Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Las 20 mejores playas de Europa Las 20 mejores playas de Europa

Las 20 mejores playas de Europa

Elegir las mejores playas de Europa no es tarea fácil, la costa europea está llena de lugares idílicos, ciudades bellísimas y rincones para perderse. No obstante, cuando se trata del litoral, siempre hay algún lugar que destaca sobre el resto, ya sea por su belleza, su aspecto virgen o la bondad de su clima, se convierte en el paraíso anhelado cuando llega el buen tiempo. ¡Sigue leyendo para descubrir las mejores playas de Europa!

 

1. Playa de Cofete

 

Y hablando de paraíso, Canarias sin duda es el lugar europeo con mejor climatología y número de playas que merece la pena visitar. Es muy complicado hacer un ranking de las mejores playas de Canarias, puesto que cada una de sus ocho islas tiene sus propios tesoros de arena fina.

 

Esta playa de la isla canaria de Fuerteventura ofrece casi todo lo que tu corazón desea: la extensión de una resplandeciente orilla de arena dorada, la vista de un Atlántico tempestuoso rompiendo con altas olas, un interior casi sin desarrollar y, como telón de fondo, las montañas de la península de Jandía, de hasta 800 metros de altura. Lo único que no debes hacer aquí es nadar, porque el mar salvaje provoca corrientes que ponen en peligro la vida. En lugar de eso, ¡déjate llevar por las fantásticas vistas, disfruta del bombástico paisaje natural de esta isla española y de una de las mejores playas de Fuerteventura!

 

2. Playa Es Trenc

 

Si te gustan las playas naturales de arena blanca y fina, Es Trenc es tu lugar. De todos modos, Mallorca está mimada por playas de ensueño, pero aquí no hay un horizonte de hoteles bulliciosos que se interponga. Aquí estás completamente en la naturaleza, porque el interior es una reserva natural con dunas de arena y aves raras. Una bahía suavemente curvada se extiende a lo largo de 6 kilómetros, donde puedes dar maravillosos paseos bañados por el oleaje. ¡Dirígete al sur de Mallorca si quieres sucumbir a la magia de Es Trenc!

 

3. Playa de San Vito Lo Capo

 

Sicilia, hogar de muchas de las ciudades más bonitas de Italia y no sólo eso, también de las playas. Un imponente gigante montañoso a tu espalda, un agua cristalina que golpea suavemente la amplia playa de arena, unas cuantas palmeras que perfeccionan el paisaje: no, no estás en Copacabana, sino en la playa de ensueño de San Vito Lo Capo. La montaña tampoco se llama Pan de Azúcar, sino Monte Mónaco. La playa más bonita de Italia se encuentra en la provincia de Trapani. Aquí puedes pasar unas vacaciones estupendas con niños, porque la playa de tres kilómetros de longitud se inclina suavemente hacia el agua.

 

4. Playa de Ramberg

 

En el norte de Noruega se encuentran las Islas Lofoten, a las que es especialmente bello llegar en Hurtigruten, la tradicional línea de barcos correo. Este grupo de islas ofrece playas absolutamente de ensueño, como la de Rambergstranda: aquí, sin embargo, el telón de fondo no son las palmeras ni la selva impenetrable, sino los picos escarpados cubiertos de nieve. En las largas caminatas puedes disfrutar del panorama del mar cristalino, la arena blanca y los picos de las montañas de color azulado. En verano, brilla el sol de medianoche, y en invierno puedes esperar ver la aurora boreal.

 

5. Playa de Reynisfjara

 

Islandia es conocida por su naturaleza salvaje, marcada por volcanes y glaciares. Las costas son igualmente inusuales: espectaculares playas negras como Reynisfjara, cerca de Vik, se extienden a lo largo de la costa sur de esta isla nórdica. Se formaron cuando la roca de lava se convirtió en arena negra por la fuerza implacable del Atlántico Norte. Así se formó la fascinante cueva de basalto de la playa, sobre la que a veces dan vueltas los frailecillos. Los gigantescos pilares y cuerdas de roca de Reynisdranga son, según la tradición, los restos de una batalla entre trolls y un barco de tres mástiles.

