa con el objetivo de lograr beneficios extra durante la pandemia. 

Este tipo de herramientas permiten abrir una cuenta demo gratuita para comenzar operar en un entorno bursátil, pero sin poner en riesgo nuestro dinero, ya que se trabaja con fondos virtuales. 

De forma sencilla podremos acceder al mercado de divisas, especular sobre los movimientos de precios en metales preciosos como el oro y la plata, apalancarse en la estabilidad de los bonos del tesoro, CFDs o materias primas, con unas buenas condiciones. 

Nadie sabe cuánto tiempo durará esta crisis, pero los altos niveles de volatilidad que está protagonizando el mercado junto a la evaporación de la liquidez, ha dado lugar a volúmenes récord de trading. Por lo que contar con una plataforma de confianza que permita emitir órdenes en tiempo real marcarán la tendencia de los próximos meses sin duda alguna.