Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

¿Por qué es importante hacer un plan de Marketing?

Un plan de marketing es un documento que indica cómo la empresa pretende alcanzar sus objetivos de mercado. Sirve para facilitar, dirigir y coordinar los esfuerzos de marketing.

Según Kotler, un experto en marketing, “es un documento escrito que resume lo que el especialista en marketing ha aprendido sobre el mercado”. En el plan de marketing, se recogen todos los estudios de mercado realizados por la empresa, las estrategias a seguir y la planificación para llevar a cabo el proyecto.

Para crear un plan de marketing efectivo este tiene que contar con tres niveles: analítico, estratégico y operativo. El plan se aplica a cualquier tipo de negocio, independientemente de su sector o tamaño. Elaborarlo es muy importante debido a varios motivos, entre ellos, destacamos los siguientes:

Permite que puedas conocer mejor a tu público objetivo y a tus competidores.

Te ayuda a obtener una visión más exhaustiva del sector y a reconocer tu cuota de mercado.

Planifica todas tus acciones (a lo largo de un año o el periodo que establezcas) para que puedas saber con qué presupuesto contar y qué recursos destinar a tu campaña de marketing.

Permite definir tu propia estrategia de comunicación. Gracias al plan de marketing, se plantean acciones enfocadas en los objetivos de la empresa. Por ende, se garantiza que estas acciones a seguir sean coherentes las unas con las otras.

Se evitan sorpresas desagradables que obstaculizan el cumplimiento de los objetivos empresariales.

Puedes llevar a cabo evaluaciones periódicas para comprobar el ROI (Return On Investment) y tomar tus propias decisiones de mejora.

Cómo es la estructura del plan de Marketing

Como hemos mencionado anteriormente, un buen plan de marketing cuenta con tres niveles.

El primer nivel es meramente analítico. Consiste en un análisis interno de los consumidores, de los antecedentes y de la competencia. Aquí es donde se realizan los estudios de mercado (estacionalidad, cuota de mercado y estudio comercial general: productos, promociones, precios etc.). Así mismo se realiza un DAFO para ver cuáles son nuestras “Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades” en el mercado.

El segundo nivel es el estratégico. Aquí, lo importante es saber responder eficazmente a las preguntas: ¿por qué existe mi negocio? y ¿qué quiero para mi negocio en el futuro? Se establecen para ello unos objetivos alcanzables y relevantes que nos permiten posicionarnos en el mercado y mostrar nuestras ventajas competitivas.

Finalmente llega el nivel operativo, donde se concreta el producto, el precio, la distribución y la promoción. Se definen para ello un plan económico y unos “timings” o tiempos de puesta en marcha.

En resumen, un buen plan de marketing es un informe muy elaborado donde se especifican correctamente los objetivos a lograr, así como las estrategias, tácticas y medios que emplearemos para alcanzar dichos objetivos. No solo nos ayuda a justificar cómo va nuestro negocio hasta ahora, sino que además explica la dirección que la empresa debe tomar.  Para que sea plenamente efectivo es conveniente revisarlo cada año o ir renovándose periódicamente. Es un documento de vital importancia para la empresa y el resultado de una profunda investigación.