 

6. Playa de Jaz

Como su nombre indica: ¡Jaz Beach es música! La bahía en forma de media luna se caracteriza por una playa de arena de 1,2 km de longitud y está rodeada de pintorescas colinas. La zona que rodea a la ciudad montenegrina de Budva se llama, con razón, la Riviera. El interior está todavía relativamente poco desarrollado: Así que date prisa si quieres disfrutar de toda la belleza de este tramo de costa. Budva atrae a los visitantes con su pintoresco casco antiguo, la animada ciudad portuaria es una de las más bellas de Montenegro.

7. Playa Oeste de Sylt

 

¿Buscas una magnífica playa de arena con vistas al infinito horizonte marino? ¿Quieres que te acaricie una brisa fresca y salada? Entonces visita la isla de Sylt (Alemania), en el Mar del Norte, ofrece todo eso en abundancia. La playa del oeste, cerca de List, es especialmente bonita, y en ella podrás relajarte en las acogedoras sillas de playa. Aquí también hay una playa nudista. Los paseos por las dunas o por las marismas son un gran éxito: es posible que te encuentres con algún gusano de mar o con algún famoso.

8. Playa de Zlatni Rat

 

Frente a la costa de Dalmacia, hay hermosas islas ensartadas como perlas en un hilo. La isla de Brac está adornada por un auténtico Cuerno de Oro: así se llama la encantadora playa de guijarros que se curva 500 metros en el mar Adriático como punta de la orilla. Según la corriente y el nivel del agua, los guijarros se mueven unos metros, de modo que el cuerno cambia constantemente de aspecto. El surf también es estupendo aquí, cerca del pueblo de Bol.

9. Playa de Arena Rosa Elafonissi

 

Un paisaje de lagunas de ensueño que recuerda a los Mares del Sur se encuentra en el extremo suroccidental de la isla griega de Creta. Frente a la isla deshabitada de Elafonisi hay una amplia playa de arena fina que brilla seductoramente de color rosa en algunas partes. Este juego de colores se debe a las diminutas partículas de la cáscara. Puedes vadear hasta la isla a través de las aguas poco profundas de un banco de arena. Hay tramos costeros rocosos, pero también hermosas dunas, piscinas naturales y pequeñas bahías de arena. La isla es una reserva natural, por lo que sólo puedes admirar las dunas, pero no caminar por ellas.

10. Playa de Luskentyre

 

Escocia es conocida por sus escarpadas montañas y su accidentada costa. Pero incluso aquí encontrarás playas que podrías esperar encontrar en el Caribe. La isla de Harris forma parte de las Hébridas Exteriores. Su costa occidental ofrece deslumbrantes playas de arena blanca como la playa de Luskentyre. Es cierto que sólo los más resistentes se aventuran en las abundantes y frescas aguas del Atlántico. En dirección al este, te adentras en paisajes rocosos casi sin vegetación que recuerdan a planetas alienígenas. No es de extrañar que Stanley Kubrick rodara aquí secuencias para "2001: Una odisea del espacio".

11. Praia do Camilo

El Algarve alberga una joya incomparable: a la Praia do Camilo, cerca de Lagos, sólo se llega por una escalera de madera. Desde la cima, tienes una vista impresionante de monumentos rocosos de formas extrañas que han sido ahuecados en muchos lugares por la fuerza del mar. En los alrededores, te esperan pequeñas bahías para hacer una excursión. Un viaje en barco a Ponta da Piedade es encantador. Este escarpado cabo está salpicado de pintorescas grutas y magníficas puertas rocosas.

