Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Las mascarillas para el cabello como clave para mantenerlo saludable Las mascarillas para el cabello como clave para mantenerlo saludable

Las mascarillas para el cabello como clave para mantenerlo saludable

banner click 241 banner 241

Tener un cabello saludable es el resultado del cuidado con mucho detalle, y no solo un regalo de nacimiento. Además del champú y el acondicionador, hay que usar de vez en cuando algunos productos para obtener un pelo bonito.

Las mascarillas para el pelo vienen al rescate cuando parece que los cuidados regulares no son suficientes. Son una buena manera de combatir los principales enemigos como la mala alimentación, el estrés o el peinado frecuente, Aunque también son la mejor opción cuando la genética vuelve el cuidado más difícil.

Tipos de mascarillas capilares: elige según tu pelo

Al igual que con el champú y el acondicionador, la elección de una mascarilla está relacionada tanto por las necesidades de tu cabello como por su tipo. En el primer caso, la respuesta es bastante sencilla: una mascarilla fortalecedora si el cabello se cae, una tonificante si tarda mucho en crecer, una reestructuradora si se enreda.

Sin embargo, las mascarillas para cada tipo de cabello se centran en cuidarlo y mantenerlo a largo plazo, y no tanto en resolver problemas puntuales. Después resolver lo urgente, es hora de poner el tipo de pelo en primer plano:

  • Para el pelo graso. Hay que buscar una mascarilla alisante, refrescante y suavizante para evitar que una mascarilla rica en aceite lo apelmace. Es primordial no aplicar las mascarillas en las raíces.
  • Para el pelo seco. Las mascarillas hidratantes para pelo son la respuesta para este caso porque justamente su problema es la deshidratación. Incluso podrías usar una mascarilla hidratante en la base y una nutritiva si buscas algo más especializado.
  • Para el pelo fino y encrespado. Las mascarillas voluminizadoras e hidratantes son la clave para prevenir el frizz y moldearlo. Aquí, las revitalizantes son más efectivas que las nutritivas si no está seco porque le dará una suavidad interesante.

Como ves, hay varias opciones. No hay una ciencia exacta que dictamine cuál es mejor para ti, pero sí podrías probar una que esté indicada para tu cabello. A partir de aquí, viene bien experimentar con cierta frecuencia hasta dar con una que te dé los resultados que buscas.

Como dato adicional, las mascarillas naturales para el pelo no van a causar ningún efecto negativo si la que usas primero no es la adecuada para ti. No tienen químicos dañinos, aunque quizás no obtengas la melena que estabas buscando. Son un buen comienzo si no sabes cuál elegir.

Cómo aplicar correctamente las mascarillas para el cabello

En primer lugar, hay que lavar el cabello de forma habitual. Los tiempos entre lavado cambian mucho según cada tipo de cabello y el estilo de vida de una persona. Por ejemplo, alguien con el cabello muy delicado quizás quiera esperar tres días para no quitar la grasa natural, mientras que alguien que se ejercita diariamente podría hacerlo un día sí y otro no.

La mascarilla va después de haber lavado el cabello, cuando todavía está húmedo. Separa los mechones y masajea con suavidad cada uno para aplicar todo el producto de forma uniforme. Sin embargo, se tiene que aplicar solo desde el medio hasta las puntas.

Una manera de potenciar el efecto es usar un gorro de baño mientras tengas la mascarilla porque mantiene el calor residual del cabello para facilitar que el producto penetre en las hebras. Cualquier gorro de baño sirve, aunque existen unos que conservan un poco mejor el calor.

Es importante respetar el tiempo de actuación que indica la etiqueta, el cual va desde los 15 hasta los 30 minutos. Incluso podrías disminuir un poco este tiempo si notas que el cabello queda un poco más denso de lo que pensabas.

Trata de usar la cantidad justa para que sea más fácil de retirar porque hay que lavar la mascarilla por completo del cabello.

¿Qué no hacer con las mascarillas?

Es un error común pensar que el efecto de la mascarilla será mejor mientras más tiempo esté actuando. Es válido hasta que pasan aproximadamente 30 minutos porque siguen siendo composiciones de productos ajenos al cabello. Lo bueno es que las mascarillas naturales de un fabricante como Natucapelli no tienen químicos ni productos agresivos.

Además, no es un tipo de producto de uso diario. De hecho, prácticamente ningún producto para el cabello lo es. Tienes que dejar un espacio suficiente entre cada lavado para permitir que se restaure la grasa natural y no evitar que se restauren las proteínas y vitaminas. Si no te lavas el cabello, sin duda no puedes usar la mascarilla.

No uses agua caliente para retirar la mascarilla. Es bastante más sencillo manejar el cabello con agua caliente, pero hace que se pierda la hidratación si la temperatura es demasiado alta. Lo ideal es simplemente usar agua tibia o un poquito más caliente que eso.

En la raíz no debería ir nunca la mascarilla, a menos que el fabricante indique lo contrario. Es un producto destinado al cabello, y no al cuero cabelludo. Tiene componentes que podrían aportar un poco más de grasa de la necesaria a las raíces, además de que no tendría ningún beneficio hacer esto.