Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

La mesa Noguchi, cuando el mobiliario se convierte en arte La mesa Noguchi, cuando el mobiliario se convierte en arte

La mesa Noguchi, cuando el mobiliario se convierte en arte

banner click 241 banner 241

Las obras de arte en ambientes domésticos son, generalmente, cuadros, esculturas y figuras, pero desde el diseño de mobiliario también se pueden crear obras de arte. De hecho, eso ha sido así durante toda la historia de la Humanidad.

En muchos museos se pueden contemplar innumerables piezas de arte mobiliar y los muebles de diseño incluso tienen distintas fases dentro del movimiento moderno. Los expertos hablan de periodo canónico, internacional, tecnológico y minimalista, entre otros.

De muchas de las obras de diseño del siglo XX que se han convertido en clásicas, una de ellas destaca sobre manera, la mesa Noguchi, creada por el diseñador que le dio el nombre, Isamu Noguchi.

¿Cuál es la historia de la mesa Noguchi?

Isamu Noguchi fue un escultor y diseñador norteamericano con ascendencia japonesa que logró introducir o sentar las bases del diseño minimalista en Occidente. Su mesa Noguchi es su aportación más conocida y la que resume en gran medida cuáles fueron los objetivos de su carrera: crear piezas que fusionaran el arte y el mobiliario hasta alcanzar un equilibrio perfecto.

De este modo, muchas de sus creaciones partían del mundo de la escultura funcional para trasladar a ambientes domésticos y laborales la belleza y el arte. Su diseño más relevante fue creado en el año 1939 en un encargo del Museo de Arte Moderno de Nueva York,  en concreto para su presidente por aquel entonces, Conger Goodyear.

Unos años más tarde, en 1947, se presentó al público general de la mano de Herman Miller. En sus orígenes la mesa estaba elaborada a partir de madera de abedul, nogal o cerezo, que son materiales nobles, de alta calidad y muy resistentes.

Durante más de 25 años la Noguchi fue fabricada por la casa Herman Miller, y a partir de ahí comenzó a ser un elemento de mobiliario. En los años 80, a mediados de la década, se lanzó de nuevo una tirada con aproximadamente 500 ejemplares y pasó a formar parte de la línea de producción permanente de la firma.

Ya en el siglo XXI, concretamente en el año 2002, el Vitra Design Museum en Alemania comenzó a reeditar los diseños en colaboración con la Fundación Isamu Noguchi en Nueva York. En la actualidad se pueden encontrar piezas originales de la época o bien recreaciones modernas con ambos sellos.

¿Cómo es la mesa Noguchi?

Esta mesa se encaja dentro del apartado de mesas de café. Está conformada por tres piezas que encajan a la perfección entre sí. Las dos piezas de madera son exactamente iguales pero encajan una sobre la otra, ofreciendo así dos puntos de apoyo para la pieza de cristal y también dos puntos de apoyo sobre el suelo.

Noguchi consiguió con su creación unir en un mismo conjunto funcionalidad, forma, diseño y elegancia… pero ello le llevó mucho tiempo de estudio para comprobar la estabilidad de su mesa.

Varias citas del propio Noguchi señalan la importancia de su hallazgo. En una de ellas habla sobre la capacidad imaginativa para sortear los obstáculos que iba encontrando en el camino, lo que le llevó a descubrir nuevas dimensiones.

Las dimensiones originales de esta mesa son 40 centímetros de alto por 130 centímetros de ancho y 90 centímetros de profundidad. Su precio en el mercado, acudiendo a la firma Herman Miller, es de unos 1.500 euros, pero también existen muchos otros establecimientos en los que hacerse con mesas inspiradas en este diseño.

¿Dónde comprar una mesa Noguchi?

La mesa noguchi original tiene un precio prohibitivo para muchos bolsillos. No obstante, es posible acudir a otros fabricantes que sí ofrecen soluciones que conservan su espíritu. Ese es el caso de Northdeco, cuya mesa Nogui de cristal está disponible en internet a 329 euros.

En este caso hablamos de una mesa de café con dimensiones de 127x40x38,5 cm compuesta por dos piezas de madera que se apoyan en un punto común unidas a una superficie robusta de cristal. La madera es de fresno con acabados en nogal, cerezo o fresno.

Con esta pieza, diseño y funcionalidad pueden fusionarse en un mismo elemento. No hará falta acudir a un museo de arte moderno para contemplar grandes obras de arte, pues puedes hacer lo propio en casa de la mano de una Noguchi, o en su ausencia, de una Nogui.