12. Cala Mariolu

La bahía de Mariolu, en Cerdeña, una de las islas y ciudades más bonitas de Italia, parece un escenario teatral único. Aquí, en el salvaje este de la isla italiana, los acantilados de piedra caliza de los montes Gennargentu caen abruptamente al mar. La fabulosa playa está formada por guijarros blancos que han sido pulidos por el agua durante miles de años. En la costa del Golfo de Orosei, el Mediterráneo brilla en todas las tonalidades imaginables de azul: desde el turquesa hasta el azul cielo, desde el aguamarina hasta el púrpura, todo está ahí. La mejor manera de llegar a esta reserva natural es a pie o en barco.

13. Playa de Navagio

 

La isla de Zakynthos no es considerado únicamente una de las ciudades más bonitas de Grecia, sino que también posee una de las playas más bonitas de toda
Grecia. Se trata de una pequeña pequeña cala de arena blanca enmarcada entre enormes acantilados que ofrece un tono de azul profundo en sus aguas. 

Un barco encalló aquí en 1980, y desde entonces el escenario de ensueño de aguas brillantes, rocas dentadas, arena maravillosa y un misterioso naufragio ha sido perfecto. Sólo se puede llegar directamente a la playa en barco. La mejor vista es desde arriba, en el mirador de los peligrosos acantilados.

14. Playa de Whiterocks

La naturaleza ha sido una escultora dotada en la playa de Whiterocks: El Atlántico ha esculpido acantilados de tiza blanca, se han formado sublimes puertas de piedra y extrañas formaciones rocosas. Las mareas del mar embravecido hacen que esta playa sea una obra en construcción. Las encantadoras dunas y la arena pulverizada te invitan a dar inolvidables paseos o a pasar maravillosos días de playa. Vestido con un traje de neopreno, puedes surfear en primera clase aquí. A pocos kilómetros al este, te espera la fabulosa Calzada del Gigante.

15. Plage de Palombaggia

La montañosa y diversa Córcega ofrece algunas de las playas más bellas del Mediterráneo. En el mismo suroeste de la isla francesa se encuentra la Plage de Palombaggia, de 2 kilómetros de longitud. La playa de arena en forma de arco parece casi tropical. Los pinos sombríos, las rocas rojizas y el agua turquesa crean una belleza encantadora. Las protegidas Îles Cerbicale surgen del mar. Cerca de Porto-Vecchio hay muchas más joyas de playa que puedes descubrir en coche o a pie.

16. Playa de Corralejo

Hablando de tranquilidad y naturaleza en estado puro, el Parque Natural de Corralejo en Fuerteventura, abarca un total de 26 kilómetros de dunas al norte de la preciosa isla canaria. Sin duda el lugar ideal para curarse del estrés y admirar la belleza salvaje de la isla más árida del archipiélago.

17. Playa de Maspalomas

 

Al sur de la isla de Gran Canaria, la Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas ocupa cuatro kilómetros de costa, que enlazan con los tres kilómetros de la Playa del Inglés, con quien comparte el mismo mar y la misma arena rubia y fina.

18. Playa de Papagayo

Al sur de Lanzarote, la isla canaria más volcánica, Papagayo es un enclave de aguas turquesas al que se llega a pie por una escalera de roca natural. Este lugar idílico es muy codiciado tanto por los visitantes como por los isleños, por eso suele estar muy concurrido.

19. Playa de Furore

En la provincia de Salerno, concretamente en Furore (Italia), un pueblo de apenas 800 habitantes, atesora una playa paradisíaca escondida entre dos enormes acantilados. El agua es cristalina y de color esmeralda, y está enmarcada por un arco medieval que la convierten en una enorme piscina donde perder la noción del tiempo.

20. Playa de Voidokilia

 

Su forma semicircular y su arena fina y blanca la convierten en la mejor playa del Peloponeso. Además, es poco profunda y sus aguas verdes turquesa cautivan a todo el que la visita. Un lugar que hay que visitar si se viaja a la histórica y atrayente Grecia.