Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Se acabaron las excusas para aprender inglés Se acabaron las excusas para aprender inglés

Se acabaron las excusas para aprender inglés

banner click 241 banner 241
A estas alturas, decir que aprender inglés es importante resulta una obviedad. Es el idioma más hablado del mundo, con 1.348 millones de hablantes, por encima incluso del chino. Es una de las lenguas más empleadas a nivel internacional, sobre todo en el ámbito profesional, una que nos inculcan desde pequeños en la escuela y a lo largo de toda nuestra formación académica. Aun así, siempre tenemos que acabar buscándonos asistencia y ayuda extra para aprender realmente cómo se usa este idioma.

Algo que nos lleva a buscar algún buen curso de inglés intensivo con tutores nativos, con expertos en inglés que nos permitan entender sus entresijos y sus expresiones, tener un dominio del idioma que nos dé la capacidad para usarla tanto de forma escrita como oral. Por suerte, ahora lo tenemos más fácil que nunca gracias a internet y las nuevas soluciones que plantean los profesores online.

El inglés, un idioma clave para la evolución del español

Aunque sea un idioma que para muchos resulta complicado de asimilar, lo cierto es que la influencia del inglés en la lengua española es más que considerable. Desde hace décadas, ha ido conformando nuestra lengua, hasta el punto de haber normalizado muchos de los términos suyos en nuestra lengua, esos anglicismos que hemos naturalizado por completo. ¿Un ejemplo claro? La palabra fútbol, procedente de "football" y cuya alternativa en nuestra lengua era balompié.

Con el paso de los años, su influencia se ha vuelto todavía más clara, sobre todo entre las generaciones más jóvenes. Ahora, que el mundo está más conectado que nunca y que el consumo de contenidos en inglés a diario es algo de lo más habitual, se ha vuelto especialmente frecuente el uso de términos directamente en la lengua de Shakespeare. Solo hay que pensar en el ámbito laboral, y en cómo conceptos como "hacer una daily" para hablar de la reunión diaria entre trabajadores, de los "partners" cuando se hace referencia a los socios, o de los "sponsors" para hablar de los patrocinadores. 

Esos son solo algunos casos, aunque entre el público más joven es habitual oír palabras como "hate", "beef", "bae", "crush" y un sinfín más que proceden directamente del argot británico o estadounidense y cuya masificación en el español se ha debido principalmente al uso de las redes sociales, los smartphones y de internet en sí.

La influencia es clara, y con el tiempo lo será todavía más. Por eso aprender a dominar este idioma se está volviendo más y más importante a cada día que pasa. La parte positiva es que cada vez lo tenemos más presente en nuestras vidas y que, además, también tenemos muchas más facilidades para estudiarlo. A día de hoy, aprender idiomas online usando aplicaciones, clases virtuales, cursos online o aprovechando los recursos que hay en general en internet es algo muy sencillo. Por eso mismo, lo tenemos más fácil que nunca para reconciliarnos con el inglés y aprenderlo de una vez por todas. Las herramientas están ahí, solo hay que animarse a zambullirse en él de una vez por todas.