Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

¿Qué es la sonda lambda y cuál es su función en el coche? ¿Qué es la sonda lambda y cuál es su función en el coche?

¿Qué es la sonda lambda y cuál es su función en el coche?

banner click 241 banner 241

Si estás realizando tus primeros pinitos en mecánica, este post es para ti y si no, también, ¡nunca se sabe cuándo te va a tocar reparar alguna avería en el coche!

 

El artículo de hoy lo vamos a dedicar a la sonda lambda. Hablaremos de su función, sus tipos, su relación con el medioambiente y mucho más. ¡Acompáñanos y te lo contaremos todo!

 

¿Qué es una sonda lambda?

La sonda lambda es una parte del vehículo cuya misión es analizar la concentración y calidad del aire en la combustión, esto es, medir la cantidad de oxígeno que existe en los gases de escape. 

 

De esta manera, mediante este elemento se puede determinar si la mezcla de combustión tiene aire en exceso o si por el contrario es la adecuada. 

 

Cabe señalar, que la cantidad que se quema de combustible y aire no debe ser aleatoria, sino estequiométrica, es decir, en la proporción idónea para garantizar que todos los componentes se mezclan completamente, o lo que es lo mismo, resulta preciso que queme un gramo de gasolina por cada 14 gramos de aire, siendo esta una cifra estándar que de no respetarse, puede producir una oxidación excesiva de los hidrocarburos en el interior del catalizador.

 

Por último, indicar que un requisito imprescindible para que la sonda lambda pueda realizar la medida correctamente y funcionar como debe, es contar con una  temperatura que ronde los 340ºC. Es por esta razón, que normalmente va acompañada de una resistencia eléctrica que le ayuda a aumentar la temperatura.

 

La sonda lambda y el medioambiente

Desde 1988 hasta el momento actual, la normativa EURO tiene como principal empeño procurar que los fabricantes de vehículos incorporen en sus filas, métodos eficaces para reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera.

 

Algunas de estas medidas restrictivas son la eliminación de plomo en la gasolina, el aumento de número de marchas, la integración de catalizadores, la reducción de cilindradas o el montaje de sensores como la sonda lambda, también denominada sensor de oxígeno. El objetivo no es otro que analizar los gases de escape, reduciendo el régimen del motor y bajando así el consumo y las emisiones contaminantes.

 

En cuanto a su función

Con el buen funcionamiento de la sonda lambda se conseguirá un rendimiento del motor adecuado y se reducirá notoriamente la contaminación, cumpliendo a su vez con la normativa EURO. La sonda realiza dos funciones fundamentales dentro del mecanismo del motor de un automóvil. 

 
  1. Actúa como sensor de medición o control: Se encuentra situada antes del catalizador y controla la cantidad de oxígeno presente en los gases.
  2. Actúa como fuente de información, al encargarse de enviar señales eléctricas a la unidad de control de motor, para que este ajuste la mezcla de manera que sea estequiométrica y obtenga como resultado una combustión perfecta.

Variedades de sonda lambda

Se pueden hallar dos tipos de sonda lambda en el mercado actual:

 

1.- Sonda lambda binaria o de banda estrecha. Es de menor precisión aunque también la más económica. 

2.- Sonda lambda lineal o de banda ancha. Es mucho más precisa a la hora de efectuar la medición y en consecuencia, su precio es mayor que el de la banda binaria. Es preciso señalar que existen dos tipos de sondas lambda de banda ancha:

  • De primera generación: contienen un canal de referencia de aire exterior para realizar su función. 
  • De segunda generación: no precisan de ese canal de referencia para funcionar, lo que supone un ahorro en la potencia consumida por estas sondas, además de que el tiempo de calentamiento inicial es menor y su vida útil es mayor.

Problemas más frecuentes en la sonda Lambda

Al igual que ocurre con cualquier otra pieza de nuestro vehiculo, la sonda lambda puede fallar, repercutiendo directamente en el funcionamiento del motor.

 

Para que vayas tomando nota, a continuación te mostramos algunos de los principales síntomas y averías que sufre este elemento con mayor asiduidad.

 
  • Sonido del motor: Si el motor presenta un sonido áspero y funciona de manera desigual, puede ser a causa de que la mezcla de oxígeno/gasolina sea demasiado rica, haciendo que el motor se vuelva menos eficiente. 
  • Mayor consumo de combustible. En línea a con el punto anterior, una relación de oxígeno/combustible muy abundante o excesivamente pobre, dificulta el buen hacer del motor gastando más combustible de lo habitual, lo que puede traducirse en una avería de la sonda lambda.
  • Fallo en la prueba de emisión. Se puede detectar fácilmente ya que produce un olor bastante desagradable. Si se da esta situación no debes esperar mucho tiempo para cambiar la sonda ya que si te retrasas aumentará el coste de la reparación. 
  • Encendido de la luz “Check Engine” del vehículo. Esto es un claro indicio de que el sensor de oxígeno no funciona debidamente.
  • Extrañas sacudidas. Surge cuando el conductor a la hora de salir, siente que el coche vacila al presionar el acelerador o cuando “quiere seguir camino” frente a una luz roja.

Por todo lo anterior, conviene realizar una revisión periódica del buen funcionamiento de la sonda Lambda, para evitar en lo posible sorpresas desagradables a largo plazo. 

 

Debes saber que la vida útil de una sonda Lambda es de 170.000 kilómetros aproximadamente y que el coste de una unidad oscila en torno a los 25 euros. Por otra parte, es muy posible que puedas sustituirla tú mismo, si el acceso a la misma en el motor así lo permite.

 

Eso sí, desde aquí te recomendamos que antes de decidirte a cambiarla, solicites el asesoramiento de un experto equipo de profesionales como el que encontrarás en el marketplace DAPARTO, una plataforma online segura y confiable, que cuenta con una amplia trayectoria en el sector y en la que podrás localizar, comparar y comprar todo tipo de recambios de coches, con la garantía que mereces.