Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

¿Por qué cada vez más personas usan patinetes eléctricos y e-bikes?


La revolución de la movilidad eléctrica urbana avanza en el territorio español. Cuáles son sus ventajas, qué modelos son más convenientes y cómo deducir impuestos con su compra.

A los beneficios que supone un patinete o bicicleta tradicionales para moverse por la ciudad, los modelos eléctricos suman un plus: no hay que hacer ningún esfuerzo para atravesar varios kilómetros en pocos minutos. 

Ni camisetas sudadas al llegar al trabajo, ni agotamiento físico al volver a casa. Precios cada vez más asequibles, posibilidad de desgravarse impuestos y amigables con el medio ambiente. Los vehículos de movilidad eléctrica urbana prometían tenerlo todo para volverse tendencia. Y lo han conseguido.

Pero antes de decidir la compra de un vehículo eléctrico personal, es conveniente consultar topmovilidad, un sitio web que se está convirtiendo en la referencia en internet para quienes buscan este tipo de vehículos. Allí se encuentran análisis y comparativas actualizadas de todo tipo de patinetes eléctricos y e-bikes: la mejor información para una compra acertada.

6 ventajas de la movilidad eléctrica personal

Ciertamente, cada vez más personas apuestan por patinetes y bicis eléctricas, pero ¿qué ventajas tienen en comparación con los medios de movilidad tradicionales? Aquí van algunas de ellas.

Subvenciones y reducción de impuestos 

Dado que se trata de un medio de transporte eficiente, ecológico y responsable con el medio ambiente, tanto el Gobierno como las Comunidades Autónomas, está incentivando su compra con distintas subvenciones.

Según la resolución publicada por Hacienda, se puede deducir entre el 50 y el 100% del IVA de un patinete eléctrico. Para más detalles, en este artículo es posible informarse sobre cómo desgravar impuestos en la compra de un patinete o bicicleta eléctrica.

Ahorro de tiempo y dinero

Los desplazamientos diarios que antes dependían del autobús o el tranvía, ahora pueden realizarse en forma gratuita y en menos tiempo, gracias a los vehículos eléctricos de uso personal.

Cualquiera puede conducirlos

A diferencia de una moto o el automóvil, los patinetes y e-bikes no requieren licencia de conducir, ni conocimientos avanzados de conducción o mecánica. Se encienden y se ponen en marcha, sin más.

Aparcar deja de ser un problema

En los centros urbanos, el estacionamiento es sinónimo de dolores de cabeza y pérdida de tiempo. Un patinete o una bicicleta pueden aparcarse casi en cualquier espacio, siempre que no se obstaculice el tránsito peatonal o vehicular.

Seguridad contra robos

Tienen avanzados sistemas de bloqueo y, a diferencia de un automóvil o moto, es posible ingresarlos en algunos espacios domésticos y laborales, garantizando una mayor protección frente a los robos.

Precios cada vez más asequibles

En comparación con otros medios de transporte, los patinetes y bicis eléctricas han abaratado considerablemente sus precios de lanzamiento. Al existir una mayor oferta, los fabricantes compiten con más y mejores modelos, reduciendo gradualmente el precio.

Hasta hace no mucho tiempo, eran un lujo. Hoy se han vuelto asequibles y con una gran variedad de precios para todos los bolsillos.

Son ecológicos y amigables con el medioambiente

Si quieres reducir tu impacto en el planeta, los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) eléctricos son la mejor opción. No contaminan, son silenciosos y evitan el desperdicio de energía, resultando más eficientes que los automóviles u otros medios de transporte.

Eléctrico, sí. Pero, ¿patinete o bicicleta?

Las bicicletas tienen mayor autonomía que los patinetes y responden mejor en las cuestas. Con un buen mantenimiento, su durabilidad es mayor y permiten hacer un ejercicio suave durante el desplazamiento.

Por su parte, los patinetes son más económicos y ofrecen una gran variedad de opciones: con o sin asiento, con una o más ruedas, con control de velocidad, etc. Son más ligeros, ocupan muy poco espacio y pueden guardarse en cualquier rincón.

Como norma general, quienes quieran este vehículo para distancias largas y/o con cuestas, es recomendable la bicicleta eléctrica. Por lo demás, ambas opciones dan muy buenos resultados y la elección dependerá del gusto personal.

Los modelos y marcas más elegidos para e-bikes

De acuerdo a las reseñas y valoraciones de los clientes, existen algunos modelos y fabricantes que responden a los requisitos más exigentes en cuanto a precio, calidad y funciones.

La marca Nilox, por ejemplo, ofrece una buena variedad de opciones. Los modelos X1 y X2 Plus, son de los más demandados para bicicletas eléctricas, ambas plegables y con 20 kilómetros de autonomía.

Liderando las ventas europeas del sector, Specialized segura tener “una bici para cada ciclista”. La autonomía de su serie Turbo llega hasta los 130 kilómetros y todos sus modelos buscan una pedalada suave, pero potente y silenciosa, brindando también interesantes soluciones de conectividad.

¿Y para patinetes eléctricos?

Cecotec llega a una autonomía de 45 kilómetros con los modelos Serie S Unlimited y Bongo Serie Z. Con menor autonomía pero mayor potencia, el novedoso Outsider Makalu, también gana terreno.

Entre las marcas favoritas, se extiende Smartgyro. Esta firma está especializada en la fabricación y venta online de patinetes eléctricos, scooters, hoverboards, etc, con unos precios muy convenientes. Los distintos modelos de su line Xtreme, tienen un potente motor Brushless, autonomía de 25 kilómetros y 3 velocidades.

También existen “híbridos” entre patinete y bicicleta, como el Himo H1 de Xiaomi que aunque se vende como bicicleta eléctrica, es más parecido a un patinete eléctrico en el que se viaja sentado, con un peso de apenas 20 kilogramos y unas dimensiones similares a una hoja DIN A3 cuando está plegado.

Tanto por sus ventajas como por la variedad de opciones, los VMP son la nueva tendencia para desplazamientos urbanos. Sólo queda informarse, elegir modelo y empezar a disfrutar de todos los beneficios que trae la movilidad del futuro, hoy.