Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

¿Qué conocimientos sobre educación financiera tiene la población española?

La educación financiera continúa siendo una de las asignaturas pendientes de la población española. Muchos ciudadanos desconocen conceptos tan básicos como qué es una hipoteca, un fondo de inversión o un tipo de interés.

Algunas instituciones y organismos como la CNMV o el Banco de España están realizando verdaderos esfuerzos para corregir esta situación, sobre todo fijando una serie de objetivos, recogidos en el Plan de Educación Financiera 2018-2021. Pero todavía queda mucho camino por recorrer. 

Dificultad para entender algunos conceptos económicos y financieros

A lo largo de los últimos años, algunos estudios han evidenciado los pobres conocimientos económicos y financieros de la población española. De la última Encuesta de Competencias Financieras, promovida por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se sacan conclusiones muy interesantes, ya que tan solo el 58% de los españoles comprende el concepto de inflación, frente al 66% de media en la UE, y menos de la mitad sabe qué es el interés compuesto, un 46%, y la diversificación de riesgo solo la definen correctamente un 49%.

En la misma línea se sitúa un informe de Rastreator, que utiliza datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y que afirma que más de siete millones de españoles (un 25% de la población) no tiene conocimientos sobre productos financieros.

A nivel financiero, también existe un largo camino por recorrer. Por ejemplo, y tomando como referencia la última encuesta realizada por Raisin, aunque la mayoría de encuestados conoce la existencia del Fondo de Garantía de Depósitos, tan solo una pequeña proporción de los ahorradores (el 13%) sabe que sus ahorros están garantizados en España y en cualquier otro país europeo.

Los españoles siguen confiando sus ahorros a depósitos sin rentabilidad

Esta falta de cultura financiera se nota cuando hablamos de los productos de ahorro e inversión de la mayoría de ciudadanos españoles. Según datos del Banco de España, los españoles guardan en depósitos a la vista y a plazo de menos de dos años un poco más de un billón de euros, equivalente al 100% del PIB español. 

Por poner estos datos en perspectiva, el patrimonio de los fondos de inversión domésticos en España es cuatro veces menor, de 260.895 millones de euros, según datos de Inverco. Es decir, la mayoría de ahorradores piensan únicamente en las ofertas de sus bancos para depositar su dinero.

Y todo ello a pesar de que España se sitúa a la cola en el rendimiento de los depósitos españoles, ya que ofrece un interés de tan solo el 0,01%. Es decir, la mayoría de españoles están perdiendo poder adquisitivo año tras año, ya que el rendimiento de sus depósitos es inferior al nivel de la inflación.

Muchos ciudadanos muestran su interés por aprender

Sin embargo, esta tendencia parece estar cambiando. Una encuesta reciente de Raisin pone de manifiesto que nueve de cada diez ahorradores españoles deposita su confianza en ofertas de entidades bancarias europeas, que proporcionan un tipo de interés sensiblemente mayor que las rentabilidades que ofrecen las entidades españolas.

Además, la misma encuesta pone de relieve el gran interés que tienen los ahorradores por aprender, ya que un 79% de los encuestados afirman que quiere aprender más sobre el tema, un hecho que sin duda serviría para que estas personas pudiesen dar un mejor destino a sus ahorros.

Y aunque la mayoría de personas están comprometidas con su planificación financiera, lo cierto es que muchos desconocen cuáles son las herramientas ideales para cumplir con sus objetivos.