Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Tintar las lunas de un coche: qué debes saber Tintar las lunas de un coche: qué debes saber

Tintar las lunas de un coche: qué debes saber

banner click 241 banner 241

Son muchos los usuarios de vehículos que deciden tintar las lunas de su vehículo, ya sea por razones estéticas, uno de los principales motivos para hacerlo, o incluso por los beneficios que aporta durante la conducción, tal como veremos más adelante.

Sea cual sea la razón por la que se toma esta determinación, es importante tener en cuenta una serie de aspectos imprescindibles, tales como la importancia de utilizar láminas para tintar lunas coche homologadas, o que éstas únicamente pueden colocarse en las ventanillas laterales traseras y en la luneta, nunca en las ventanillas delanteras ni en el parabrisas frontal.

El resto de aspectos a tener en cuenta se muestran a continuación. 

 

Beneficios que ofrece el tintado de lunas

Como se comentaba anteriormente, uno de los principales motivos por los que se lleva a cabo el tintado de lunas es por cuestiones meramente estéticas, pero hay que tener en cuenta que además, estos elementos ofrecen múltiples beneficios tanto al conductor como al resto de ocupantes del vehículo.

  • En primer lugar, aporta privacidad a los ocupantes que se encuentran en la zona trasera del vehículo y permite dejar en el coche cualquier elemento en esta parte sin riesgo alguno, ya que no existe visibilidad del interior desde la parte externa del mismo.
  • Del mismo modo, protege a los ocupantes de los asientos traseros del sol, lo que a su vez conlleva varios beneficios. Por una parte, protege de los rayos ultravioleta, no solo a las personas que se encuentren en el interior del vehículo, sino también a cualquier otro elemento ubicado en dicho punto, protegiéndolos de los efectos que puede causar el sol, llegando a desgastar la tapicería. Del mismo modo, al limitar la entrada de rayos solares, la temperatura interior será inferior, haciendo que no sea tan complicado enfriarlo, con el ahorro de combustible que esto supone.
  • Al disponer de una luneta trasera tintada es más difícil que un vehículo que circula con luces intensas durante la noche detrás de nuestro vehículo nos deslumbre, ya que una vez más, la opacidad del cristal limita la entrada de luz externa.
  • Por último, puede resultar como elemento de seguridad, ya que dado el material de fabricación de las ventanillas traseras y la luneta, el cristal tiende a romperse en muchos pedazos al sufrir un impacto. Pero cuando estos vidrios están tintados, se mantienen unidos por la lámina adhesiva tintada.
 

¿En qué consiste el proceso de tintado de las lunas del coche?

Para garantizar que las lunas tintadas colocadas en un vehículo estén correctamente homologadas, estas deben ser colocadas en un taller especializado. Ahora bien, nunca está de más conocer los pasos a seguir para su instalación.

  1. En primer lugar, es imprescindible limpiar concienzudamente los vidrios sobre los que se van a colocar las láminas adhesivas. Se recomienda utilizar agua y jabón y evitar hacerlo en un lugar donde una vez limpios puedan adherirse nuevas motas de polvo.
  2. A continuación, es necesario cortar los adhesivos a un tamaño parecido al de los cristales, dejando siempre un margen de error que se recortará una vez se hayan adherido.
  3. El siguiente paso es retirar la capa protectora de la lámina adhesiva y rociar el lado que se va a pegar sobre el cristal con agua y un poco de jabón en spray. Este mismo proceso se debe realizar en el cristal por la parte interna del vehículo, que es donde se va a pegar la lámina. Esta humedad va a permitir manejar el adhesivo con facilidad. Cabe destacar que las temperaturas elevadas harán que este se seque más rápidamente, por lo que se recomienda evitarlas durante el proceso.
  4. Una vez hecho esto, llega el paso más importante de todo el procedimiento, el pegado de la lámina en cuestión. Una vez colocada en el lugar adecuado, será necesario retirar las burbujas y el líquido que haya podido quedar entre el adhesivo y el cristal con ayuda de una espátula de goma.
  5. Lo siguiente que hay que hacer es recortar las partes sobrantes con un cúter, teniendo como referencia los bordes del cristal.
  6. Para terminar, se aconseja limpiar de nuevo los cristales ya tintados con agua y jabón.
 

Tipos de lunas tintadas existentes en el mercado

Otro de los aspectos imprescindibles a tener en cuenta a la hora de tintar los cristales de un vehículo son los tipos de tintados disponibles. Existen múltiples opciones en cuanto a formas y colores, pero todos ellos se pueden englobar en dos tipologías principales:

  • Láminas tintadas: se trata de los modelos especificados en el apartado anterior, aquellos que es necesario recortar en función del vidrio sobre el cual se van a colocar.
  • Láminas pre-cortadas: estos adhesivos están prediseñados en distintos tamaños y diversos colores en función de los distintos modelos de vehículos. Su colocación es algo más sencilla, puesto que no es necesario realizar ningún recorte, ya que su tamaño está adaptado directamente al vidrio en cuestión.
 

Cabe destacar que el precio de tintar las lunas de un coche depende de varios factores, principalmente el tamaño de los cristales, el tipo de láminas a colocar y el color de las mismas. Pero se puede establecer, como coste medio, que el presupuesto de un procedimiento de estas características está entre 150€ y 200€.

 

¿Hay algún problema a la hora de pasar la ITV con lunas tintadas? Homologación necesaria para hacerlo correctamente

La respuesta correcta es depende, ya que en caso de utilizar lunas tintadas homologadas no existe ningún tipo de problema, pero en caso de que estas no estén certificadas, no solo se corre el riesgo de no pasar la ITV, sino que además es posible recibir una sanción por parte de un agente de tráfico.

Para evitar cualquier riesgo es necesario solicitar al taller que va a llevar a cabo este procedimiento, que entregue el certificado de laboratorio con todos los datos del laminado y que se incluyan los datos del vehículo, del taller donde se ha realizado el tintado, así como la fecha de dicho cambio.

Además, las láminas adhesivas también deben llevar un sello que certifique que se trata de modelos homologados.

 

Ahora que ya dispones de toda la información necesaria para tintar las lunas de un coche, ¿te animas a hacerlo?