Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los 5 principales beneficios de los baños de agua caliente Los 5 principales beneficios de los baños de agua caliente

Los 5 principales beneficios de los baños de agua caliente

Pocas cosas hay más reconfortantes que un buen baño con agua caliente después de un día ajetreado, o en un día lluvioso o frío, y es que el agua caliente tiene algunos efectos interesantes en nosotros que pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud, la de nuestra piel y a relajarnos.

El agua caliente se utiliza en la hidroterapia para mejorar la salud de varios sistemas orgánicos, además de mejorar el aspecto de nuestra piel y a relajar nuestros músculos. En este artículo encontrarás 5 impresionantes beneficios de tomar baños de agua caliente.

5 beneficios del agua caliente en nuestro cuerpo

Los baños de agua caliente ayudan en gran medida a mejorar nuestra salud, gracias a los efectos reflejos fisiológicos que ocurren cuando el fluido hace contacto con nuestra piel. Esta es una de las grandes ventajas de tener en casa un calentador de agua o un termo eléctrico, no solo en los días de invierno u otoño, los más fríos del año. Hoy en día, empresas como RYTE24 basan su modelo de negocio en el eCommerce, el medio más seguro en estos días, en especial para la instalación de calentadores de agua, que requiere de personal especializado.

Sin más preámbulos, estos son los 5 mayores beneficios de los baños de agua caliente.

Mejora el flujo sanguíneo

Gracias a los efectos reflejos fisiológicos que provoca el agua caliente al hacer contacto con la piel, termina mejorando la irrigación sanguínea hacia la piel y extremidades. El principal efecto por el que ocurre este fenómeno, es una vasodilatación periférica refleja, razón por la cual nuestra piel se sonroja.

También contribuye a reducir la presión arterial debido a la vasodilatación y regula nuestro ritmo cardíaco, lo que contribuye a relajarnos y a provocar esa sensación de paz y tranquilidad característica.

Mejora la salud de la piel

Al mejorar el flujo sanguíneo hacia la piel, puede ayudarnos a oxigenarla mejor, además de dilatar nuestros poros y ayudarnos a eliminar toxinas. Por el contrario, el agua fría cierra los poros, lo cual no es esencialmente malo, ya que también contribuye a que nuestra piel se vea mejor y es ideal para antes de salir de casa.

Reduce los niveles de glicemia

Según un estudio publicado por la revista Taylor&Francis online, el agua caliente podría ayudar a algunas personas a reducir sus niveles de azúcar en sangre, eliminando algunas calorías y mejorando la salud de aquellos que padecen enfermedades metabólicas. Según el estudio, tal reducción estaría relacionada con el efecto del shock térmico sobre una molécula llamada Interleucina 6 que interviene en el metabolismo de los azúcares.

Reduce el dolor muscular

Hay una razón por la cual en algunos tratamientos fisioterapias y en servicios de masaje se utiliza agua caliente, y es que esta tiene la capacidad de servir como analgésico al ser aplicada sobre un área afectada. Dependiendo de la naturaleza del dolor, los médicos suelen recomendar aplicar frío o calor, e incluso alternarlos para calmar las contracturas musculares, generando un alivio importante del dolor muscular.

Ayuda a conciliar el sueño

Finalmente, un estudio publicado por el NIH en los Estados Unidos, indicó que los lavados de pies con agua caliente, del mismo modo que los baños relajantes de agua caliente ayudan a reducir el estrés nocturno y, por ende, ayudan a conciliar el sueño en personas que sufren de insomnio. Para nadie es un secreto que el sueño es sumamente importante para nuestra salud, y que un buen baño de agua caliente te ayude a dormir es una gran ventaja para iniciar tu día con el pie derecho.